Amor Robado. Saga Salamina Nº 3

Capítulo 15

Llegaron a un pequeño restaurante, con ambiente familiar muy sencillo, con mesas pequeñas que estaban decoradas con pequeñas canastilla con flores en papel de diversos colores. Él la acomodo de manera muy educada a la mesa y luego se sentó al frente de ella.

Él solo la miraba en silencio y disfruta de verla confundida y muy enojada, no quería dejarla ir, pero si ella le decía que si le daría su libertad ella merecía ser muy feliz, algo que él por su cobardía y enojo no lo permitió, pero antes haría la lucha por conquistar su corazón.

_ Dime Azucena ¿Quieres el divorcio? _ La miro fijo _No le vamos a dar una oportunidad a nuestro matrimonio.

Ella lo miro confundida, a que estaba jugando él, sería que de verdad quería ese matrimonio. Suspiro  nerviosa, su ira ya poco a poco se había disipado y solo estaba muy nerviosa, él siempre la ponía así nerviosa, la emocionaba de una manera como ningún otro hombre lograba hacerlo, con su sola presencia o con solo mírala como lo hacía en ese momento.

_ Pienso que.... Debemos.... __ carraspeó su garganta__.....solucionar.... todo este enredo que los.... dos hicimos___ murmuro nerviosa y bajo la mirada__ Le hicimos mucho daño a Rosa y yo decepcione a mi padre__ era lo que más a ella le dolía.

__ Tu padre quería que tu estuvieras casada conmigo __ le dijo y le tomo la mano __Azucena, yo sé que fui un pésimo amante por la forma que te tome, porque no desperté en ti el deseo, pero....

__ ¿Por qué siempre me dices eso?__ Ella quito la mano, su calor la abrazaba, las imágenes de la noche cuando él le hizo el amor por primera y única vez, ella lo deseo con locura y la excito de tal manera que no logro detenerlo y ahora la humillaba con esas palabras _ tu estuviste conmigo porque pensaste que yo era Rosa, estabas tan borracho que no sabías con quien te revolcabas__ dijo muy molesta y amargada, al recordar con quien él hizo el amor realmente en su mente, solamente la utilizo a ella para acercarse a Rosa en su fantasía.

Él la miro furioso y vio que ella no iba a reconocer que ella dijo que él jamás la excito, dejándolo como un mal amante, hiriendo su orgullo de hombre, pero la iba a llevar a la locura apenas tuviera la oportunidad, le haría el amor hasta dejarla sin fuerza.  Entrecerró  los ojos mientras miraba su rostro y bajaba muy lentamente hasta su pecho y lo imagino nuevamente lleno de otro embarazo, algo que él se perdió.

_ Te pregunte_ continuo Julio con voz cansada _ ¿Te quieres divorciar?

_ Sí, quiero que terminemos todo esto, que hiciéramos mal _ bajo la mirada a sus manos que las tenía sobre la mesa cruzadas para ocultar todo el nerviosismo que estaba destrozándola en ese momento _ Si quiero que nos divorciemos.

_ Entonces, nos divorciamos _ dijo tan tranquilo que Azucena sintió como un cuchillo le atravesaba el corazón, él solo quería divorciarse de ella, a eso fue lo que él vino, Nany se equivocó, dándole a ella falsas esperanzas, de que él venía por ella, apretó la boca y pestañeaba rápido para esconder las lágrimas que la amenazaban con salir de sus hermosos ojos y dejarla en evidencia.

Julio llamo al mesero y pidieron un almuerzo muy ligero ninguno de los dos tenía hambre y esperaron en silencio que les trajeran los alimentos. Un silencio que a ambos los estaba matando, pero lo disimulaban con gran esfuerzo y orgullo.

__ Bueno, mi padre que es abogado nos va a ayudar con el divorcio_ dijo pensativo mientras cortaba un pedazo del filete, tenía que buscar la forma de retenerla a su lado.

__ ¿El pastor Julio Cesar? __ dijo muy sorprendida, ella pensó que el pastor se opondría al divorcio, estaba perdida, lo iba a perder en definitiva, eso era que tenía a una mujer que lo estaba esperando, debía ser la última amante de la que supo o sería Rosa __ pensó mortificada y muy molesta.

__ Si, él nos está apoyando, pero tiene una condición para divorciarnos _ dijo concentrado en que su voz no lo denunciara_ Ya sabes por ser pastor y por las creencias familiares, hay que luchar hasta lo último, bueno eso piensa él.

__ ¿Qué condición? Yo estoy dispuesta a cumplir, si tan desesperado estas por el divorcio_ dijo molesta y celosa. Claro el pastor haría hasta lo último, pero él no.

_ Sí, es muy fácil lo que él nos pide_ la miro ahora con fijeza, ella pensaba que él estaba desesperado, y eso le haría creer _ Para mi será muy difícil, pero estoy dispuesto con tal de terminar pronto_ bajo los ojos y los oculto de ella.

_ Yo también, estoy muy desesperada de terminar esta ridícula situación, así que habla de una vez por todas__ le dijo más molesta ahora.

_ Él quieres que vivamos en el rancho Villalobos, como un matrimonio_ respiro y la miro sin dejar ver un solo signo en su rostro_ será muy fácil. Tú, mi hija y yo.

_ ¿Por cuánto tiempo? Supongo que unos pocos meses nada más, mientras sale el divorcio _ dijo ella mirándolo, tratando de encontrar algún signo de burla o algo para poder saber más de lo que él estaba pensando.

__ Si unos pocos meses nada más__ tomo un trago de la bebida que él pidió con una tranquilidad __ Solo un año.



Miky

Editado: 10.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar