Apariencias

capítulo 5

La alarma de mi celular suena y me tengo que estirar para apagarla.
No encuentro el aparato así que muevo mi mano en su búsqueda, me detengo cuando escucho un golpe.

Me levanto un poco y abro solo un ojo, diablos, mi celular ahora esta en el suelo.

Obligo a mi cuerpo a levantarse de la cama y me dirijo a la ducha.
Mientras el agua recorre mi cuerpo me permito pensar en el día de ayer.

Fue solo un día pero siento como si hubiese pasado mucho tiempo.

Al salir de la ducha me visto y arreglo mis cosas mientras tengo una toalla envuelta en mi pelo. Dejo al ultimo mi celular que aun sigue en el suelo, y al recogerlo paso a llevar una tecla del costado y la pantalla se enciende mostrándome la hora.

Esto no puede ser. Tengo solo 10 minutos para llegar a la escuela . Normalmente el camino lo recorro en 15 minutos pero deberé hacer magia.

No pierdo ni un minuto, me quito la toalla del pelo, tomo mi mochila y bajo las escaleras corriendo. En el ultimo peldaño me resbalo y choco con la pared que tiene un cuadro.

Genial. No podría ser mejor.
Cuando logro recuperar el equilibrio corro de nuevo y salgo de la casa.

No se como pero logre llegar a la escuela un minuto antes de que tocaran el timbre. Estoy tan agitada que tengo que afirmarme de la reja que esta en la entrada, varias personas pasan a mi lado y me miran raro.

Escucho una voz femenina gritar me nombre y volteo.

- Clary ¿pero que te ha pasado chica?- dice Lina

- Me quede dormida- respondo sonriendo

- ¿Y la alarma?- dice cruzándose de brazos

- Emm... bueno... Creo que la pospuse dormida- digo rascándome la nuca

- Esta chica por dios- dice Lina mirando en cielo y alzando sus manos

Justo cuando termina de hablar tocaron el timbre. Nos vamos a la sala de clases y cuando entramos a ella vemos a Sara sentada en su lugar.

- Hola- dice Lina

-Hola- digo

-Hola chicas- nos saluda Sara- Clary que te paso?

- Me quede dormida- dije encogiéndome de hombros

- Pues al menos arréglate el pelo. Parece como si te hubieran atacado- dice Sara

-Que? Lina ¿por que no dijiste?- digo sobandome el pelo

-Porque es divertido verte así- dice Lina conteniendo la risa

Ruedo los ojos y me voy a sentar a mi lugar, poco la sala se llena con los demás estudiantes y llega el profesor.

Pongo mi cabeza sobre la mesa mientras el profesor pasa la asistencia. Noto que alguien se sienta a mi lado. 
Que raro. Mi compañera de banco esta con licencia por bastante tiempo.

Levanto la cabeza y veo a Dean.

- Hola Claryssa, ¿como estas?- dice mirándome

-Hola Dean. Bien ¿y tu?- digo

- Bien- dice- Oye ¿puedo sentarme contigo a la hora de almuerzo?

- Claro. Ademas si tienes alguna pregunta sobre la escuela con gusto te ayudare mientras te adaptas- le digo con una gran sonrisa, que es obviamente fingida

El profesor nos estaba mirando así que tuve que ser educada, como ellos creen que soy, y ofrecerle ayuda a este chico que quiero lo mas lejos de mi posible.

Ayer acepte no se que, pero era para que dejara de presionar. No quiero que me conozca.

Soy educada lo reconozco, pero puedo dar muy borde y malhumorada si quiero.

-No hagas eso- me dice

-Que cosa?- digo sin quitar la sonrisa

-No sonrías así si no lo sientes- dice

- que?- digo sorprendida

-Conmigo no finjas. No te funcionara- me dice volteando la mirada a la pizarra

Me descubrió. Este idi... digo este chico es mas inteligente de lo que pensaba.

En eso el profesor comenzó con la clase y Dean no dijo nada mas. Yo no mencione nada al respecto.

Me aterra pensar que mi perfecta actuación no funcione con él. No lo conozco y me puede delatar, aunque por alguna razón, siento que no lo hará.

Como dijo Dean, a la hora de almuerzo se sentó en la mesa en que estaba con las chicas.

Lina y Sara quedaron boquiabiertas cuando se acerco con su aire de bad boy.

Rode los ojos y seguí comiendo hasta que el pelinegro hablo.

-Chicas, ¿desde cuando conocen a Claryssa?- pregunta Dean

Al escucharlo se me cayó el tenedor con que comía. Creo que me equivoque al pensar que no diría nada, no se a que quiere llegar.

-Por que preguntas?- habla Sara

-Curiosidad, solo quiero conocer a Claryssa- dice despreocupado

Claro, ya me acuerdo. Ayer dijo que si yo no le contaba de mi iba a averiguar.

-Pues la conocemos desde hace 10 años. Íbamos al colegio juntas- dice Lina

-Por que la llamas Claryssa?- dice Sara

- Bueno, ese es su nombre ¿no?- dice Dean

-Si pero no le gusta que la llamen así. Por eso la llamamos Clary- dice Sara fulminándolo con la mirada

Levante la mirada al escucharla ¿como sabe eso?
Se supone que nadie lo sabia, cada vez que me llaman por mi nombre no reclamo ni me doy el tiempo de corregirlos.

- Vaya eso no lo sabia- dice Dean con una sonrisa

Creo que esto va mal. A pesar de que esta sonriendo puedo notar que esta molesto, pero ¿por que?

Este si que es bipolar.
Iba a decir algo pero una grave voz interrumpe en nuestra mesa. Escucho un "Hola lucers".



#43933 en Novela romántica
#7065 en Chick lit

En el texto hay: amor, dolor, amor tristeza

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.