Enamorando al Enemigo

Capítulo 25 Final

 

 

Capítulo 25

~Claudia~

La más emocionada con la salida en grupo definitivamente es Ise, quien se ha lucido con su vestuario y de paso me ha obligado a ponerme una diminuta falta que casi deja ver las anginas.

―No voy a poder inclinarme sin que se me vea todo ―murmuro tirando del dobladillo de la falta.

―Debemos impresionar ―responde agitando la mano, restándole importancia. El timbre nos hace a las dos mirar la puerta―. Debe ser Vicky.

Corre y abre, dejando ver a una mujer, que me hace considerar mi criterio sobre la falda, ya que, si la mía parece corta, podría decir que ella casi esta desnuda.

―Hola Ise ―saluda con una expresión bastante vulgar. ¿De donde la ha sacado?

―Hola, Viky. Pasa, ella es Claudia.

―Hola ―dice con una sonrisa más falsa que un billete de 40 pesos. Es decir, no existe, al menos no en México.

―Hola ―contesto intentando no denotar el desagrado que me causa―. Ise, ¿Puedes ayudarme con algo? ―murmuro metiéndola a la cocina.

―¿Qué?

―¿De dónde sacaste a esa tipa?

―¿Por qué? Es atractiva y seguro liga con Siwon.

―Es una fácil.

―Oye. Te pregunte y dijiste que te daba lo mismo ―me mira con expresión divertida mientras se encoge de hombros―. Tomé lo primero que encontré.

―Sí, pero…

―¿Tienes celos?

―¿Qué? ―Por suerte llaman a la puerta y rápido salgo evitando responder. Porque no estoy celosa, ¿Por qué debería?―. Voy a abrir.

―¡Aja! Ve y abre ―se burla―. Cobarde. ―La ignoro, porque es más sencillo.

La amiga de Ise, esta sentada muy cómoda en el sillón, sin indicios de abrir. Además de vulgar, grosera. Pff.

Abro, encontrándome con tres apuestos hombres. Daniel, Siwon y Kyu.

Tras un rápido saludo, todos nos disponemos a salir. Obviamente Ise se va en el auto con Kyu; los demás vamos con Daniel. Tal como lo había predicho, esa tipa es una… se la pasa todo el camino prácticamente sobre Siwon.

Al llegar al lugar ocupamos una mesa, Ise arrastra al Kyu a la pista, mientras los demás tomamos algo. Por más que me esfuerzo en concentrarme en Daniel, quien se porta de lo más atento, no puedo. Mis ojos están fijos en lo que hace la tipa y Siwon. Al principio él la ignora, pero después de que bailo un par de canciones con Daniel. Siwon se muestra disponible, amable y receptivo con ella. ¡Qué diablos! ¿Por qué?

―¿Quieres bailar? ―me pregunta Daniel, pero no puedo evitar sentirme furiosa cuando noto que ella toca el muslo de Siwon y él no protesta.

¡Sera zorro!

―No ―niego y me pongo de pie―. Ahora regreso, voy al sanitario.

Entro, apoyándome en el lavabo, mirándome en el espejo. ¿Qué me pasa? ¿Por qué me molesta tanto verlos?

Me mojo el rostro, intentando calmar la furia que siento. ¿Qué ve en esa tipa? ¿Por qué deja que coquetee con él? Respiro y me recuerdo a mí misma que, no tengo por qué molestarme. Al fin de cuentas es libre de hacer lo que quiera y con quien quiera. Me dispongo a salir, pero cuando abro la puerta, choco con el pecho de alguien.

―¿Siwon? ―pregunto sorprendida.

No responde, empieza a avanzar haciéndome retroceder, su mirada es intensa y me hacer ponerme nerviosa.

―Lo siento. Pero hoy tomare el pago por adelantado ―dicho esto me toma de la cintura y me besa. Su mano se coloca en la parte baja de mi espalda, pegándome contra su musculoso cuerpo, mientras su boca hace maravillas que me dejan viendo estrellas y haciéndome perder el piso. Antes de que me dé cuenta, estamos dentro de uno de los sanitarios.

―¡Clau! ―la voz de mi amiga me hace reaccionar y maldigo por debajo. Siwon ha cerrado la puerta por lo que lo hago retroceder y me coloco delante de él, intentado ocultar sus zapatos―. ¿Estás aquí?

―Si ―respondo intentando normalizar mi voz.

―Parece que Siwon y Vicky se llevan muy bien ―dice con normalidad. De pronto siento los labios de Siwon en mi cuello. Lo que me impide pensar con normalidad.

―Ise… ¿Te gusta Siwon? ―suelto la pregunta sin darme cuenta. Ella guarda silencio y Siwon deja de besarme.

―Mmm… ¿Qué quieres decir? ―Ise no parece tan segura ya.

―Eso. ¿Te gusta? ―Siempre ella saca el tema y siempre me pregunta por él, es algo que no deja de darme vueltas en la cabeza.

―A ti te gusta Daniel, ¿No? ¿Me lo darías? ―Me tenso, siempre he negado que me guste y admitirlo no es buena idea. Si me niego ella pensara que algo no va bien.

―Si ―contesto sin pensarlo.

De pronto, Siwon abre la puerta del baño y sale como alma que lleva el diablo. Ise pone los ojos como platos mientras Siwon llega hasta ella y la toma de la cintura como si fuera a besarla.

―Tal vez lo considere ―murmura fulminándome con la mirada. Cuando creo que la besara sale furioso azotando la puerta. Nos quedamos las dos congeladas ante lo que acaba de pasar. Ise se pasa la mano por el pelo y me mira con mala cara.



Isela Reyes

#995 en Novela romántica
#311 en Otros
#94 en Humor

En el texto hay: peleas, hermanos, sebuscaunpadre

Editado: 08.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar