Aqua Ignis |werner & Mia|

Capítulo 12

Mia:


Cuando él preguntó si quería acompañarlo estaba por negarme, pero por mi mente pasó una genial mejor idea.

Estaba tan molesta que me dejé llevar por eso, ésta era una buena oportunidad para meterme en sus reuniones y saber sus planes, estaría entrando como luna, pero a veces hay precios que debes pagar por algo mejor.

Acepté tomando su mano, y juntos nos encaminamos hacia el salón de reuniones.

Quiero pensar que tomé su mano solo para que no sospechara y se sintiera a gusto conmigo, es fácil manipular a los hombres, pero en lo más profundo de mi ser sé que lo hice porque me gusta sentir su tacto, ese tacto que no provoca en mi ganas de alejarme.

Werner abrió las puertas con su mano izquierda dándome la libertad de observar a todas las personas en la sala, la vergüenza me invadió por completo, no tengo idea de por qué sentía vergüenza, pero lo hacía y solté su mano antes de que los demás nos vieran.

Todos fijaron su vista en Werner y luego en mí, sorpresa y confusión invadía sus rostros, me veían como una total desconocida y hasta una amenaza. Ahora soy humana.

—¿Quién es ella?

Lo gracioso aquí es que yo los conozco a todos, a cada uno de ellos los he saqueado y hasta golpeado, claro, ellos jamás lo admitirán y mucho menos sabrán que fui yo.

Sonreí, no pude evitarlo, supongo que eso me hizo parecer simpática.

— Mi nombre es Mia —no iba a esperar que nadie me presente.

Aunque mi respuesta no respondía la verdadera pregunta atrás de "¿Quién es ella?", estaba claro que se referían a ¿Por qué carajos una humana está en una junta con seres mágicos?

Supongo que en su lugar hubiera preguntado lo mismo.

— Quiten la estúpida expresión que tienen en la cara y dejen de mirarla así —reclamó el Alfa con su clásica actitud— ella es... —pero no dejé que continuara.

— Soy su mate.

La cabeza de Werner literalmente dio una vuelta completa para lograr mirarme, mis palabras volvieron su rostro un total dilema, estoy segura que no pensaba que yo lo dijera.

O talvez él no pensaba presentarme como tal.

— Mi Luna, disculpe nuestra falta de respeto —esa era Roberts, esa hadita a pesar que trató de paralizarnos, cosa que no funcionó porque no tenemos lobos... me cae bien.

Varios comentaron cosas similares a ella, pero el demonio que me observaba desde el otro extremo de la habitación no me daba ni un poco de confianza, digamos que Tyler no confía en lo que no conoce, aunque hasta pensaría que sospecha de mí.

Shocranova no se queda atrás, esa bruja me repasa de pies a cabeza como si presintiera algo.

Werner corrió una silla para que me sentara y yo solo lo observé.

— Con cuidado, un golpe con esta mesa te dolerá bastante —me susurró con dulzura.

Puede hasta parecerte enferma la manera en la que tan rápido cambia de actitud conmigo y con los demás, hasta llego a sentirme culpable por todo lo que mi hermano y yo pensamos hacer.

— Creí que ni muerto vería al Alfa ser... así —ese desgraciado hechicero que nos mandó a mí y a Daniel al inframundo trató de susurrarle eso a Leonard, pero no logró pasar desapercibido.

— ¡Silencio! —sentencio dura y firmemente el Alfa Black.

Se sentó, puso sus dos manos sobre la mesa y observo duramente a todos antes de hablar.

— Vamos directo al punto, ¿qué pudieron averiguar? —no tengo idea de a que se refiere.

— Volvieron a atacar mi reino.

— Supongo que ya tienes sus rostros.

— No, ni si quiera pudimos verlos, entraron y salieron solo dejando como evidencia casas y calabozos vacíos.

— Es que aún no puedo entender cómo es posible que ninguno de tus malditos chupasangre pueda ver al menos algo —se está alterando.

Me estremezco algo nerviosa, bien, supongo que ahora es bastante obvio de lo que hablan.

Venir con él a ésta reunión fue lo mejor que pude haber hecho, sabré exactamente que saben y piensan hacer, esto es increíble, Daniel estará contento, supongo que no tardará mucho en llegar.

— Si tanto reclamas, supongo que tus perros ya deben tener algo —Werner gruñó.

Nadie en esta sala debe tener algo, son totalmente pésimos en esto. Estoy confiada.

— Si —¿Qué?— una manada ¿no es cierto?, pues una manada necesita un reino.

— No entiendo cuál es tu punto —cuestionó Jonás— todos los reinos están custodiados por alguien, a éstas alturas ya sabríamos donde habitan.

— Todos los reinos "visibles" están habitados.

Ay por la Diosa.

— El antiguo reino encantado —susurró la antigua bruja.

Yo la miré disimuladamente.

— No sean estúpidos, ese reino no existe —Tyler estaba más que irritado, hasta parecía algo distraído observando a través de uno de los grandes ventanales.

— Zacary se está dirigiendo a su posible ubicación justo ahora.

Esto no puede ser posible.


Daniel, necesito que ¡ya! estés aquí. Hay un pequeño problema — nuestro link es único.
 


— ¿Cómo sabes dónde está un reino oculto que hasta piensan que es ficticio? —cuestioné con el ceño fruncido, puse todos mis esfuerzos en no parecer preocupada.

Werner intentó tomar mi mano por debajo de la mesa, pero yo me quité, sé lo que pasó hace un rato, pero toda esta situación y el posible peligro que corre mi manada ha logrado hacerme recapacitar y plantear bien mis prioridades ahora. Daniel y mi manada, no un sujeto que dice ser mi mate y tiene problemas para controlar su ira.

Quería levantarme he irme a solucionar todo esto, pero debía saber más, debía actuar para conseguir toda la información que necesito.

Él me observó demasiado confundido, "un nuevo paso atrás" debió haber pensado o "¿Qué hice ahora? íbamos bien", no lo sé y ahora es lo que menos me importa. Trató de recomponerse y me contestó también para responder las preguntas mentales de todos.

— Los lobos somos los seres mágicos más antiguos de la existencia, tenemos libros con relatos sobre la creación, destrucción e información de todo lo que fue o es existente —debe ser una maldita broma— en un libro muy antiguo encontré el relato que contaba la historia de toda la nación encantada, como fueron destruidos por los ángeles por sus pecados y... donde se encuentra. Supuestamente hay una barrera mágica que los oculta y está en el bosque oscuro.



Solange

#1033 en Fantasía
#686 en Personajes sobrenaturales
#155 en Magia

En el texto hay: hombreslobo, amor, aquaignis

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar