Lie to me

Capitulo 5

—¡Juego! —Anuncio con una sonrisa victoriosa antes de hacer el saque con un buen golpe de derecha que manda la pelota directamente al señor Carter, quien la responde con un revés lanzando la pelota de vuelta a mi padre. 

Despues del desayuno familiar, el señor Carter nos reto a mi padre y a mi a jugar tenis contra él y su hijo debido a lo que escucho de algunos miembros del club sobre nuestras habilidades en el juego y mi padre acepto encantado de poder presumir su juego perfecto con uno de sus mayores contrincantes en el mercado y futuro socio. 

Por otro lado, mi madre y Alejandra se fueron al salón de belleza para prepararse para el concierto de Alejandra y ahora mismo estamos en el juego de desempate en el ultimo set, la verdad es que no pensé que los Carter jugaran mejor que mi padre y yo, pero nos han hecho sudar mas de lo normal. 

Son muy buenos. 

—¡Blair! —Me grita mi padre y yo golpeo la pelota con un Slice antes de mirarlo, escucho al señor Cárter gritar a Dean antes de que la pelota vuelva a nosotros, mi padre la responde con un revés lanzando la pelota al señor Cárter que falla por poco dandonos el punto final. —Bien hecho. — Sonrió orgullosa mientras choco la mano de mi padre, luego nos acercamos a la malla donde nos esperan los Cárter. 

—Felicidades, su juego es tan feroz como se dice. —Sonrio aún más ante el cumplido. 

—Ustedes son muy buenos también. —Le digo estrechando su mano —Fue un buen juego. —Nos acercamos a las bancas junto a la cancha y Dean nos entrega a todos una botella de agua. 

—Gracias. —Le digo y él me da una sonrisa amable. 

—Beau y yo iremos a hablar de negocios. —Anuncia el señor Cárter antes de alejarse junto con mi padre y la señora Carter, yo bajo la mirada a mis manos antes de sentir la mano de Dean en mi barbilla, obligandome a levantar la mirada. 

—¿Quieres ir a tomar algo? —Ofrece 

—Estoy sedienta. —Sonrie y me coge la mano para guiarme en dirección al restaurante. —Dean. —Le llamo luego de un rato. 

—Dime. 

—¿Sabes cuando va a ser la boda? —Me mira curioso 

—¿Mueres de ganas de ser la señora Cárter? —Le miro divertida —Solo se que va a ser durante el verano, yo supongo que en Julio para que ambos nos vayamos a la universidad en Agosto como esposos.

—Oh. —Me limito a decir y eso parece llamar su atención, ya que se detiene para enfrentarme. 

—¿Que pasa? —Le miro fijamente. 

Es un hombre demasiado atractivo con su cabello castaño claro, ojos verdes y facciones bastante marcadas... es como ver una versión de Jorge del Río un poco mas alta y con los ojos un tono mas oscuros. 

Además de ser amable y muy educado, Dean Cárter es, literalmente, el hombre perfecto y en pocos meses sera mi esposo, entonces ¿por qué esa idea no me emociona como debería? De hecho me molesta. 

—Es solo... —Muerdo mi labio intentando encontrar las palabras para no ofenderle —¿Estas de acuerdo con esta boda? es decir ¿no te incomoda ni un poco no poder elegir a la persona con quien vas a casarte? —Me devuelve la mirada con curiosidad.

—¿A ti te incomoda casarte conmigo? —Vuelvo a caminar 

—No es eso, solo que no quiero casarme aún, siento que soy muy joven para eso. —Camina junto a mi, volviendo a tomar mi mano. —No queria llegar casada a la universidad, eso es todo. —Me abre la puerta 

—Si, ese tampoco era mi ideal, —Nos acercamos a una de las mesas con vista al campo de golf —pero no puedo negar que me ha hecho ilusión saber que tu eres quien sera la novia. —Le miro sorprendida 

¿Le hace ilusión casarse conmigo?

—Ya estamos comprometidos así que no te mentiré. —Me corre la silla antes de sentarse frente a mi. —Desde que te conocí has sido mi amor platonico. —Siento mi boca abrirse al igual que mis ojos. 

El chico mas solicitado de mi escuela y circulo de amidtades acaba de decirme que yo soy su amor platónico desde que me conoció, lo cual fue hace casi diez años 

¿Como se supone que responda a eso? 

—Veras que el que seas mi esposa, de hecho me alegra. —Cubro mi boca con mi mano sin quitar la mirada incrédula de mi rostro, creo que es permanente ahora. 

—Yo... No se que decir. —Suelta una suave risa —¿Por qué no me lo dijiste antes? —Humedece sus labios. 

—Queria hacerlo, pero empezaste a salir con Reed y no lo vi como un buen momento, pense en tomar mi oportunidad cuando rompieron pero enseguida empezaste a salir con mi mejor amigo, así que no podia hacerle eso de meterme con su novia. —Niego con la cabeza 

—¿Por qué no después de que rompí con él? —Se recuesta en su asiento 

—Ximen te seguía queriendo, no podia meterme con la chica que mi amigo quería. —Cruzo mis brazos. 

—Ximen me fue infiel con Jing, creo que perdió el derecho a opinar con quien salgo o no. —Se ríe. 

—¿Estas diciendo que yo también te gustaba? —Siento el calor subir con violencia a mi rostro y me apresuro a negar. 



Juana & Ariana

Editado: 28.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar