Eternidades

SEGUNDO DESEO

"Deseo proteger a la persona que amo"

Ocho años en el pasado.

La columna de fuego sale de la barraca y algunos curiosos se han detenido para ver el accidente, más de uno ha llamado a emergencia mientras que tratan de ver si hay sobrevivientes, a lo lejos un par de personas miran todo, saben que será inútil buscar a alguien vivo. Todo está listo y el sacrificio se ha realizado, nada puede evitar los eventos que están por venir y por eso uno de ellos ha tomado la decisión de abandonar todo lo que ama con el fin de proteger a su ser amado.

- Tal vez no sea la forma más adecuada, pero es la única para que Alicia no se involucre - comenta el acompañante.

- Tiene razón, solo así podré protegerla sin que sea atacada o utilizada -

Miguel mira el humo que sale del accidente mientras el fuego consume el cuerpo inerte para que no sea identificada su verdadera identidad y todos crean que es el dueño del automóvil.

Mirar su propio funeral un par de días después es de lo más extraño, desea consolar a su amada, decirle que está bien, que no debe preocuparse, secar sus lágrimas, sin embargo, lo único que puede hacer es observar a lo lejos como su esposa sufre mientras viejos recuerdos llegan a su mente.

"Tal vez se dice, si no hubiéramos conocido a Ellioth, todo esto no estaría pasando. Tal vez si..."

Los recuerdos lo llevan casi doce años en el pasado.

- Ja, estás loco Elías, es obvio que ese tipo es un pedante, nos corrió de nuestro campo - grita Miguel alterado - no voy a ir a su estúpida fiesta -

- Ándale, velo de este modo, su familia compro la casa y el campo, si no hacemos nada no volveremos al lugar -

- Como si me interesara, podemos reunirnos en otro lado -

- Como tú digas, Alicia si va ir y yo también -

"Aquella vez termine en la fiesta de Ellioth, espere durante mucho tiempo a que apareciera Alicia, pero no llegó, tiempo después me entere que su madre la golpeo y no pudo levantarse en varios días, me dio tanto coraje que cuando la vi de nuevo solo pensaba en el día en que pudiera hacer algo por ella."

Triste por la farsa que ha hecho se retira silenciosamente del panteón dejando a su amada desconsolada.

Toma el coche que le proporciono la agencia y mientras conduce su mente vuelve de nuevo al pasado a otro momento que cree fue decisivo en su vida.

"Aquel día Ellioth solo me llamo a mí, se suponía que no nos veríamos hasta el día en el que cumplíamos cinco años de ser amigos y que además seria la despedida de él y de Elías, pero el me llamó y fui."

- ¿Qué es esto? - pregunta intrigado Miguel.

- Tal vez creas que de algún modo estoy loco, pero esto es algo muy importante para mí, te lo doy porque un día será de utilidad, no te pido que lo conserves porque cuando llegue el momento tú mismo sabrás que hacer con esto - Ellioth le da la carpeta llena de hojas a su amigo y sin decir más se despide dejándolo sin comprender sus palabras.

Tan solo unos días después es la fiesta que termina con el deseo que cada uno pide a una estrella fugaz, la separación de los amigos es paulatina pero brusca, primero el viaje de Elías al extranjero, enseguida el incendio de la casa de Ellioth donde aparentemente nadie sobrevive y casi de inmediato el cruel asesinato de una parte de la familia de Alicia.

Su deseo se cumplió de manera dolorosa, siete años después el pasado ha vuelto, el haber conocido a Ellioth y enterarse de que no era alguien ordinario han ocasionado un nuevo sufrimiento que de momento parece inútil.

- ¡Retirada! - grita sin cesar mientras escucha como cada unidad es eliminada - las comunicaciones una a una se van interrumpiendo, en el mejor de los casos se escuchan gritos de desesperación. Sin otra opción le pide al conductor de la unidad salga como pueda, pero una explosión los golpea y la camioneta da varios giros hasta que queda de cabeza.

El dolor es intenso, varios aparatos han caído sobre Miguel, aunque sigue con vida su compañero no corre con la misma suerte. Como puede se quita los objetos de encima y se dirige a la puerta, una vez afuera mira los destrozos ocasionados por los llamados Recurrentes, camina lentamente levantando algunas armas que encuentra a su paso, entre el humo unas siluetas comienzan a formarse, en un principio cree que son algunos sobrevivientes, pero al acercarse descubre la verdad y se dispone a morir luchando. Con cada tiro cae un enemigo y aparecen tres o cuatro, sabe que no puede huir en su estado ya que difícilmente logra sostener el arma, sin temor se prepara a morir cuando la munición se comienza a agotar, piensa en el deseo y promesa que no pudo cumplir, las fuerzas lo abandonan, las armas caen y débil cae de rodillas mientras la vista se nubla, como si fuera un sueño escucha unas explosiones.



Iván Quiroga López

#2656 en Ciencia ficción
#14958 en Otros
#1885 en Acción

En el texto hay: misterio, drama, fantasia

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar