Por siempre tú

Por Siempre Tú

Un día me encontraba aburrida, leyendo una de mis tantas lecturas que llevé a ese lugar. Era un infierno estar ahí. No puedo presumir que cuando me voy de vacaciones soy la persona más feliz, siento que ir de viaje es una de las peores cosas que te puede pasar.

Todos felices mientras yo estaba a nada de llorar por tener que irme.

 

Otro día ya me encontraba en ese terrible lugar hablando con la familia que hace un año no veía. Era realmente aburrido... Y así fue hasta poder irme a dormir a la habitación donde estaríamos tres semanas.

 

Otro día estaba pensando en que era lo que iba a ser en esta terribles dos semanas. Aunque no todo era malo al parecer, está era la primer sonrisa que se me dibujaba después de mucho. Un caballo hermoso hizo su aparición en medio de este terror. No sabía montar pero era mi sueño, un sueño que iba a cumplir sucediera lo que sucediera...

 

Desde ese momento puedo decir que perdí la noción de todo, del tiempo, de mi ser, de mi amor por otra persona... de mi vida. Llegar aquí fue encontrar lo que pensé haber tenido, el amor.

Y ahora que lo veo de distinta manera me doy cuenta que la persona que dejé en la ciudad por estas vacaciones solamente me preparó para amar y no a él justamente, a otra persona.

 

Todo tiene un comienzo y un fin, y el fin a esto no es específicamente irme de este lugar y olvidar a la persona que conocí aquí, mi verdadero fin es esperar a que el cáncer termine con lo que siento por dos personas de mundos diferentes.

 

Apreciar la vida es contemplar el sol mientras se hace más fuerte, aceptar la muerte es esperar a que el sol decline hasta hacerte sonreír. Ese será el fin que todos deberían de sentir.

 

Andrea Marina



Alejandra García

#22851 en Novela romántica

En el texto hay: amor imposible, cancer, dolor

Editado: 02.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar