Entre Clases

1. Un Bucle Sin Variación

—Alexa, levántate, se te va a hacer tarde— Escucho una y otra vez la voz de mi tía llamándome desde posiblemente la cocina. Hoy es mi primer día de clases en un nuevo colegio, se supone que debo llegar temprano asi que venciendo mis ganas de dormir un poco más me levanto de la cama y me dirijo al baño a asearme y seguido alistarme para ir a mi destino.

Después de tener puesto el uniforme me intento peinar, lo que resulta en una simple coleta alta mal hecha. Terminó de arreglar mi mochila y antes de salir de mi habitación me doy un último vistazo en el espejo, mi pelo es largo y de un color negro que no se ve mucho por estos lados, mis ojos son marrones, al menos estos hacen juego con el uniforme que es de color crema y marrón, vaya combinación de colores eligieron.

Al terminar voy a la cocina, tomo una botella de agua que había guardado en el refrigerador y salgo de la casa, saco mi celular para ver la hora y efectivamente se me hace tarde en mi primer día de clases.

***

Al llegar al que a partir de hoy será mi nuevo colegio, escucho la campana sonar, justo a tiempo.

Este es mi último año, después de tanto logré ingresar a uno de los colegios más prestigiosos de toda la ciudad. Hubiera preferido quedarme en mi antiguo colegio pero ocurrieron cosas que hacen de esto un pensamiento estúpido.

Saliendo de mis pensamientos doy un vistazo por el pasillo vacío mientras me dirijo a mi salón de clases, es tarde, por lo cual todos ya están sentados, y solo queda vacía una silla al fondo, me hubiera gustado sentarme en frente pero ya que no puedo me resigno a sentarme detrás.

***

Es un día tranquilo, después de dar la bienvenida en un larga charla de alrededor de tres horas, es tiempo de receso, así que aprovecho para ir al baño en el cual lavo mi cara con agua fría.

—Las nuevas como tú dan asco— es lo que escucho mientras seco mis manos con unas toalla desechable. Me volteo para ver de quién se trata, al parecer es una chica de tez clara u pelo castaño claro, pensé que se refería a mi pero estaba errada, más bien es una chica que por como le dice debe ser nueva al igual que yo, lo único que esta parece estar en un grado mucho más bajo que yo, por un momento me planteo el decirle una que otra cosa a la chica de pelo castaño pero este es el primer día y no quiero tener discusiones desde ahora.

Pero al parecer no todos tienen el mismo pensamiento que yo, viendo como desde el primer día de clases se pueden apreciar cosas como estas. Ni por ser uno de los supuestos mejores colegios se salvan del típico acoso, de la jerarquía escolar. Es algo que se ha vuelto tan normal que ya ni se le pone la debida atención a este, quizás así mismo como acabo de hacer yo hace unos momentos. Rayos, me siento culpable, quizás si debí haber hecho algo por esa chica.

***

El resto del día en el colegio pasa con tranquilidad hasta finalizar, tomo mis cosas y tomo marcha hacia mi casa, me voy caminando apesar de que la distancia desde el colegio a mi casa no es exactamente poca. Digamos que prefiero ahorrar el dinero envés de gastarlo en transporte, además así puedo respirar algo de aire fresco y pasar por la casa de mi mejor amiga Danna, con la cual me encuentro justo al doblar la esquina donde se encuentra su casa.

—Cómo le fue a la señorita en su nuevo colegio?— pregunta Alexa acercándose a mi y dándome un abrazo el cual correspondo.

—Me fue bastante bien que digamos— digo sentándome en la acera.

—Hiciste amigos? Algún chico que te guste?— pregunta Danna, a lo cual yo respondo rodando los ojos.

—Esta bien, lo último no, pero al menos hiciste amigos?— pregunta ella nuevamente.

—La verdad ahora que me doy cuenta creo no haber hablado con nadie en todo el día— respondo yo pensando en el hecho de que nadie tampoco hizo el intento de hablarme a mi.

—Bueno, quizás mañana sea diferente, y sino, no es como que necesites más amigos además de mi— dice ella intentando actuar celosa, yo simplemente río.

Danna ha sido mi amiga desde que estudiaba en otra ciudad, en la ciudad en la que "vive" mi padre, el siempre está viajando de un lugar a otro por cuestiones de trabajo por lo que desde que tengo memoria he vivido con mi tía Clarisse, pero hace unos años estuve estudiando en la ciudad natal de papá y durmiendo en su pequeño apartamento los días de semana mientras estudiaba allá, cosa que ya no es así, no planeo volver a esa ciudad en mucho tiempo.

Danna siempre ha estado conmigo en las buenas y las malas, es de tez oscura o como ella dice, chocolate, tiene el pelo rizado y unos grandes y brillantes ojos de color marrón llenos de alegría, a pesar de que a mi tía nunca le ha agradado la idea de que seamos amigas, siempre hemos mantenido una relación de amistad bastante estable.

***

Ya es de noche, estoy por dormir después de haber hecho toda la tarea que dejaron el día de hoy, es cierto que un colegio bastante exigente viendo la cantidad de tarea que han dejado siendo tan solo el primer día de clases.

Me mantengo despierta con tan solo la luz de mi lámpara de lava mientras estoy sentada en mi cama comiendo unas galletas de chocolate, hoy a sido un día tranquilo, al menos en su mayoría, espero y se mantenga así hasta el final, y no pasen cosas...



#12115 en Thriller
#4941 en Suspenso
#4203 en Novela contemporánea

En el texto hay: secuestro, bullying, escolar

Editado: 20.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.