Lena

PRIMERO

  

                                                                                    *

 

 

-- solo quiero divertirme una noche -- suspiro de una manera cansina -- solo eso, supongo -- elevo la mirada, observando con nostalgia el manto de estrellas que nos cubria en aquella playa--

yo le devolvi el gesto en cuanto sus ojos me encontraron, pero, no de la misma manera.



recordaba a Lena como uno de aquellos amores platonicos en el instituto.

siempre con una sonrisa radiante capaz de iluminar tu dia si era gris, y un aura dulce y llena de vida. Mas acertado; Lena habria sido mi primer amor de secundaria y aun, despues de tantos años, mi corazon dio un vuelco al verla ahi, esperando por mi aquella noche.

Sonaba casi imposible para mi la oracion:

"hey Lena, salgamos y divirtamonos todo lo que quieras... juntos". porque era realista, eso jamas podria ser, pero siendo mas certero, el punto aqui era que jamas me atreveria a decirle algo asi... de frente con sus lindos ojos puestos en mi sin, ya saben manchar mis pantalones.

yo era consciente de mi posicion y de la suya, asi como la conocia bien y sabia que no sufriria un rechazo vergonzoso o incluso doloroso, si... pero tampoco una corresponsiva a mis sentimientos.

lose; era un perdedor ambicioso, lo queria todo, o no queria nada.

pero, habian pasado 8 años desde la ultima vez que mis ojos la miraron y ya no soy un mocoso perdedor. ni ella una niña inalcanzable.

Eramos dos adultos y teniamos una cita.

Ella estaba dandome una oportunidad y no podia no, aprovecharla, si, esta vez no seria un cobarde, esta vez no me marcharia de su vida, estaria aqui, para ella, como hace tanto no lo hice. todo seria distinto... yo... habia cambiado...

... pero.

...ella tambien lo habia hecho.

La Lena que, hace 8 años era el amor de juventud, mi sueño inalcanzable...

ya no existia mas.

O quiza jamas existio.
-- solo quiero divertirme una noche -- suspiro de una manera cansina -- solo eso, supongo -- elevo la mirada, observando con nostalgia el manto de estrellas que nos cubria en aquella playa--

yo le devolvi el gesto en cuanto sus ojos me encontraron, pero, no de la misma manera.



recordaba a Lena como uno de aquellos amores platonicos en el instituto.

siempre con una sonrisa radiante capaz de iluminar tu dia si era gris, y un aura dulce y llena de vida. Mas acertado; Lena habria sido mi primer amor de secundaria y aun, despues de tantos años, mi corazon dio un vuelco al verla ahi, esperando por mi aquella noche.

Sonaba casi imposible para mi la oracion:

"hey Lena, salgamos y divirtamonos todo lo que quieras... juntos". porque era realista, eso jamas podria ser, pero siendo mas certero, el punto aqui era que jamas me atreveria a decirle algo asi... de frente con sus lindos ojos puestos en mi sin, ya saben manchar mis pantalones.

yo era consciente de mi posicion y de la suya, asi como la conocia bien y sabia que no sufriria un rechazo vergonzoso o incluso doloroso, si... pero tampoco una corresponsiva a mis sentimientos.

lose; era un perdedor ambicioso, lo queria todo, o no queria nada.

pero, habian pasado 8 años desde la ultima vez que mis ojos la miraron y ya no soy un mocoso perdedor. ni ella una niña inalcanzable.

Eramos dos adultos y teniamos una cita.

Ella estaba dandome una oportunidad y no podia no, aprovecharla, si, esta vez no seria un cobarde, esta vez no me marcharia de su vida, estaria aqui, para ella, como hace tanto no lo hice. todo seria distinto... yo... habia cambiado...

... pero.

...ella tambien lo habia hecho.

La Lena que, hace 8 años era el amor de juventud, mi sueño inalcanzable...

ya no existia mas.

O quiza jamas existio.
-- solo quiero divertirme una noche -- suspiro de una manera cansina -- solo eso, supongo -- elevo la mirada, observando con nostalgia el manto de estrellas que nos cubria en aquella playa--

yo le devolvi el gesto en cuanto sus ojos me encontraron, pero, no de la misma manera.



recordaba a Lena como uno de aquellos amores platonicos en el instituto.

siempre con una sonrisa radiante capaz de iluminar tu dia si era gris, y un aura dulce y llena de vida. Mas acertado; Lena habria sido mi primer amor de secundaria y aun, despues de tantos años, mi corazon dio un vuelco al verla ahi, esperando por mi aquella noche.

Sonaba casi imposible para mi la oracion:

"hey Lena, salgamos y divirtamonos todo lo que quieras... juntos". porque era realista, eso jamas podria ser, pero siendo mas certero, el punto aqui era que jamas me atreveria a decirle algo asi... de frente con sus lindos ojos puestos en mi sin, ya saben manchar mis pantalones.

yo era consciente de mi posicion y de la suya, asi como la conocia bien y sabia que no sufriria un rechazo vergonzoso o incluso doloroso, si... pero tampoco una corresponsiva a mis sentimientos.

lose; era un perdedor ambicioso, lo queria todo, o no queria nada.

pero, habian pasado 8 años desde la ultima vez que mis ojos la miraron y ya no soy un mocoso perdedor. ni ella una niña inalcanzable.

Eramos dos adultos y teniamos una cita.

Ella estaba dandome una oportunidad y no podia no, aprovecharla, si, esta vez no seria un cobarde, esta vez no me marcharia de su vida, estaria aqui, para ella, como hace tanto no lo hice. todo seria distinto... yo... habia cambiado...

... pero.

...ella tambien lo habia hecho.

La Lena que, hace 8 años era el amor de juventud, mi sueño inalcanzable...

ya no existia mas.

O quiza jamas existio.
 



INGRID MEZA rr

#8669 en Otros
#2393 en Relatos cortos
#1471 en Novela contemporánea

En el texto hay: primeramor, perdida y dolor, desolación

Editado: 12.03.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar