Apariencias

12: Celos

Me levanto animada y me arreglo rápidamente.

Tengo un buen presentimiento, siento que hoy sera un gran día.

Ya lista , tomo mi mochila y mi teléfono con mis audífonos.

Bajo la escalera de dos en dos, tomo una manzana de la cocina y salgo a la escuela.
En el camino me coloco mis audífonos y pongo una de mis canciones favoritas, The Hardes Part de Coldplay.

Miro a mi alrededor y todo se ve tranquilo, los gatos de las casa acicalándose cerca de las entradas, las tiendas abriendo, y el tráfico común de esta hora.

Comencé a tararear la canción sin darme cuenta, justo cuando venia la mejor parte alguien choca conmigo haciendo que mi teléfono caiga por el impacto.

- Pero que mi...- digo recogiéndolo y verificando que no le haya pasado nada grave

-Oh Clary, lo siento no te vi- me dice una voz conocida

- Vaya buenos días que me das Dean- digo con sarcasmo

- Jeje enserio lo siento, pero con lo enana que eres no te vi- dice revolviendo mi cabello con su mano

- Si intentas molestarme no te funcionara. Estoy consiente que soy un pitufo y ya no me molesta- digo apartando su mano

- Mmm... Podemos solucionar eso, encontrare algo con que fastidiarte- se encoge de hasta hombros y comienza a caminar

- Ja, suerte con eso chico- digo poniéndome a su lado

Hablamos de cosas triviales el resto del camino, hasta que llegamos a la escuela.

- Por cierto, no le paso nada a tu teléfono ¿verdad?- dice preocupado

- Nada grave por suerte, pero me debes un helado por los daños causados- digo mirándolo fijamente

Él me sostiene la mirada, serio, hasta que ambos nos largamos a reír.

- Okey niñata, tendrás tu helado- dice negando con la cabeza, divertido

- Siii!- digo aplaudiendo

A lo lejos escuchamos un risa que se vienen acercando.

- Hola Clary, hola Dean- dice Sara

- Hola Sara- decimos los dos a la vez

- Llegaron juntos?- pregunta ella

- Sí, nos encontramos en el camino- dice Dean

- Claaaaryy- dice Lina lanzándose a mi cuello

- Hola Lina, me asfixias- digo tocando su brazo para que se separe

Luego de que se saludaran todos, entramos a la escuela y fuimos al salón de clases.

Al entrar en el salón, una chica rubia estaba sentada en la mesa de Dean rodeada de dos chicas más.

Yo me senté en silencio y Dean al acercarse a su puesto llamó la intención de las chicas, principalmente de la rubia.

- Hola guapo- dijo enrollando un mechón de pelo en su dedo

- Hola linda- dijo Dean coqueto

Yo rodé los ojos, y como faltaba para que el profesor llegara me puse mis audífonos y me recosté en mi mesa.

Aún escuchando música, podía escuchar las risitas de la rubia. Era tan molesto.

Dean le decía algo y ella prácticamente se derretía.

Cuando tocaron timbre, el profesor llegó puntual y yo retire mis audífonos.

- Poooor fin se fue, que molesta- dije bufando

Dean me miro y al entender de lo que hablaba una sonrisa burlesca cruzo su cara.

- Celosa?- dijo

- Ah?- lo mire extraño- Claro que no.

- Jajaja vaya vaya, la pitufa resulto ser una celosilla, eh?- dice divertido

- No lo estoy, y no me digas así- lo fulmine con mi mirada

O eso intente, porque el se largo a reír

- No lo niegues, y tu misma te llamaste así, porque no puedo hacerlo yo?- dice

- Lo niego porque no es verdad. Y solo yo me puedo llamar así y punto- digo con el seño fruncido

Dean iba a contestarme pero un garraspeo llamo nuestra atención.

- Si ya terminaron Señor Black y Señorita Brown, me gustaría empezar con la clase- dice el profesor

- Lo sentimos- decimos Dean y yo juntos

Creo que se hará hábito hablar a la vez.
El profesor imparte su clase con la atención de todo el salón, y en una de sus pausas pienso el lo que dijo Dean.

¿Celosa yo?

Claro que no. No es como si Dean me gustara o algo... Claro que no...

Me abofeteo mentalmente y pongo atención antes de llegar a una conclusión que no quiero.

Al la hora del almuerzo, todo estaba normal. Hasta que apareció la rubia de antes.

- Hola Dean, nos podemos sentar contigo?- dice melosa

Ay por dios, un poco de dignidad. Que fastidio.

Dean mira a las chicas que se encogen de hombros y siguen conversando entre ellas, y luego me mira a mi que estoy mirando mi comida.

- Claro, adelante- dice señalando las sillas vacías de la mesa.

La rubia agarro una y la arrastro cerca de Dean, mientras que sus amigas se sentaron entre las chicas y yo.

Comía en silencio mientras los demás hablaban entre ellos, cuando llega un inspector y nos pide nuestra atención.

- Chicos, ha surgido una reunión urgente para todos los funcionarios de la escuela, por lo que todos se irán luego del almuerzo- dijo, y todos celebraron menos yo

El inspector se retiro luego de agradecernos por escuchar y todo volvió a la normalidad.

- Dean que tal si vamos a algún lugar luego de la escuela- digo la rubia de la cual ni se su nombre, ni me interesa saberlo

- Lo siento Tania, iré con Clary por un helado. Será otro día- dice Dean

Aun sin mirar a la chica puedo sentir su mirada molesta. Y todos en la mesa lo notaron, incluso Dean



#44084 en Novela romántica
#7088 en Chick lit

En el texto hay: amor, dolor, amor tristeza

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.