Pacto Con Un Vampiro

Capítulo 35|"Alfombra mágica"

Ahora mismo siento como mi mundo interior se desmorona por completo. Sospechaba ya que algo andaba mal conmigo, pero nunca me imaginé que resultaría ser de esa manera. Lejos esa idea estaba de mi cabeza, nunca pensé que... O bueno, quizá me estoy adelantando un poco.

No diré que todo empezó esta mañana porque ciertamente no fue así­, ya que en teoría esto pasó muchas, muchas, muchísimas horas después de eso. Incluso mucho después de que se fuera Christian esta mañana o hasta luego de ir a molestar..., digo distraer a Matt, aunque pensándolo bien, tal vez todo comenzó en ese momento.

ㅡ¿Qué estás tramando, pequeña? ㅡ Preguntó Matt entrecerrando los ojos, como intentando hacer con su mirada que yo revelara la verdad.

Genial. Llevo apenas cinco minutos en su departamento y ya sospecha de mí, ¿qué se supone que haga ahora?

ㅡNada, ¿qué acaso no puedo venir a verte? ㅡ Respondí oyéndome tranquila. Debo felicitarme a mí misma por ello.

ㅡ¿Quién te trajo? ㅡ Insistió.

<< ¿Qué es esto?¿un interrogatorio? >>

ㅡVine sola.

ㅡNi siquiera sabes ir a comprar pan a la esquina sola, dime ¿quién te trajo?

Mi entrecejo se frunció de golpe. En serio que eso me ha dolido.

¡YO SÍ SE IR A COMPRAR PAN SOLA! ¡NO SOY TAN TORPE! ESTÚPIDO MATTHEW.

ㅡTe odio ㅡ hice un puchero, y Matt sólo se limitó a reírse de mi infantil gesto.

ㅡNo pasa nada si no quieres decirme ㅡ Matt comenzó a dar vueltas en el pequeño departamento, como buscando algo, mientras yo le seguía atenta con la mirada.ㅡ Sé que fue Christian.

<< ¿Este será brujo...? >>

ㅡTe vi bajarte de su auto, a través de la ventana. Dime, pequeña, ¿en qué malévolo plan te ha metido ahora? ㅡ Matthew dejó de dar vueltas y tomó asiento en un sillón cercano. Entonces, me acerqué hasta él y me senté sobre la alfombra quedando frente a frente, o mejor dicho frente a piernas y rodillas de Matt. ㅡ Eh...¿No prefieres los sillones? ㅡ Preguntó él oyéndose divertido.

ㅡ Nop. ¿Tienes comida?

Fue lo único que se me ocurre decir en ese momento para distraerlo. Esto era estúpido..., yo era un asco distrayendo personas, en cualquier momento acabaría revelándole la verdad.

ㅡ¿Comida? ㅡ Matt alzó ambas cejas ㅡ Te tienen mal cuidada al parecer que vienes a mendigar acá ㅡ De pronto é sonrió, como si acaso se le hubiera ocurrido una idea brillante ㅡ Te doy comida si a cambio me dices por qué Chris te trajo a mi casa.

<< Este no es tonto... >>

Suspiré.ㅡ ¿Sabes? Como que el hambre ya se me quitó.

ㅡ¿Ah sí? Es curioso...

Negué con la cabeza. ㅡ Curioso es que tengas eso ㅡ apunté a una planta sobre la pequeña mesa de comedor a unos metros de nosotros ㅡ aquí.

ㅡ¿Por qué lo dices...? ㅡ él me observó incréduloㅡ Tengo mi lado orgánico también. Me gustan las plantas y..., todo eso.

Revoleé los ojos.ㅡ Ya veo... ¿Y qué otra planta tienes aparte de Cannabis, eh?

Matt sonrió de lado. ㅡ Mari Juana.

ㅡRealmente eres especial...

ㅡ¿¡Especial yo!? ㅡ exclamó, luciendo extremadamente afectado.ㅡ Especiales tus compañeras que apenas me doy la vuelta para escribir en la pizarra, cuando ellas ya sacan sus móviles para tomarle fotos a mi trasero. Me siento violentado sexualmente. Es duro.

Apenas Matt acabó de decir aquello, yo exploté en risas. Desgraciadamente eso era verdad, hasta yo misma en un momento llegué a tener imágenes de su trasero en mi teléfono. Es que..., eso realmente era una obra de arte.

ㅡEs culpa tuya por estar tan bueno ㅡ bromeé, y él en lugar de lucir alagado, se vio indignado.

ㅡTu hermano te oye decir eso y me mata.

Reí.ㅡ Sí, pero primero me mata a mí por decirle eso a su novio.

Matt soltó un suspiro y me observó un rato en silencio. ㅡ Oye, pequeña por qué mejor no haces algo productivo y me ayudas a limpiar.

ㅡ Eh... No, gracias.

ㅡ No era del todo una pregunta ㅡ advirtió Matthew, poniéndose de pie y luego estirando los brazos frente a mí para hacerme levantar.

ㅡ Me ves y se te ocurre hacer el aseo,¿eh? Que gracioso... ㅡ le miré con odio fingido, y le seguí pronto hasta su habitación.

Esto es nuevo, nunca he entrado a su cuarto, ¿qué cosas del demonio me voy a encontrar allí? ¿Fotos de mi hermano por todas partes? ¿Un altar a Christian? ¿Un cuarto de la tortura?

ㅡArriba ese ánimo, pequeña ㅡ dijo Matt al ver mi expresión de sorpresa ante el desorden de su habitación. ㅡ Yo ordenaré aquí­, es mucho y tampoco pienso aprovecharme demasiado, así que... ㅡ sus palabras fueron interrumpidas por el llamado de alguien a la puerta, ㅡ Ya regreso, ¿vale?

Matt salió del cuarto y me dejó allí sola, rodeada por todo su desorden.

<< ¿¡Es en serio!? Son pasadas las seis de la tarde y este idiota ni siquiera ha tendido su cama. >>



PinkMu

#106 en Joven Adulto
#180 en Fantasía
#155 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo

Editado: 12.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar