¿dónde está Eva Meyer?

*Capítulo 1* HERENCIA

*Capítulo 1*

-EVA VAMOS- dije al teléfono después de escuchar el correo de voz por doceava vez-

-¿No logras contactarte aún?- Dijo Finn al lado de mi escritorio de oficina con una taza de café en mano mientras su cara expresaba confusión-

-No, mi prima no contesta…- dije derrotada cuando de pronto una llamada entro en mi celular de un número desconocido- EVA- grité esperando escuchar la voz de la recién nombrada pero no fue su voz la que sonó del otro lado sino mi madre-

-Helga- dijo mi madre preocupada-

-¿Qué ocurre?- dije asustada-

-Hay reunión urgente de toda la familia Mayer- dijo con un pequeño sollozo-

-Madre ¿Qué esta ocurriendo? ¿Por qué llora?- dije aún preocupada-

-Hablaremos de ello en la reunión- dijo mi madre y cortó la llamada-

-¿Algún problema?- dijo Finn y solo voltee a él con la misma cara de confusión-

-No lo sé- dije sin saber que decir y el volvió al trabajo detrás de su computadora y de pronto su celular sonó-

-¿Bueno? ¿Mamá? ¿Qué ocurre? ¿Qué? ¿Hoy? Si, bien, bien iré- dijo soltando un suspiro-

-¿A ti también te invitaron a la reunión?- dije viéndolo suspirar y asintió-

-¿De qué se trata todo esto?- dijo Finn-

-Tampoco sé, pero sea lo que sea es algo importante como para reunir a  todos los Meyer juntos- dije suspirando-

*Horas más tarde*

Llegué a la casa de mi tía Blossom  y mi tío Reginald por alrededor de las 8 de la noche, La casa estaba rodeada  de coches por lo que supuse que la familia había llegado.

Pasé por la puerta principal y todos parecían decaídos, algo definitivamente no estaba bien.

-Helga ya que has llegado creo que es momento de decirlo- dijo mi tía Blossom-

-¿Qué ocurre madre?- dije susurrando a mi madre, ella solo sollozó-

-Familia, tenemos una  noticia, deben de estar preguntándose ¿Qué ocurre?…- dijo mi tío Reginald y fue interrumpido-

-Como saben la  abuela Mayor Meyer  murió hace dos semanas y aquí está el encargado de dar a conocer su testamento ¿Alguien tiene algún inconveniente con ello?- dijo mi tía Blossom mirando a todos-

- Creo que ya es momento de leerlo - dijo mi tía Gertrudis-

- El duelo sigue pero debemos saber cuáles fueron las últimas palabras de la abuela Mayor Meyer- Dijo mi tío Ignacio-

- Bien creo que podemos comenzar – dijo mi tía Blossom mientras se hacía paso para que él señor no muy mayor hablará-

-Abran- le hablo al señor no muy mayor-  Puedes empezar- dijo mi tío Reginald-

-La señora Noelia Dorothea  Whitney Solstein, o como muchos la conocían La abuela mayor Meyer ha dejado una carta a mano para su familia, esta carta fue escrita con los exámenes correspondientes demostrando que la señora Noelia Dorothea estuvo consiente y en perfectas condiciones al redactar la carta que fue Validada por el gobierno y aprobada, solo queda decírselas a sus familiares por eso estoy aquí, así que empecemos…-hizo una pausa y todos estaban nerviosos se podía sentir el ambiente tenso en el ambiente- Hola a toda la familia Meyer primero que todo espero y no estén tan tristes por mi partida. También espero y no me extrañen tanto… quiero dejar en claro que sin importar cual haya sido mi decisión los quiero a todos por igual, mis nietos, mis hijos, mis sobrinos, mi familia… pero no puedo darle mi herencia a todos, no alcanzaría…- dijo y miró por toda la sala vi como todos dejaron de beber champagne, vi como mi madre dejo de sollozar, vi como mis tíos no podían pasar su comida, ocupábamos saber ¿Qué más?...- me temo que no soy lo suficientemente rica como para dejarles a todos la herencia pero la dejaré en buenas manos… Las únicas personas que tendrán  derecho a mi herencia serán Evan, Eva y Evangeline Meyer- dijo el señor y muchos ojos desorbitados se encontraron con el señor que hablaba, pero nadie ponía atención a todas las demás palabras-

-¿Nadie más?- dijo mi tío Ignacio-

-¿Quién carajos es Evangeline?- dijo mi tía Gertrudis-

-Que descaro-dijo mi madre abanicándose el rostro en desagrado-

-Para empezar ¿Dónde está Eva? – dijo Ronaldo hijo de mi tía Gertrudis- dijo sonriendo como si hubiera dado en el blanco- si ella no está supongo que su parte será dada a los que sobran ¿no?- dijo Ronaldo, Abran iba  a hablar cuando Ronaldo lo interrumpió – Aparte no se sabe el paradero de esa tal Evangeline Meyer así que supongo que esas dos partes de la herencia quedarán para los demás- dijo orgulloso Ronaldo-

-No funciona así- dijo Abran serio y la sonrisa de Ronaldo se borró-

-¿COMO DICES?- dijo molesto y mi tío Ignacio movió su copa en círculos-

-Inclusive si todos los heredados no estuvieran presentes aquí en el anuncio, ellos seguirían teniendo la herencia, pero claro sigue habiendo una excepción…- pauso muy pesadamente y sonrió- si todos los heredados murieran la herencia pasa a todos los demás Meyer- dijo Ignacio tomando su copa con fuerza  bebiendo todo el contenido de esta de golpe acabando con su copa de Champagne-

-No hay que decir cosas tan extremas tío- dije molesta ante el comentario-

-Solo digo la verdad- dijo mi Tío Ignacio mirando perdido en el suelo-

-¿Dónde está Eva?- dijo mi tía Gertrudis mirando a mi tía Blossom y ella negó, pasó su mirada al único Heredero que estaba en este lugar… con un traje elegante color rojo carmín mirando a todos con completa indiferencia, con un vaso de whiskey en su mano derecha… -

Evan

-Yo tampoco sé dónde está mi hermana- dijo Evan mirando a mi tía Gertrudis con firmeza-

-Eres su hermano gemelo ¿Cómo es que no lo sabes?- dijo Ronaldo molesto-

-Soy su hermano mellizo no su imán como para estar pegado a ella viendo que hace o que no hace con su vida-dijo indiferente Evan-

-Evan- dijo la tía Blossom con advertencia hacia su hijo y el solo esbozo una pequeña sonrisa y negó con la cabeza-




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.