Memorias de un Amor

¿Qué le dirías a tu ex amor?

“El último beso que le di a la persona que no habría dejado de besar en la vida.
Eso es despedirse”.

-Miguel Gane.

 

Querido ex:

 

  • Anónimo 1: “Ojalá hubiera sido la cualquiera que creías que era, así nunca me hubiera enamorado de ti y nunca me hubiera conformado con las migajas de amor que me dabas. Así hubiera disfrutado bien padre acostarme con otros, como seguramente tú lo hacías con cuanta mujer se te paraba enfrente. A pesar de eso, que Dios te bendiga. Gracias por enseñarme qué es lo que quiero en mi vida y que es lo que no volvería a permitir. Me enseñaste a ser una mejor versión de mí y estoy ansiosa por entregársela a alguien que no seas tú".

 

  • Anónimo 2: “Gracias a ti supe valorarme. Cada error que cometí me sirvió de lección. Gracias a que ya no estás conmigo, conocí el amor más puro: el de Mi Señor, Dios”.

 

  • Anónimo 3: “Lamento que las cosas terminaran de esta manera. Me duele que no puedas ni mantenerme la mirada. Te dolió y lo siento. De verdad, no sabes cuánto. Me gustaría redimir el acto de alguna manera, pero si no estás de acuerdo, lo comprenderé y me iré satisfecha, sabiendo que lo intenté. Te deseo lo mejor y mucha suerte”.

 

  • Anónimo 4: “Fuiste una persona importante para mí. Te quise mucho. Pasamos tantos momentos bonitos juntos… pero las cosas no son siempre como uno quiere”.

 

  • Anónimo 5: “Fuiste una persona a la que quise mucho. Me imaginé como toda joven ilusa, una vida a tu lado, sin embargo, por cuestiones del destino nos alejamos. Sé que eres feliz con tu familia y eso me alegra. No me queda más que darte gracias por los grandes momentos, las aventuras y el aguante que me tuviste. Sobre todo, gracias por enseñarme a quererme más, antes que a cualquier otra persona”.

 

  • Anónimo 6: “Muchas gracias por tu tiempo, por tu apoyo en momentos difíciles, por atender mis llamadas en momentos de soledad. Gracias por los días buenos y los días malos, por cada sonrisa, por cada palabra que me dijiste cuando ya no podía más, cuando a punto estuve de darme por vencida. Dios te bendiga siempre. Se muy feliz. Y como un día te dije: cuando necesites apoyo, no dudes en acudir a mí, que sin pensarlo estaré para ti como muestra del amor que te tuve”.

 

  • Anónimo 7: “Cada día que pasaba, cuando recién terminamos, te recordaba y trataba de adivinar qué estarías haciendo. El tiempo ha pasado y aún vienen recuerdos tuyos. ¿Sabes cuáles son los más comunes? Aquellos lugares que se convirtieron en nuestros favoritos. Son cosas que duelen en lo más profundo, pero Dios siempre tiene algo preparado para cada persona, y si nuestro destino es estar juntos, lo estaremos. Por lo pronto, sigue sin mí, que yo seguiré como hasta ahora, con los recuerdos que han quedado”.

 

  • Anónimo 8: “Si te vuelvo a ver, te doy un besote”.

 

  • Anónimo 9: “No sé qué fui para ti. No puedo saber cómo me percibes y si en verdad me quisiste como decías. No puedo saber si en realidad sigues sintiendo algo por mí como lo platicas con tus amigos. Te quise y sufrí mucho cuando te alejaste. Realmente me costó trabajo superarte, porque te di todo de mí. No, no me avergüenza aceptarlo. Después de todo lo que en mi vida representaste, es un orgullo decir que pude salir adelante y dejarte atrás. Claro que jamás olvidaré los momentos que vivimos juntos, pero son solo recuerdos que forman parte de mi pasado y que gracias a Dios hoy puedo regresar a ellos sin que me duela. Agradezco que la vida me haya permitido pasar por esta etapa en la que aprendí mucho. Pude darme cuenta de la mujer plena y madura que soy y que sabe amar, perdonar y vivir el momento. Jamás te desearía el mal porque me consta que eres una buena persona que solo cometió errores. Espero de verdad que también hayas crecido como yo y que seas muy feliz”.

 

  • Anónimo 10: “Gracias por los momentos buenos y malos que me hiciste pasar. Te desearía lo mejor, pero lo mejor soy yo”.

 

  • Anónimo 11: “Estoy arrepentida de la tontería que cometí. La consecuencia de mis actos fue haberte perdido. Una de las cosas que más deseo es que me perdones y que regreses conmigo. Todos merecemos una segunda oportunidad”.

 

  • Anónimo 12: “Te extraño. ¿Por qué te casaste?”.

 

  • Anónimo 13: “No es fácil escribir estas palabras por mensaje de texto ni tampoco decírtelas en persona, pero se dio la oportunidad de plasmarlas en este libro y solo quiero decirte que te amo”.

 

  • Anónimo 14: “Si en algún momento de nuestras vidas se diera nuevamente la oportunidad de volver a estar juntos, te diría que sí, que lo intentáramos y nos arriesgáramos una vez más”.



#20623 en Otros
#6042 en Relatos cortos
#3345 en Novela contemporánea

En el texto hay: relatos, violencia de genero, mujeres

Editado: 22.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.