El mundo en Iris.

capitulo 5 parte 4

Sonrío al recordar a mamá, siempre tan precavida y si, no somos normales. Pongo la foto en mi puerta sigilosamente, no hay nadie, bien. Salgo lo más rápido del gym y camino hasta donde está esperando mi taxi, subo y me dirijo a la dirección de este ángel. Pasan, creo, 30 minutos y el taxi entra en un lugar hermoso, lleno de árboles y flore, obviamente son casa de barrio privado. Maravilloso, esto es un paraíso ,sip, aquí vive este ángel.

El taxi frena al frente de una hermosa casa colonial sencilla, pero tiene tantas flores y árboles que parece un cuento de hadas. Realmente es hermoso. Camino hasta la puerta y por un momento dudo en tocar, no sé qué me espera después de esto, aun así, respiro hondo nerviosa y toco dos veces:

- ¡ya voy! (se escucha una voz suave dentro de la casa)

-sí, no hay problema (le respondo, no sé si es necesario, pero a veces estas en aprietos cuando justo golpean la puerta)

- (la puerta se abre y aparece una imagen de una persona con rostro tan perfecto, es difícil de explicar su aspecto, no sabía que los ángeles eran tan...guau!!...) hola ¿te conozco? (se limpia las manos con el trapo que está lleno de pintura, mientras me mira con gran curiosidad) tu rostro me es familiar.

- (parpadeo varias veces, su aspecto me a dejado nula) emm... hola, no, no nos conocemos, al menos creo eso (río para relajarme) emm, tal vez conociste a mi mamá, soy bastante parecida (lo miro esperanzada)

- (se rasca la cabeza, está pensando) tú mamá era bruja (sonríe dulcemente, lo que es raro)

- sí, exacto, entonces la conoces (sonrío aliviada) porque ella me dio esta dirección y por eso estoy aquí.

-la conocí solo un poco, pero fue suficiente para darme cuenta que era buena persona. ¿dime el porqué de tu visita? (cierra la puerta detrás de él y me guía a un banco de madera que esta debajo de un hermoso árbol rosado)

- (pienso en cómo decirle) pues ella me dijo que acudiera a ti si mis problemas eran más grandes que yo y pues ahora está ocurriendo y algunas cosas requieren de tu presencia

- (asiente con la cabeza varias veces y luego me mira a los ojos) sabes que soy un ángel, no poseo dones o algo por el estilo, fue unas de las cosas que tuve que "dejar" para estar aquí (mira hacia su casa, le brillan los ojos)

-lo sé, lo supuse (sonrío) pero no estoy aquí por tus dones sino para que me expliques como contactarme con Dios (mi mirada indica desesperación)

- (se pone derecho y frunce el ceño, se ve tierno) ¿por qué quieres eso? acaso no sabes que eres un demonio (me mira intrigado)

-soy mitad bruja y mitad demonio ¿sí? (lo señalo) tenlo presente. No es necesario explicarte (hago gesto con la mano restándole importancia) solo necesitas saber que es de vida o muerte

- ¡guau! (se ríe, se pone de pie mirando el cielo), la única forma en la que se comunica con él, es a través de la oración. No hay forma directa (encoje los hombros)

-no puedo ser solo por ese medio. Tú eres un ángel, debes tener algo de prioridad para comunicarte (me pongo de pie frente a él, es alto, me dolerá el cuello) tienes que ayudarme (le tomo las manos)

- (respira hondo y cierra los ojos, lo abre y me mira) te estoy ayudando, Iris, solo por oración él se comunica (se encoje los hombros rindiéndose) pero sea lo que sea Iris, él pedirá algo a cambio

- (cierro los ojos cansada) lo sé, no creo que sea algo malo o ¿sí? (lo miro dudosa y él sonríe)

-tranquila, nunca es malo, solo drástico, pero no dolerá (me acaricia la mejilla, su tacto es tibio, da calma a mi alma, por ese instante me siento en calma)

- (abro los ojos y respiro hondo) ¿cómo sabes mi nombre? (lo miro intrigada)

- (sonríe divertido) pues tú madre dijo que tenía una hija llamada Iris (me golpeo por tonta) lo supuse (ríe ampliamente)

-pues, no me has dicho tú nombre (levanto la ceja)

-Gamaliel (abro los ojos, su nombre es raro pero lindo)

-okey Gamaliel (carraspeo) tienes algún número para que estemos comunicados (me mira extraño) por si ocurre alguna duda (rodeo los ojos)

-pues no tengo, no lo necesito, si tengo algo que hacer me acerco a eso y ya

-entonces tengo que recorrer más de 30 minutos porque no quieres tener un teléfono (abro los ojos indignada)

-sí, exacto (asiente sonriente)

-(suspiro) bien, entonces me verás seguido (le ofrezco mi mano) nos veremos Gamaliel

-sí, nos veremos (me mira intensamente)

Camino el corto sendero hacia el taxi.

En el camino de regreso pienso en lo que me dijo Gamaliel, solo tengo que orar, eso es fácil el problema es si me responde a tiempo, el año ya casi acaba.

No vuelvo a la empresa, mi cabeza no tiene lugar para pensar en casos de seguros por lo tanto vuelvo a casa estaré sola, Tomàs está en la biblioteca, así podré orar tranquila.

Al llegar a casa me relajo totalmente, me pongo ropa cómoda y respiro tranquila. Subo a mi cuarto con la esperanza de que él me escuche. Me cierro y me siento en la cama, cierro los ojos y comienzo:

"hola Dios, sé que sabes que soy algo totalmente horrible y que no debería pedir ni hablarte, pero en verdad necesito tu ayuda"



DAIANA

#15537 en Fantasía
#6657 en Personajes sobrenaturales
#21410 en Otros
#3174 en Humor

Editado: 22.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar