Apariencias

18: una frase

Narra Dean

Estoy impresionado.

Nos esperaba ninguna de las dos cosas.
No puedo sacarme de la mente la cara triste de Clary. Esos lindos ojos cafés parecían sufrir tanto.

Y tenia que llegar el estúpido de Nelson. Creí haberle dejado claro que no se acercara a nosotros.

Cuando él se acerco tanto a Clary me dieron ganas de partirle la cara. Hace mucho que no deseaba golpear a alguien y Nelson despertó otra vez ese deseo.

¡¡¿Y qué tanto le decía por dios?!!

Lo veía hablándole y ella solo estaba seria, pero luego de un rato la cara de Clary volvió a cambiar.

Tristeza. De nuevo mostraba esa dolorosa expresión.

Pude ver que me miro de reojo, pero aparto rápidamente la mirada. No tuve que esperar mucho más para ver a Clary levantarse y salir de la cafetería casi corriendo.

Maldito Nelson! Tiene que haberle dicho algo. Un momento.

¿por qué Nelson se ve triste también?
¿y por qué mierdas sigue a Clary?

¿que demonios pasa?

Miro a las chicas y ellas se ven totalmente confundidas. Sara me mira y me señala preocupada la puerta por donde salieron.Y Lina me está suplicando con la mirada que vaya detrás de ellos.

Intento pararme pero se me había olvidado que tenia a alguien en mi regazo.

- Tania debo levantarme- digo lo más amable que puedo

- por qué?- me pregunta ella

- Tengo algo que hacer- a ella no parece gustarle mi respuesta

- No Deani, quédate conmigo- dice pasando sus brazos por mi cuello

- No, tengo algo que hacer. Así que has el favor de quitarte de encima- estoy perdiendo la paciencia

- Vamos Deani, sabes que quieres estar conmigo. Esta bien, yo también quiero estar contigo. Somos una hermosa pareja- me dice intentando besarme

Rápidamente giro mi cara. Pero que rayos... ¿que clase de películas se esta pasando esta? No estoy para juegos, necesito ir con Clary.

- Vamos perra ya muévete, ¿es que acaso no vez que no te quieren?- dice Lina

- No sabía que las garrapatas se pegaba a los humanos- dice Sara

Puedo notar que ambas están enojadas. Tania las mira perpleja y luego a mi.

- Deani!- chilla- Diles algo

- Algo. Listo. Ahora quítate por favor- digo levantándome del asiento

La cara de la rubia es un poema. Se aparta por fin y solo miro a mis amigas. Ellas asienten y yo me pongo a correr. Debo apresurarme, no puedo dejar a esos dos solos.

Por lo que sé, la ultima vez que hablaron no terminó bien. De hecho, yo mismo presencié el estado de Clary luego de que Nelson se había aparecido en su casa.

Nelson hablo conmigo el día siguiente a eso. Quería convencerme de dejar a Clary y a las chicas y unirme a su grupo, los populares. Me dijo que podría tener a cuantas chicas quiera y que seria muy conocido.
Lo que Nelson no sabia era que nada de eso me importaba, yo solo las quería a ellas.

Cuando llamo basura a las chicas me enfade tanto que casi termino golpeándolo. Tenia el cuello de su polera sujetado y estaba a punto de darle un puñetazo cuando escuche que venia un inspector. Lo solté y me fui con las chicas.

Desde eso no habíamos hablado mucho. Él seguía insistiendo pero yo negaba rotundamente.

¡Maldición!

¡¿Donde están?!

Corro y corro pero no los encuentro. El patio central, no. La sala, no. Pasillos, no.

"Aveces me gusta alejarme un poco, a leer un libro quizásApartada de todos pero a la vez tan cerca..."

Claro!

Clary me lo dijo un día. Un lugar donde puede estar tranquila.
¡El pequeño patio escondido detrás de la cafetería!

Ese patio tiene unos pocos árboles. Nadie va ahí porque esta muy alejado de los salones. Clary debe estar ahí.

Comienzo a correr de nuevo, desesperado. Tengo un mal sabor de boca, un mal presentimiento y estoy seguro que tiene que ver con Nelson.
Más le vale que no la haya lastimado porque si lo hizo...no responderé por mis actos. Le romperé su estúpida cara sin vacilar ni un segundo.

Con mi pasado, mis manos ya conocen esa sensación. Golpear, romper cosas. No es algo muy difícil, pero con todo lo que me cargo, será aun más fácil.

Ya casi llego, voy pasando por la cafetería puedo ver a las chicas salir, están discutiendo con Tania. La asustan y le gritan, y Tania intenta defenderse.

Son buenas amigas aunque están un poco locas, en el buen sentido . Me he dado cuenta de que quieren a Clary como a una hermana, y la protegen como tal. Aunque Clary no se de cuenta de ello. Ellas estarán ahí para ella como lo están ahora. Tuve suerte de poder conocerlas, conmigo también son algo protectoras y me siendo honrado de que me traten así.

Listo llegue, solo me falta doblar. Estoy apunto de hacerlo pero una simple frase me impide hacerlo. Una simple frase me detiene.



#44079 en Novela romántica
#7087 en Chick lit

En el texto hay: amor, dolor, amor tristeza

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.