[d]anger

Necesitamos Salir

-Tenemos que irnos. Ahora. -Kai había irrumpido en el departamento, sorprendiendo a Katherine y a mí.- Podrían quedarse en mi departamento hasta que todo esto se resuelva y -Lo interrumpí.

-¿Por qué debería de irme contigo? - Interrogue saliendo de la cocina mientras que Katherine lo miraba interrogante desde el sofá. Pasó su mano por el cabello despeinado que adornaba su cabeza y un rizo cayó sobre su frente.

-Todos nos estamos yendo, todo el equipo de investigación, recibimos una alerta de algún tipo de cuarentena de todo el asentamiento y nos necesitan fuera hoy antes del medio día, algo malo está a la vuelta de la esquina y necesito que vengan conmigo. 

-Katherine -Ella me miró- ¿Qué piensas de todo esto?

-No. Absolutamente no dejaré todo lo que tengo aquí por una estúpida alerta de cuarentena, de la que, por cierto, no hemos sido avisadas. Solo es una más de sus trucadas para que vayamos al asentamiento grande con él. -Le dirigía una mirada molesta a Kai

-¡No es una trucada! Se hicieron unos cuantos descubrimientos con los pocos sobrevivientes que se encontraron dentro de la universidad y, si todo es como apunta la enfermedad, te adelanto el final: Todos van a terminar muertos. 

-¿Había más?¿Más personas pasaron por lo mismo que yo? -Camine rápidamente hasta estar más cerca de él -¿Qué les ha pasado a ellos? ¿Qué me puede pasar a mi?

Un gruñido salió de su garganta- Se supone que no tendría que haberles dicho ello. -Suspiró- Sí, había más sobrevivientes, pero ellos inhalaron más de gas que Cameron y tú. No debes preocuparte de nada.

-Pero lo que quiero saber es qué es lo que sucedió con ellos. -Kai se pasó la mano por el cabello nuevamente en un gesto de nerviosismo.

-Los asesinaron -Kai habló en un susurró muy leve. -Pero era necesario. 

-¿Por qué? -Katherine habló nuevamente -¿Es por eso que quieres que vayamos contigo? ¿Para que asesinen a Annalise? -Había más enojo en su voz, si es que eso era posible. 

-¡No! ¡No! Nunca trataría de dañar a Annalise, es mi mejor amiga. -Sus ojos iban de Katherine a mi y de regreso,tomó una silla de la mesa hasta donde él estaba y se sentó  con el respaldo de frente, recargando los brazos en él. -Todo empieza cuando el gas es inhalado, si es mucho, la persona que lo haya inhalado muere a los pocos minutos, en cambio, si es regular solo cae en un desmayo y si es poco, creo que no sucede nada. Pero si es una cantidad "regular" la que se inhala, las funciones cardiovasculares  disminuyen haciendo parecer que está entrando en la bradicardia, pero no muere.

-¿Y esto qué tiene que ver con que los hayan asesinado? -Hablé con desesperación, yo pude haber sido una de ellos. Katherine se acercó hasta a mi y tomó mi mano en apoyo.

-Poco tiempo después despiertan y no recuerdan nada, absolutamente nada -Kai agachó la mirada- pero su piel comienza a descamarse en algunas zonas, poco después comienzan los dolores de cabeza y un hambre insaciable, la temperatura aumenta y todo parece estar casi bien, hasta que sus ojos se vuelven blancos, es entonces que ellos tratan de atacar a lo que sea que se les ponga en frente y, en algún punto de todo este proceso, sus dientes se vuelven afilados, como los de tiburones. -Pasó sus manos por el rostro demostrando la frustración que todo esto le causaba.- Tuvimos que matar a los sobrevivientes.

-Eso lo informaron y les han pedido que se vayan para encerrarnos aquí mismo, pero no le encuentro sentido, ¿Por qué nos encerrarían si ya han terminado con ellos? -Katherine apretaba mi mano con fuerza- No te creo ni una sola palabra de lo que estás diciendo pero, en caso de que sea cierto... ¿Por qué?

-Porque atacaron a algunos de mis compañeros y... -Carraspeó- Algunos de ellos escaparon, no sabemos donde están. Si es realmente contagiosa la enfermedad, no es seguro que estén aquí.

Katherine me volteó a ver -¿Nos vamos con él? -Kai nos miraba expectante. Asentí. Con pesar Katherine habló a Kai nuevamente -Será mejor que ayudes a Ann a empacar sus cosas -Me soltó de la mano y fue a su habitación para empacar.

Kai se levantó de la silla con rapidez, entró a mi recamara y  comenzó a rebuscar entre lo que yo suponía eran mis cosas, movía todo con una rapidez sorprendente; le agradecía a Katherine que le haya dicho a Kai que me ayudase, aún me era desconocido todo lo que estaba a mi alrededor. Todo había sido un nuevo inicio.

-Esto... -Tenía un par de cuadernos en las manos- ¿Lo quieres llevar? Son tus diarios dejaste de escribir en ellos hace un tiempo, pero tal vez te ayuden a recordar algo.

-Los llevaré.

Asintió y los metió dentro de la maleta que ya estaba hasta el tope.

***

 Nos encontrábamos en un estacionamiento cercano a la universidad, muchas personas se encontraban aquí, supongo que son todos los que estaban en el proyecto de la universidad.

Todos saludaban a Kai con un asentimiento de cabeza, era realmente conocido al parecer, las chicas lo miraban con admiración y no las culpaba, Kai era un chico realmente apuesto, era alto, su cabello medianamente rizado y largo, acompañado de pecas en los pómulos y era muy inteligente, por lo que parece.



Dandelion

Editado: 30.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar