Boy Almighty

Capítulo 14.

Recordaba la noche y las estrellas iluminando su rostro. Pero ya no estaban, no había nada; el tiempo se lo había llevado todo y había traído desgracias. Louis lo supo.

—¡Qué mierda! —exclamó una voz por arriba de su cabeza. Sabía que era Zayn, pero no pudo apartar su mirada del rostro de Harry en sus brazos—. ¿Qué pasó?

Louis se encogió de hombros y levantó la mirada, encontrándose con casi todos los alumnos mirándolos. Algunos de ellos ocultaban sus risas debajo de sus manos, pero Louis lo sabía; él había hecho de Harry una burla.

—Hay que llevarlo a enfermería —dijo Zayn en una voz lejana. Él apenas asintió cuando Zayn estaba arrancando a Harry de sus brazos—. ¡Louis! —gritó y el de ojos azules se levantó con rapidez ayudando a su amigo.

Una de las manos de Harry pasaba por los hombros de Louis y la otra lo imitaba solo que en Zayn, quien parecía más lúcido cada día que pasaba. Louis se preguntaba cómo lograba salir del infierno y no volver a entrar.

Los alumnos se abrían mientras caminaban por el largo pasillos. Muchos de ellos los señalaban soltando insultos, ningún profesor parecía estar en la institución en ese momento. O algún día anteriormente, cuando el rizado sufría ese tipo de acoso.

—¿Qué le pasó? —preguntó Sofía cuando ellos dieron dos pasos dentro de la enfermería. Zayn miró a Louis buscando una respuesta.

—Se desmayó —susurró avergonzado. Sofía asintió, pero el moreno siguió con la vista fija en su amigo, recriminando algo que Louis nunca diría.

—En la camilla —indicó la enfermera y ambos lo colocaron ahí enseguida. El cuerpo débil de Harry cayó con facilidad.

—¿Él estará bien? —preguntó Zayn mientras Louis bajaba la vista, todavía avergonzado.

—Sí —ella dijo con una sonrisa. Comenzó a revisar su presión, todo bajo la mirada atenta de los dos chicos que seguían de pie esperando—. Tienen que ir a clases —avisó.

—Sí —Zayn asintió y comenzó a caminar fuera hasta que se fijó que Louis seguía de pie frente a Harry—. ¿Louis? Tenemos que irnos.

El castaño negó varias veces, mirando sin pestañear el cuerpo sobre la camilla. Tan pálido.

—Solo se le bajó la presión —le comentó la enfermera con una sonrisa—. Él estará bien. Deben ir a sus clases.

Zayn le asintió a la mujer y tiró de la mano de Louis, alejándolo de la enfermería. Pero el muchacho seguía con su mirada perdida.

—¿Qué hiciste ahora? —preguntó Zayn y Louis no respondió a nada más que a la persistencia de sus pensamientos—. ¡Te estoy hablando!

—¡No sé! —gritó de regreso cuando pudo reaccionar—. Estoy cansado de esta mierda —susurró, negando con su cabeza—. Voy a renunciar a esta mierda de trabajo.

—¿Por qué? —Zayn se cruzó de brazos, deteniendo su paso en medio del pasillo vacío. Louis lo imitó y soltó una risa irónica.

—¿No te das cuenta? Él siempre está a punto de morir cuando está conmigo, ¿qué más me toca hacer? —preguntó, dejando caer sus brazos con un suspiro. Zayn hizo una mueca para colocar su mano en el hombro de su amigo.

—Tu mamá piensa que volvieron a ser amigos —le susurró y el castaño asintió.

—Fue lo que le dije.

El moreno frunció su frente, su mano se deslizó por el hombro de su amigo, como si no tuviera dueño.

—¿Qué?

Louis se encogió de hombros pasando por delante de él, pero el ojimiel lo detuvo tomándolo de su mano.

—Explícame qué fue lo qué pasó —exigió.

—Le mentí a mi mamá —confesó, cerrando los ojos y abriéndolos al segundo con algo nuevo—, Harry lo sabe. Me está ayudando y quise que esto no sea una mentira.

—¿Una mentira, Louis? —preguntó con burla—. ¿Tú piensas que después de todo lo que le hicimos pasar, él aceptará sin chistar? No me sorprende que esté ahora en la enfermería.

—Cállate —masculló entre dientes—. No trates de borrar lo que hiciste echándome la culpa.

Zayn casi rió por sus palabras.

—No —negó y apuntó al castaño—. No lo borraré, pero tú sabes que lo hice por ti, porque me lavaste el cerebro haciéndome pensar que alguien que es así merece todo lo que le hicimos a Harry. —Para ese momento, Louis había empujado a Zayn al suelo, sin lograr tumbarlo por los reflejos del moreno.

—¿¡Y qué!? —gritó con fuerza—. ¿Irás como el marica que eres a pedirle perdón? Maldito idiota, estás tan jodido como yo —dijo con desprecio, casi sintiéndolo en todo su cuerpo por la forma en que este se erizaba cada vez que hablaba.

Zayn sonrió de lado, retrocediendo varios pasos. Él sería capaz de golpearlo, lo sabía, pero la promesa de Jay seguía presente en su mente; cuidar a Louis. Cuidarlo de él mismo.

—Deja de nublarte el cerebro —le dijo antes de dejarlo ahí parado, sin nada que decir porque sabía que era verdad. Louis solo supo mirar a su amigo caminar lejos de él, reclamándole igual que sus padres el porqué de si actitud, pero el moreno más que nadie sabía la razón al pie de la letra.

Pensó que salir a la luz sería algo tan fácil como pedir perdón a la persona que había lastimado por mucho tiempo solo porque le enseñó un mundo diferente; uno con ideas locas para los demás, para las personas que no quisieron seguir las reglas impuestas por la sociedad. Y ese era el problema, Louis tenía miedo de las opiniones de los demás por lo que corrió a refugiarse detrás de la apariencia de alguien seguro de sí mismo. 
No era fácil seguir a su corazón. No cuando no estaba listo para hacerlo, y había sido que Louis pensó que solo se trataría de un perdón pero, ¿dónde quedaba aceptarlo? Él ni siquiera había pensado en el tema cuando salió de su casa con una sonrisa, pensando que sería la persona que antes era. Tampoco pensó cuando besó a Harry, un beso tan simple que no produjo nada en su ser. Sabía la razón; lo hacía de agradecimiento. Pero él nunca había aceptado su ayuda.

Caminó a su respectiva clase con el fastidio en su expresión. Ya no tenía ganas de sonreír ni de tratar de ser una persona que ya estaba muerta. Pensó que no era su problema si nadie aceptaba cómo era ahora. Un idiota, como lo había llamado su madre. Volvió a encerrarse en su burbuja de inseguridades, en donde complacer a los demás valía después de complacerse a sí mismo.



Levi J. Vásquez

#5489 en Fanfic
#33232 en Novela romántica

En el texto hay: larry stylinson, gay

Editado: 20.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar