Mi pequeña oscuridad

Capítulo 3: Welcome to my dark

"Él era perfecto para mí, pero otra era perfecta para él".

Hay personas que con una sola mirada pueden emitir sentimientos, emociones. A esa chica misteriosa lo que me transmitió fue una sola palabra lo suficiente para que mi curiosidad por ella apareciera..."Sálvame" fue lo único que tuvo que decir para seguirla.

Una mirada puede trasmitir más de mil palabras.

Pero nunca me imaginé que esa mirada que me decía "Sálvame" fuera Scarlett

¿Será cierto que necesita que la salve? o solo está jugando conmigo. Yo odio a Scarlett, pero ¿un simple nerd podría ser un héroe? o ¿podría terminar por ser consumido por su oscuridad?

-Te vas a quedar todo la noche viéndome.-Me lo dice con tanto desprecio que da miedo.

Estaba tan absorbido en mis pensamientos que no me di cuenta que Scarlett estaba frente a mis ojos en ropa interior blanca de encajes. En ese momento mis ojos recorren todo su cuerpo bien construido y mis mejillas arden.

-Por lo que veo tienes una reacción tardía cuando ves a una mujer en ropa interior. Eso podría ser causa de tus desviaciones sexuales.- ¡Listo no aguanto más!. Camine rápido hasta quedar frente a ella, la agarré de la cintura y la pegué a mí cuerpo, y le susurré al oído.

-No vuelvas a decirme ese tipo de cosas porque si quieres saber sobre mi sexualidad sólo ven y averígualo .- ¡Joder! No sé cómo me salió esa voz, pero gracias cuerpo por no abandonarme hoy. Ella está en shock, pero no duró mucho, ella reaccionó y me tumbó a la silla y se coloca encima de mi erección. Se acercó a mí cuerpo y me dijo:

-Seguro que quieres esto.-De repente empezó a mover sus caderas sobré mi intimida. ¡Joder esto se siente tan bien! Mi cara está roja, mis manos tiemblan y sudan, mi pulsó se acelera, mis ojos se dilatan. Esto es lo que la persona llama "excitación". Poco a poco siento como mi pantalón se hace cada vez más incómodo. Ella se da movimientos circulares y sus gemidos son suaves. De un momento a otro mis manos bajaron inconscientemente hacia su cintura moviéndola al ritmo que me apetece.

No creí que solo el hecho de que ella esté moviendo su intimidad sobre mi sexualidad haga que me vuelva loco. Mi erección duele mucho.Mi respiración se acelera aún más, tengo unas ganas de orinar en éstas momentos tan inoportunos.

-No sé lo que me pasa; mi erección a empezado a doler y tengo unas ganas inmensas de ir al baño.- Dije cabizbajo y avergonzado por lo que acabo de hablar. Ella agarra mi cabeza y me obliga a mirarla fijamente a los ojos y se acerca a mi oído y susurra:

-Te duele ésto.-Dice desabrochado mi pantalon, metiendo su mano sobre mi  erección lo aprieta y masajea haciendo que se me saca un  gruñido.-Esto querido virgen sé  llaman orgasmo.-Lo dice de una manera muy sensual y con desprecio que me confunde. Se acerca más y muerde el lóbulo de mi oreja.-welcomen to my dark..- Apenas termino la frase se levantó, se vistió y se fue. ¡Mierda no sé qué voy hacer con esta maldita erección!

Narra Scarlett

Ese estúpido niño creé que me va a tratar como se le da la gana. Pero por lo que veo no está gay como parece y por su culpa ahora estoy mojada. Pero antes de que complazca a mi cuerpo tengo que resolver algunos asuntos. Cómo cobrar el dinero de la pelea y enamorar a un idiota borracho y robarle.

Camino hacia donde está el chico que me va a dar el dinero.

-¿Qué quieres?.- Pregunta con aire de grandeza.

-Vengo a cobrar el dinero que me corresponde.

-No me digas que está pequeña princesa es Dark Abbys.- Dice el sujeto que a mí parecer consume esteroides, es demasiado de alto y tiene mucho músculo. Agarra un mechón de mi cabello y lo pone detrás de mí oreja. Listo me cabrie! Saqué la navaja de bolsillo y se lo apuñalar en la pierna.
-¡Ay ! ¡Pequeña puta me la has a pagar!.- me agarró del cabello y jaló de él. Me golpea en el estómago. Trató de recuperarme lo más pronto posible y le di una patada en las bolas. Se coloca en posesión fetal, Arrancó la navaja que estaba en su pierna le quité el dinero del bolsillo y me perdí entre las personas.
Fui a la barra y pedí algo de tomar. La verdad estoy muy cansada y no podré embaucar a nadie.

Salí del bar y vi a Max (que aún lleva el pequeño problemita en su entrepierna). Él lleva a un chico muy parecido a él, sólo el chico es Rubio y Max es castaño, y al parecer el rubio va un poco pasando de copas y cuando quiero decir que es poco, es que de verdad está pasado de copa; ni siquiera puede estar de pie.

«Si fuera una buena chica lo ayudaría pero... Cómo no lo soy...a la verga me largo de aquí.»

-¡Hey!  ¡¿Qué no sabes que existe la masturbación?!.- Él sabe que estoy hablando con él pero solo se limita a verme y veo como sus mejillas arden como el fuego.

[***]

Llegue a la casa de Marcos y vi que está dormido así que todo mi plan de fue a la mierda, quería tener una noche de acción pero Marcos está dormido. Con él fue mi primera perdí mi virginidad cuando tan solo tenía 15 años, somos lo que la gente denomina como "amigos con derecho" o lo que yo llamo sexo sin compromiso y la verdad es muy bueno porque ninguno de los dos confunde los sentimientos, sabemos lo que queremos, y es mejor así porque no soy esas estúpidas chicas que suelen confundir el amor con sexo. Esto no es la típica historia en donde los amigos con derecho se enamoran. Eso sólo pasa en los cuentos de hadas. Yo no puedo sentir amor, eso no está echo para mí. Estoy totalmente e irrevocablemente rota, un corazón destrozado no se puede volver armar.



#43587 en Novela romántica
#4212 en Novela contemporánea

En el texto hay: nerd, badgirl, goodboy

Editado: 09.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.