Apariencias

19: la confesión de Nelson

Narra Clary

Con la poca distancia que había entre nosotros me puse muy nerviosa y temí que Dean se diera cuenta, por eso me separe tan rápidamente.

Mi corazón estaba muy acelerado, y mi mente muy confundida. No quiero que Dean note esto. Se que si sabe de mis sentimientos las cosas entre nosotros se pondrán incómodas.

Y no quiero eso. No quiero perderlo, no a él.

Cuando estábamos comiendo, las chicas hablaban y yo escuchaba junto a Dean. Bruno no había venido así que solo eramos los cuatro.

Y cuando Tania y Nelson se acercaron, solo quería salir corriendo. No quiero estar cerca de ninguno de los dos.

No pude evitar sentirme mal cuando Tania se sentó en el regazo de Dean y él la aceptó. Tratando de ocultar el dolor que me producía la visión que tenia, aparte la mirada.

Nelson me pidió que habláramos y le dije que no. Debió notar mi mirada sobre Dean porque su tono se torno burlesco.

"Hacen linda pareja, ¿verdad?"

"Tania es muy linda, y Dean es perfecto para ella"

"Mírala. Bonita, delgada, popular. Perfecta. No te hagas ilusiones Clary, un chico como Dean jamás se fijará en alguien como tu"

El último comentario fue el que más me dolió. Me dolió porque es verdad. Yo ya lo pensaba.

Dean es muy atractivo y yo... Yo soy yo. Baja, común, no soy delgada ni mucho menos bonita.

Dediqué solo una mirada más a la dolorosa escena y cuando Nelson comenzó a hablar de nuevo, me levante y salí lo mas rápido que pude de ese lugar.

Quería estar sola. En un lugar donde nadie me molestara.

Quería llorar. Sin que nadie me viera y se diera cuenta de lo que me pasa.

Nunca he llorado frente a alguien, y hoy no sera la excepción. Sin importar cuanto me duela todo esto.

Había solo un lugar al que podía ir, así que corrí y corrí hasta llegar a él. No me di cuenta de que Nelson me había seguido y se paró frente a mí.

Nunca me imagine lo que ocurrió después.

Comenzó a pedirme disculpas, que lo lamentaba enormemente, que en realidad no quería hacerlo pero que no encontró otra manera de llamar mi atención.

Pero lo que enserio me sorprendió fue la frase siguientes a todas esas palabras.

"Yo te quiero Clary"

Eso dijo.

No reaccione solo me quede en blanco. No dije ni una sola palabra solo escuchaba.

Siguió hablando, diciendo un montón de cosas. Como que siempre le había gustado y que yo nunca me había dado cuenta.
Que hizo todo lo que hizo porque quería que lo notara.

No le encuentro la lógica a sus comentarios pero lo veía inquieto.

Se agarraba el pelo una y otra vez frustrado, movía sus manos buscando palabras.

Y yo solo seguía en blanco. Podía escucharlo pero no lo entendía del todo.

Tiene que ser una mala broma. No le encuentro sentido el que se haya comportado tan cruel e idiota durante tantos años solo porque "me quiere".

Eso no es querer.

La duda se instaló en mi mente pero no podía decirla, mi cuerpo no se movía.

Lo vi acercarse demasiado a mi, se agacho a mi altura y me miro fijamente. Tomó mi mentón y acerco su rostro.

Iba a besarme y yo sin poder moverme aún, solo quería empujarlo para alejarlo de mi.

Pero no fue necesario.

Alguien lo separo de mi. Y no fue nada gentil porque lo jalo con tanta fuerza que Nelson se arrastro por la tierra un par de metros.

Fue entonces que reaccioné y parpadee aún mas sorprendida.

- ¡No te acerques a ella imbécil!

Dean. Dean estaba aquí.

Se giró y lo pude ver claramente.
Estaba muy agitado, su pecho subía y bajaba rápidamente, su cara estaba roja, resoplaba fuertemente y sus puños estaban apretados.

¿Dean? Este chico es Dean, ¿cierto?

Nunca, en los meses que llevo de conocerlo, lo había visto así. Parece otra persona, una terriblemente intimidante.

Excepto por sus ojos. Esos ojos seguían siendo los mismos que me gustaban tanto, y al mirarme se suavizaron pero mostraban enojo y algo de ¿tristeza?

- ¡¿Pero que te pasa maldita sea?!- dijo Nelson poniéndose de pie

- No te acerque a ella- repitió Dean calmadamente pero su voz delataba lo enojado que estaba

- Acabas de arruinarme el momento. Ya casi caía idiota.- dice Nelson

Dean gruñe y se quiere acercar a él pero yo me pongo de pie y tomo su brazo.

- Dean tranquilo, cálmate por favor- trato de hablarle, él no me mira solo ve a Nelson

- Si Dean cálmate. Casi logro que me crea y...- Nelson es interrumpido por Dean

- ¡Cierra la puta boca!- le grita el pelinegro

Okey, esto ya se puso raro. Este no es Dean.

Espera, espera ¿que acaba de decir Nelson? ¿ya casi le creía?

- Ay, casi lo logro. Con lo que me costo idear un plan y tu vas y me lo arruinas Black. ¿Sabes lo difícil que fue decirle te quiero a ella? Por favor, ni que estuviera loco- dice Nelson tocando su frente y apuntándome

Me quedo boquiabierta al igual que Dean.



neonix

#3190 en Novela romántica
#786 en Chick lit

En el texto hay: amor, dolor, amor tristeza

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar