El lobo y la demonio

¡¡¡OTRA VEZ TU!!!

Minutos después entro una chica rubia, se le veía decepción en el rostro, pero mantuve mi distancia.

— Buenos días sr. Director... ¿Me mandó a llamar? —

— Buenos días srta. Parker, la mandé a llamar porque necesito que le muestre la escuela a la srta. Collen —

— Está bien, ¿Vamos? — dijo mientras se volvía hacia mi.

Me despedí del director y seguí mi camino detrás de la rubia.

— Hola, ¿Como te llamas? — dijo mientras caminavamos por los pasillos...

— Hola, soy Shira Collen, ¿Y tu? —

— Soy Diana Parker, oye se que es muy pronto y que apenas nos conocemos pero...¿Quieres ser mi amiga? — 

— Claro, además no te preocupes si no nos conocemos, para eso se hacen las amigas — 

— Bien entonces seremos las mejores amigas del mundo — dijo mientras saltaba de la alegría...

 

Al terminar el recorrido...

 

*Suena el timbre*

 

— Y bien Shira ¿Cual clase te toca? — 

— Me toca la de matemáticas —

— Genial, entonces seremos compañeras de clase... ¿Vamos? —

— Te sigo —

 

Subimos las escaleras y nos dirigimos al aula 2B.

 

— Llegamos... Yo ya voy a entrar, tu te quedas aquí y entras hasta que el profesor te llamé ¿okey? —

— Ok nos vemos en un rato —

 

Adentro del salón...

 

— Buenos días chic@s, tengo algunos avisos que dar... El primero es que tenemos una nueva alumna....

Pasa por favor y presentate —

 

Entre al aula y hay observé aquel chico de la otra vez, este me mirava com desprecio, después observé a mi amiga Diana que estaba justo en frente de el.

 

— ¿Y bien? — dijo el profesor esperando a que me presentará 

— Ammm... Hola mi nombre es Shira Collen y tengo 17 años — 

— Muy bien srta. Collen, tomé asiento a tras de la srta. Diana —

 

Fuy a mi pupitre y me senté, segundos después, ví como mi compañero de al lado encarnaba las cejas y decia...

 

— De tantas que hay, !¿porque tenía que ser ella?! — dijo en un susurro.

 

— Bien chic@s el segundo aviso es que se armara un equipo de básquet de mujeres, quien quiera entrar se va a anotar en la cartelera, y último y tercer aviso, es que apartir de mañana tendrán que usar uniforme —

*¡Uniforme! pero no me gusta usar uniforme porque siempre termino usando faldas...*

 

«Te la tendrás que poner, de todos modos no te dejarán entrar a la escuela si no la llevas puesta»

 

*Ajj... Aveces odio que tengas razon. *

 

— ¡¡Shhh, silencio!!. Sé que ya se habían acostumbrado a estar sin uniforme, pero fue una orden y como saben no la podemos romper. 

Bueno si ya está todo aclarado empezemos con la clase.—

 

Después de clases. 

En las bancas de la cafetería...

 

Listo Shir, ya nos hemos inscrito para participar en las pruebas de básquet y haci ver si entramos o no al equipo. Entonces...¿Nos vamos? —

— Va, entonces vamos a la cancha de básquet para que nos den las indicaciones y haci poder entrar al equipo ¿Okey? — le dije mientras me ponía de pie para ir a la cancha.

 

— Oye shir, ¿vas a ir a la fiesta de la que se está hablando en todo el instituto?.—

— ¿De que fiesta hablas Diana? —

— Pues de la que están organizando unos compañeros de clase —

 

No pude responder a su pregunta porque sentí que me tope con alguien...

 

— ¡¡OTRA VEZ TU, ¿POR QUE SIEMPRE ME TENGO QUE TOPAR CONTIGO?!! —

—¡ABER YO NO TENGO LA CULPA DE QUE SIEMPRE ME TENGA QUE ENCONTRAR CONTIGO, Y SI LA TUVIERA, ENTONCES PERDON POR SIEMPRE TOPARME CONTIGO!... Ahora déjame en paz — Terminé de hablar y sentí un ardor en el rostro, corrí al baño y al ver mi descubrí mi ojo y pude notar que se estaba volviendo a un tono rojo, inale profundamente para poder tranquilizarme, afortunadamente mi Nana me ayudó a utilizar esta técnica, si me pasaba tan de repente.

 

— Oye Shira, ¿estás bien te pasa algo? — Entro mi querida amiga y pregunto muy preocupada. E inmediatamente me tape el ojo para que no me lo pidiera ver.

— Estoy bien Diana, no te preocupes solo me sentí un poco mal pero ya estoy bien, mejor vamos a la cancha que se nos hara tarde. — Hablé para tranquilizarla un poco.

— Bueno vamos, ¿pero segura de que estás bien? — 

— Si Diana estoy bien — 

 

Salimos del baño y nos fuimos a la cancha de básquet.

 

— Hola chicas, mi nombre es Mario y sere su entrenador.

Bueno como ya sabe, formaré un equipo de básquet de solo mujeres, para eso tendré que hacerles algunas ¿pruebas está bien? — 

— Sii — Respondimos todas al unisono.

—Bien aclarando ese punto, necesito que vayan a los vestidores y se coloquen el uniforme adecuado, y luego regresen para iniciar las pruebas, a propósito, solo tienen 20 minutos para vestirse y estar aquí, si en ese tiempo no están presentes estarán automáticamente fuera de las pruebas y del equipo ¿Entendieron? — 

— Sii — contestamos todas y de inmediato nos dirigimos a los vestidores ya que no queríamos perder tiempo.

 

 

Ya en los vestidores...

 

 

— Oye Diana, ¿no crees que esto sea demaciado revelador? — le dije mientras observaba el uniforme, el short me llegaba dos dedos de dónde me llegaban las manos y la camiseta estaba un poco ajustada. No es que no tenga buen cuerpo, al contrario de vez en cuando lo trabajo muy bien, es solo que no me gusta mostrar mucho, además noe gusta usar vestidos o short a menos que la ocasión lo amerite.

— Bueno, pensándolo bien, creo que sí es un poco revelador, pero, ¿que tal si nos ponemos la campera y la sudadera que teníamos antes? Haci no mostramos mucho... —



Dark Moon

#418 en Fantasía
#315 en Personajes sobrenaturales
#66 en Magia

En el texto hay: amor odio magia y aventura

Editado: 09.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar