El placer de sonreír

Capítulo 5.

-Chicos ya basta si, se comportan como unos niños.- les reprendió mila.- todo sabemos que terminan juntos, pero no se adelanten a los hechos.

-Gracias por tu ayuda, mikeila.- los chicos soltaron una carcajada.

-Hey te dije que no me llamaras así.- me cruce de brazos.

-Déjense de babosadas.- les dijo Cail molesto por la broma de sus amigos

-Él sr sabe lo todo se molesto chicos cuidado puede lanzarnos alguna frase de un libro.- le dijo Fran entre risas, me sorprendí al escuchar eso, le gusto leer libros al igual que yo, Wow, cada día mas me sorprende.

Me coloque mis audífonos para no escucharlos mas, ya me estaban hartando, toda la noche la pasaron diciéndonos a Cail y a mi que hacemos una bonita pareja y que quieren ser los padrinos de boda, yo como siempre hago lo que desde que los conozco ignorarlos, han echo todo para que me ría o sonría pero no lo lograron y todavía recuerdo las palabras de Tyler.

"Ves hacen la pareja perfecta ella seria y Cail el payaso del grupo pueden creerlo".

Que chico tan raro estos, mientras Sami no decía nada solo se reía de los cometario de sus locos amigos, una mano me saco de mis pensamientos, me quiete mis audífonos.

-¿Que?- les dije con el ceño frucido.

-¿Que si quieres que las lleve a su casa para que se cambie?- me pregunto Sami, negué.

-Nos gracias traje mi auto.- le conteste, guardo mi celular en la parte trasera de mi pantalón.

-Yo no me muevo de aquí hasta que me dejen ver a Max.- mila se sentó en el sofá de la habitación como una niña recién regañada, típico de ella.

-Pues quédate yo necesitó irme a cambiar y dormir un poco.

-Vale te aviso cualquier cosa, y si mamá te pregunta por mi dile que pase la noche en tu casa.

-No voy a ir a tu casa mila sino a la mía, adiós nos vemos mañana par de idiotas.- les dije moviendo mi manso en señal de despedida.

-Adiós cuñada.- gruñí antes el comentario de Tyler, los chicos le dieron un manotazo en la cabeza.- Auch.- se quejo yo salí de la habitación y camine al ascensor, apreté el botón para llamarlo, espere unos segundo hasta que llego, subí y apreté en botón de planta baja.

Revisé mi celular y tenía, una llamada perdida de fabi, lo ignore y volví a guardar el cell, las puertas del ascensor se abrieron y salí, camine hasta el estacionamiento, ya era de mañana, le quite el seguro a mi auto y entre lo puse en marcha, conduje hasta mi casa, el trayecto no dejaba de pensar en la sonrisa y ojos marrones de Cail.

Te gusta he. Me dijo mi subconsciente, sacudí mi cabeza ante ese comentario.

Claro que no me gusta.- susurré.

Estacione frente a mi casa y baje del auto, entre a esta, como siempre esta desolada o eso creía.

-¿Donde pasaste la noche jovencita?- me pregunto Fred.-Estuve muy preocupado.- lo mire sorprendida, que acaba de decir preocupado, tiene que ser una broma esto.

-Tienes que practicar mas tus chistes no me causan risa Fred.- le dije subiendo las escaleras.- Aah deja de fingir que te preocupaste por mi que eso no te queda.- le dije sin mirarlo, termine de subir, al llegar a mi habitación me tumbe en mi cama y me quede dormida.

(…)

-Tessa despierta, tenemos que ir a clases.- me levante torpemente, caí al suelo fabi soltó una carcajada, la mire mal.

-¿Que, tanto dormí?- fabi asiente.

-Pues si, dormiste. 15 horas mas de la cuenta en realidad, pensé que estabas muerta hasta que nombraste a Cail.- levante una ceja, soñé con Cail no lo recuerdo.

-¿Que hora es?

-Las 6:35am.- abrimos ojos muy grande dios ya es tarde.

-Es tardísimo fabi.- corrí al baño me despoje de mi ropa y me metí a la ducha, al salí me puse mi nuevo uniforme, me maquille ligero, tome mi mochila y mi celular, lo revise y tenia 10 llamas perdida de mila y 6 mensajes de Cail, abrí la conversación.

¿Donde estas tess?

Tess.

¿Estas hay?

¿Te paso buscando?

¿Tess porque no me respondes?

Necesito hablar contigo...

Hablar conmigo de que cosa.

Lo siento me quede dormida, por eso no te respondí, nos podemos ver en el colegio vale.

Me respondió al segundo.

Vale nos vemos después de clase preciosa.

No le respondí, sentí algo dentro de mi cuando me llamo así nunca nadie me a llamado de esa manera.

-Tess se nos hace tarde.- salimos de la casa sin desayunar porque se no hizo tarde, subimos a mi auto y conduje hasta la cárcel llamado colegio, no estoy muy contenta de volver a clase, aunque no soy mal estudiante, me aburre estar rodeada de estoy jóvenes con las hormonas alborotadas, al llegar estacione mi auto, bajamos y caminamos hasta la entrada del colegio.

-¿Que clase nos toca prima?- me preguntó, mire nuestro horario.

-Física.- caminamos hasta el aula, los pasillos estaban desolados porque todos estaban en sus respectivas clases.

Llegamos hasta el aula y toque dos veces, espere y salió el profesor Grey, un viejo amargado.



AngieO

#4060 en Novela romántica
#1709 en Otros
#149 en Aventura

En el texto hay: amistad, primer amor

Editado: 24.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar