Dos Polos Opuestos

Capitulo 1 ¿Destino?

En las orillas de la gran ciudad de Zomania casi terminando la ciudad se encuentra una familia conformada por un hijo y su padre, los dos amantes de las motocicletas mientras que el padre es un señor adulto malhumorado su hijo el chico rudo, con tatuajes y el mas temido de su zona al igual que de su universidad. Su nombre es Diego Timothy, 20 años, alto con cabello oscuro y algo de musculo. Por las mañanas Diego lleva a su padre a su trabajo para después el ir a clases, pero este día 25 de enero del presente año será un día que nunca olvidará, él y su adorable malhumorado padre.

Todo comenzó por la mañana del 25 de enero, diego había despertado mucho mas temprano de lo normal ya que quería llegar temprano a su universidad para no tener que ver a todo el montón de mocosos pubertos nuevos en su universidad así que despertó una hora antes de lo normal.

- ¡Vaya! Esto no se ve todos los días, mejor dicho, nunca – como anterior mente lo había dicho, el padre de Diego no es el mas querido o gracioso del lugar, pero solo Diego lo soporta y eso porque tiene que hacerlo si o sí.

- púdrete viejo – y bueno Diego tampoco era el mas cariñoso.

Salieron de casa y subieron a la motocicleta de diego aun que el padre de diego el señor Octavio no quería que su hijo pudiera tener algún accidente de camino a la universidad o a casa ya que en esa hora el trafico es terrible para todos, Diego encendió la motocicleta y comenzaron a moverse. El día era hermoso con hermoso sol y un poco caluroso, el trabajo del señor Octavio quedaba a tan solo 5 minutos en motocicleta así no era problema para Diego dejarlo de pasada para después el seguir con su camino. Todos los días era repetir lo mismo, era despertar una pequeña discusión, ir a dejar a su padre a su trabajo y después ir a la universidad para continuar con los problemas en ella.

- Llegamos – dijo Diego después de detenerse frente al lugar el cual era una enorme florería la mas popular de toda la ciudad.

- ya lo se, no soy ciego – Octavio se bajo de la motocicleta reiterándose el casco y colocándolo en su lugar dejando ver su cara de pocos amigos.

- ¿Cuándo podre ver una sonrisa en tu rostro? – pregunto diego.

El señor Octavio volteo con cara de furia porque sabia lo mucho que le molestaba que le dijeran algo sobre su rostro o por qué nunca sonreía – Cuando mi único hijo deje de ser maricon y entonces eso es NUNCA – hizo gran énfasis en "nunca" porque el sabia que eso nunca sucedería. 

- Vete al demonio viejo amargado – diego encendió su motocicleta y comenzó a conducir de nuevo incorporándose de nuevo al enorme trafico el cual apenas estaba comenzando.

Digo odiaba que su padre no podía aceptar que el es gay y que aun que no lo aparenta en verdad lo es y que solo desea ser feliz a lado de alguien, pero la mayoría de las personas en esa pequeña ciudad le tiene miedo por su aspecto y por algunas cosas que se dicen de el por las calles.

Los ojos de Diego comenzaron a cristalizarse hasta el punto de comenzar a caer pequeñas gotas de su rostro mojando el casco por dentro, con su mano derecha levanto el pequeño plástico de su casco para poder limpiar sus lagrimas de su rostro, pero cuando lo hizo perdió el equilibrio por completo y fue directo a un auto con el cual a diferencia de el venia directo hacia Diego.

La velocidad era tan fuerte que cuando la motocicleta impacto en el auto esta salió volando junto con diego haciendo que la motocicleta quedara del otro lado de la carretera y Diego del otro extremo y aun que llevaba puesto el casco su cuerpo no soporto la caída haciéndolo queda inconsciente.

El auto por su parte solo la parte delantera quedo algo destruida pero los pasajeros quedaron intactos solo con un gran susto, todo el trafico se detuvo viendo al pequeño chico tirado en el suelo, inconsciente, pero de pronto uno de los chicos que iban pasando por ahí ve el accidente y llama a la ambulancia para que lleguen lo mas pronto posible. El chico se acerco poco a poco a Diego y lo vio y se le hizo algo conocido, pero no recordaba de dónde.

Después de 15 minutos por fin llego la ambulancia y demasiada gente ya se había incorporado alrededor de Diego para ver lo que había sucedido, los paramédicos bajaron rápidamente verificando sus signos vitales comprobando si seguía con vida y así fue, lo hacía. Bajaron una pequeña camilla y lo colocaron ahí con demasiado cuidado, uno de los paramédicos pregunto que habían llamado y el chico levanto su mano a lo cual el paramédico volteo a verlo entre toda la multitud.

- ¿lo conoces? – pregunto a lo que el otro chico asintió.

Le pidieron que los acompañaran para que estuviera alguien presente hasta que llegara algún familiar, el acepto y se subió junto con Diego y un paramédico a la parte trasera de la ambulancia.

Y así la ambulancia salió del lugar dejando a toda la multitud de personas ahí viendo toda la escena, lamentablemente la persona dueña del auto afectado huyo cuando vieron que Diego no reaccionaba.

Así fue como comenzó la semana de Diego, algo diferente... 

________________________________________________________________________________

 

Hola chicos y chicas aquí les traigo otra historia esta vez algo diferente a la anterior, espero les guste y puedan apoyarla. Recuerden que las actualizaciones son cada Domingo, todas las semanas.



DiwenLiam

#6546 en Novela romántica
#2212 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, amor adolescente, accidentes

Editado: 22.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar