El palacio de la no princesa

Amigos al rescate

Me levanté en modo automático, en la mañana buscaba a la abuela incluso la llamé, no fue un sueño me dije, nadie estaba en el comedor esperando con su acostumbrado desayuno “para su nieta flaquita". tome el cereal lo comí y regrese a la dulce cama de mi Abu.

 

—Lay, Lay, Lay baja ya estamos aquí abre la puerta ahora.

 

me levanté de inmediato muy sorprendida, ¿qué pasa me dije? miré desde la ventana del cuarto de la abuela y eran Jack y Mey. Salí y abrí la puerta

— He venido a rescatarte dijo Mey.

Miriam la conocí a los 9 cuando intento acercarse a mí, fue chistoso recuerdo que la mordí es que no tenía amigos y muchos se burlaban de mí, pensé que me golpearía o algo, pero solo quería abrazarme, no recuerdo la razón, pero mi reacción fue morderla ella no lloro solo dijo Lay tienes dientes fuertes creo que allí fue que comenzó nuestra amistad, hemos estado junta desde entonces.

Mey es esa chica que ríe cuando escuchas palabras con pronunciaciones extrañas, Ama a los minions  y es el ser más dramático de la historia. fue quien comenzó a llamarme Lay.

— Está aquí no has salido hace dos semanas ya estuvo bueno ¿no? —dijo Mey

— Tienes que animarte añadió Jack y tomar un baño, el correo se acumula frente a la casa si sigues así tendrás que nada para salir de aquí.

—Jack eres tan exagerado, dijo Mey mientras me abrazaba fuerte.

—¿qué harás con tu vida? dijo Jack

mire mis manos y conteste —no lo sé.

— comencemos por recoger el correo, dijo Mey.

— buena idea necesitas un salvavidas? dijo Jack a lo que Mey solo le lanzó una mirada agresiva y dramática muy usual de ella.

— Qué tal si tomas un baño? dijo Jack haremos el desayuno para ti.

— Es tan necesario? añadí

— Sí, Lo es dijo Jack con una mirada juguetona en la cara.

Tome el baño y al salir estaban los dos sentados en el comedor que había pasado tanto tiempo solo.

— Siéntate aquí bonita dijo Mey

— No deberías acapararla tu sola replicó Jack.

—No pelen Chicos, me sentaré en el centro así los dos tendrán 50% de mi dije con una sonrisita.

— Me pare bien, dijo Mey ese 75/ 25,  me parece justo sacándole la lengua a Jack.

Jack cerró el puño en forma de protesta.

— calma Jack no la escuché comamos.

Mientras comíamos reí un poco con las disputas de Jack y Mey, sus locuras me calman.

— Aquí está el correo dijo Mey mientras nos sentamos en la sala frente a la T.V.

Le Eché un vistazo y solo era lo usual.

Hasta que una carta muy rara decía mi nombre en ella, que raro dije para mí.

—Que es raro? dijo Jack con sus ojos fijados en mí.

— Es una carta para mí, pero es raro no conozco el remitente.

—Una carta de amor dijo Mey, a los Jack respondió poniendo los ojos en blanco.

—No creo Mey, Respondí, mientras abría la carta eran letra muy bien trazadas y organizada.

—Quien escribe a mano en este tiempo? dijo Mey

—descubrámoslo respondí disponiéndome a leer.

Querida Layla, Soy Alfred el hijo de Magda, no estuve allí cuando murió y lo lamento mucho, lamento que tuvieras que pasar por esta situación tu sola, Mi madre era un ser muy especial y sé que te amaba. Lo sé porque nunca pidió nada, pero cuando descubrió que moría me envió una carta pidiéndome que me ocupará de ti. el jueves 22 se dará lectura a su testamento, Así que te ruego que esté lista para ese día, estaré allí con mi hijo, es un año mayor que tu creo se llevarán bien.

Se despide

  Alfred Smith

 

—¡¡Vaya hijo!! ni siquiera vino al funeral de su madre, exclamo Mey

— La muerte hace a las personas más humanas dijo Jack

—¿No estoy de humor para esto ahora dije en voz muy alta, a ver qué día es hoy? pregunté

—Mey miro su móvil y abrió sus ojos verdes y brillantes y dijo es 21 de marzo

—Que? replique debo limpiar todo.

—Tienes que, urgente dijo Jack en una afirmación muy severa

—Aquí apesta dijo Mey

—Pues ayuden, sonreí

Ese día limpiamos desde la mañana a la tarde fue agotador y todo estuvo listo a las 5:00 pm

 Pedimos pizza y convenimos en hacer una pijamada no quería estar solos otra vez. 

 



Mau Serrano

#892 en Novela contemporánea
#6301 en Otros
#570 en No ficción

En el texto hay: romances amistad celos

Editado: 19.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar