No existen los cuentos de hadas

20

 

X X

Despertó una semana después, comenzó a molestarse si eso empezaba a ser una rutina eso de pasar inconsciente varios días. Para cuando abrió los ojos, BaoRen y Jue estaban con ella, ambos arrodillado a su lado. Sang parpadeo confundida, antes de hablar

— ¿Jue-Ge? ¿Baoren-Jie? —Los llamo, ambos levantaron la mirada y se abalanzaron sobre ella. El terror en la cara de Jue era bastante notable

— ¡Sang! —Gritaron ambos a la vez, revisándola. Ella sacudió la cabeza e intento levantarse, Jue puso almohadas en su espalda mientras BaoRen la sostenía, después le pasaron un té y se lo pegaron a los labios para que lo bebiera, la garganta le ardió un poco por lo caliente que estaba, pero bebió sin protesta. Cuando termino, le dieron otra taza y Sang tuvo que beber sin quejas

Finalmente la dejaron respirar y recomponerse, sin evitarlo, miro su mano. Estaba normal, sin marca alguna, miro a Jue, que lucía más calmado, pero aun había preocupación en sus rasgos

— ¿Qué sucedió?

— Tú ¿No recuerdas? —Pregunto Jue

—Recuerdo que me estaba enfrentando las bestias divinas, luego llegaste tú y luego quede inconsciente. Me sentía muy cansada, y muy adolorida

—Le dije a BaoRen-mei— Le informo- Sang, tu… tu cuerpo estaba negros, tus venas estaban negras y se marcaban mucho. Tu brazo estaba completamente negro, te traje de regreso a la ciudad, pero las marcas habían desaparecido- Sang bajo la mirada, tendría que ir con Valad para ver que sucedió, pero no encontraba las ganas de hacerlo

Y tú… tú serás una bestia demoniaca imparable

L cabeza le daba vueltas y quería volver a dormir

—Tus ojos— Continuo Jue— Tus ojos estaban rojos

No pudo evitar pensar en Valad, como la parte blanca de sus ojos era negra, y como su iris y su pupila era completamente negra

Cerro los ojos y apretó los puños, antes de suspirar profundamente

— ¿Cuánto tiempo dormí? –

—4 días— Fue BaoRen quien respondió— 4 días y no pudimos alimentarte en absoluto. Cuando te traíamos té, de alguna manera no podíamos cercarnos a ti, como si… como si hubiera una pared no visible frente a nosotros.

— ¿Quién más lo sabe?

— ¿Qué estas inconscientes? Todo mundo. ¿Que no podíamos acercarnos con comida?, Quinta hermana, Jue y yo. ¿Las marcas que aparecieron en tu cuerpo? Solo Jue y yo— Respondió BaoRen acariciando su mano— ¿Hay algo que quieras compartir?

—No…. Nada en particular— Murmuro en voz baja. Se cubrió los ojos y gruño en voz baja. Antes de tragar saliva. No había querido decirlo, pero el té tenía un sabor bastante… extraño, horrible para ser francos. No porque supiera mal, si no que de lo caliente que estaba lastimo su garganta y sangro un poco. El sabor del té mezclado con su sangre fue horrible

Sus hermanos no insistieron, la dejaron sola con la orden de ir con su madre una vez que se recuperara fuerzas. Sang se levantó de la cama, su tuvo que apoyar en la pared para salir del cuarto y llegar a la cocina. Donde había una olla con caldo de pato. Su plato favorito y se dispuso a comer.

Salió de su residencia para ir a encontrarse con su madre, Ziháo estaba sobre la mesa junto a miewang. Su arco estaba colgado en la entrada, al menos había recuperado sus armas. Se colgó a Ziháo de la cadera y fue en busca de su madre. Ya estaba amaneciendo. Por lo que debí ser el amanecer del quinto día

Pudo evitar las preguntas durante todo el día hasta que finalmente se escapo en el anochecer para encontrarse con Valad. Se aseguro que ponerse una capa con gorro para cubrir su cara y tomar otro caballo, por si alguien llegaba a reconocer a Senlin

El camino ya se lo conocía, a pesar de que no lo atravesaba cada poco tiempo, el caballo era tan bueno como su Senlin, una vez llego, lo amarro en una rama y se acerco al claro, Valad ya estaba ahí tranquilamente, rodeado por criaturas demoniacas pequeñas

— ¿Ahora soy un bestia demoniaca? —Fue lo primero que le pregunto cuando lo vio

Valad se rio de su desesperación, Sang frunció el cejo rápidamente, pero pronto su frente volvió a ser plana mirándolo en seriamente

—Ah, ustedes los mortales les prestan mucha atención a cosas sin importancia

‘¿Sin importancia? ¡Se supone que asesino criaturas demoniacas y divinas! ¡No me convierto en ellas!’

— ¿Lo soy o no?

—Lo eres— Le respondió finalmente— Es verdaderamente sorprendente que sigas con tu forma humana, como ya sabes, las bestias cambian sus formas cuando entran en contacto con energía divina o demoniaca. Pero no es sorprendente, teniendo en cuenta eso

Apunta a la mano izquierda de Sang, esta levanta la mano mira su marca, que se hace visible en ese momento, traga saliva y mira a Valad de nuevo

—Una marca de protección bastante fuerte, hecha a base de mezclar energía divina y energía demoniaca. Un punto medio perfecto que te protege de los cambios provocados al usar energía demoniaca

— ¿Cómo termine usando eso? ¡Lo único que he hecho es asesinar a bestias demoniacas! Mis compañeros también lo hacen a ninguno le ha pasado eso, lo sabría

—Si, tienes razón. Tu caso es especial porque ayudaste a una bestia demoniaca en lugar de asesinarla ¿Recuerdas? —La mención indirecta de la loba y sus cachorros hizo acto de presencia en la mente de Sang, la cual quiso retroceder, pero se obligo a avanzar un paso. Apretó los labios en una línea y se obligo a no fruncir el ceño en preocupación, aunque cree que fallo

—Pero… tu también, en el palacio. Mi espada

—Si, yo también tuve que ver. Intente matarte y tomar tu alma bajo mi protección. Después de todo el destino de la familia Xiao ya está sellado, destrucción divina. Quizá podría salvarte a ti en agradecimiento por salvar una de mis almas, pero tu marca de protección es tan fuerte que ni siquiera yo pude saltármela, pero filtre energía demoniaca en tu cuerpo y en tu espada



Elizabeth Ponce

#4220 en Fantasía
#2045 en Personajes sobrenaturales
#655 en Paranormal
#167 en Mística

En el texto hay: humor, sobrenatural, vidaspasadas

Editado: 04.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar