Control sobre ti ©

Capítulo 40

- Tambien guarda esto - me extiende un recipiente tapado, lo meto en la canasta - Creo que eso es todo. 

Asiento y me la llevo, salgo de casa hacia los chicos. 

- Aquí es-está - se la extiendo a Ethan y sin dejar de platicar la agarra para subirla al carro. 

Me quedo ahí parada a su lado, tenemos todo listo para irnos, ya Emma está cerrando la puerta de la casa. 

- Trepense - dice Will una vez que Emma ha llegado a nuestra altura, sin decir nada rodeo la camioneta y me trepo en los asientos traseros. 

- ¿Listos?...- Will va a manejar y nos examina con la mirada, Emma hace un ruidito de afirmación con la garganta. 

- Ya listos todos, vamonos - habla impaciente mi monstruo, Will se le queda viendo sonriente, pero arranca.

El trayecto fue corto, ha rodeado la casa y se ha ido por un camino que estaba tras de esta, al parecer todos aquí conocen este bosque. 

- Bien, buscaremos un lugar donde la luna vaya a quedar frente a nosotros - explica Ethan antes de bajar. 

- Yo sé en dónde - habla Emma y nos guía, voy a lado de mi monstruo observativa. 

Pasamos muchos árboles, raíces de estos mismos, ramas salvajes y uno que otro insecto. Estaba tan concentrada en no pisar algo con lo que me pueda caer que no me fijé que se habían detenido y choque con Ethan. 

- Ojos al frente - me riñe y yo desvío mi vista, hay un hermoso lago color azul marino - Bueno, si mis clases de geografía no me fallan ese es el oeste y por ahí aparecerá la luna - solo lo escucho ya que el lago se ha llevado toda mi atención. 

- Así es, vamos por las cosas - Emma habla y siento cómo jalan mi brazo despacio - ¿Verdad que esta bonito? - me sobresalto al escucharla cerca de mi oído, me jaló para que ella pudiera recargar su cabeza en mi hombro. 

Me giro y le sonrío, claro que esta hermoso. 

- ¡Hey, no se queden atrás! - grita Will a lo lejos, mi contraria suspira y nos voltea para ir con ellos. 

(...)
 


- No Osita, ajustala en un ángulo de 20 grados - Emma y James están como a un metro de mí y William. La luna está apunto de aparecer. 

Los dos pelean por posicionar bien la cámara, mientras que nosotros estamos sentados en sillas de tela observando el fuego. 

Veo de reojo como Will levanta su silla y se posiciona a mi lado, ¿ahora qué quiere?

- Es demasiado divertido verlos pelear - dice burlesco y observando a los hermanos - Son mi espectáculo favorito. 

Yo asiento y tomo un bombón de la bolsa que está a mi lado izquierdo, lo meto en un palo "desinfectado" por James y lo llevo al fuego. 

- ¿Por qué no hablas? 

- Ca-casi no p-puedo - le digo tartamudeando pero sin verlo, sé que esta sonriendo. 

- Pues, querer es poder así que...- deja las palabras en el aire, saco el bombón y soplo el fuego. 

- Me d-da vergüenza - le confieso, que más da...él fue quien inició todo. Llevo el bombón a mi boca y muerdo la mitad. 

- ¿Por qué?, tartamudear no es malo al contrario aburres si no hablas - dile eso a tu amigo. Como lo que queda del bombón y dejo el palo incrustado en la tierra. 

- ¿Por qué n-no le temes ? - dije lo más claro que pude, lento pero al parecer no le importo. 

- ¿A Ethan? - encarna una ceja y bufa, yo asiento - No le tengo miedo...bueno físicamente no - me le quedo viendo, el capta que quiero que continúe - Soy más fuerte que él, pero sí de mente se trata ahí si...solo de imaginarlo mi cuerpo se estremece. 

Reprimo una sonrisa, no soy la única que le tiene miedo. Aunque yo sí por los dos lados le temo. 

- Es pel-peligroso.

- Claro que lo es, carga con demasiados trastornos mentales. 

Asiento dándole la razón, me quedo viendo a través del fuego sus figuras. La luna ya empezo a salir y ellos están volteando al cielo. 


 


- Pero así lo quiero y apoyo en todo, es como un hermano para mí. 

Me consta lo que dice, recuerdos de Will sonriéndome cuando me tope con Ian la primera vez, sus palabras...

>>ya te vio y no hay nada que puedas hacer.<<

Era una advertencia, una la cual estoy sufriendo por curiosa. Otro recuerdo es él en la estación de policía, le hablo a Ethan para que viniera por mi. 

El miedo puede controlarnos a su antojo.

¿Por qué, que hubiera pasado si no me entregaba a Ethan y me ayudaba a escapar?, la respuesta es obvia...una despedida cruel pero llena de sentimiento y un agujero en su cabeza o corazón. 

Suspiro y dejo de observar el fuego para ver la luna. Tiene un bonito color rojo, me recargo en completamente en la silla y me dejo llevar por el canto de los grillos y las estrellas destellando. 

Algún día seré una de esas estrellas y te vigilaré mi princesa para que nadie te haga daño, yo siempre te protegeré...

La tristeza me invade y tapo mi cara con mi pelo, ¿Dónde estás padre?...tu princesa está siendo dañada y no hay nadie protegiéndola. 

El nudo en mi garganta aumenta, agradezco que Will se haya parado para ir con los hermanos, un sollozo se me escapa y tapando mi boca me paro de la silla y camino a la tienda de acampar que compartiré con Ethan. 

Con lágrimas bajando y gimoteando me quito las botas y la dejo en una esquina, me acuesto en el colchón inflabe y apago la lámpara de fuego. Jalo la cobija tapando mi cuerpo por completo y lloro en silencio. 

Dejo salir todo lo retenido en estas semanas y al final con los ojos rojos, nariz tapada y respiración irregular...la oscuridad me recibe gustosa. 

***
 


El regreso a clases fue mucho mejor de lo que pensé, tenemos cuatro materias y los talleres. Al final de clases voy contenta al salón de artes, ya que ahí todo lo malo se va y mi imaginación vuela en los lienzos y hojas. 



Lupe04

Editado: 16.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar