Prostitute

Capítulo 16

Mia Swan:

 

Cuando Harry me besó pensé que iba a hacer detestable el beso, pero hay algo en eso que hizo que no me apartara de él, pero en mi mente vino Demian y me alejé de Miles para ver lo que estaba haciendo. Al separarnos sus manos todavía estaban ubicadas en mi cintura mientras yo tenía mis manos apartadas de él. 

—No tenias porque besarme —susurré.

—Me gustas, no puedo creer que Demian te tenga porque si estuvieras en mis manos le hubiera pagado toda la cantidad a Gustavo para que nadie más te tuviera, excepto yo —sonrió.

—Tengo que irme.

Harry me soltó sin decir nada mientras yo me marchaba de donde él estaba para irme con Demian. No sabía con que cara podía ver a Demian después de que haya besado a Miles, se que no fue mi culpa besarlo, pero si seguirle el beso. Me niego a guardar lo sucedido ya que podría quebrar la confianza que él me tiene.

Salí de la casa con nerviosismo, mis piernas me temblaban y más cuando llegué al auto de Demian. Entré al vehículo con cuidado y con demasiados nervios en mi. No podía decirle ahora que Miles me había besado ya que era capaz de salir del auto e ir a su casa para golpearlo, era algo que quería evitar.

Cuando cerré la puerta del auto Demian se lanzó a mis labios borrando el beso de hace unos segundos, lo cual agradecía ya que extrañaba sus besos, extrañaba sentir su barba que tanto amo de él.

—Hola —susurré.

—¿Sucedió algo? ¿Te hizo daño? —preguntó rápidamente.

—No, me hizo daño, solo cenamos y vimos un a película —mentí.

—Confiare en ti Mia —me miró.

—Te amo ¿Lo sabes? Eres lo más importante para mi Demian, no sabría que hacer sin ti —acaricié su mejilla.

—Lo mejor es que vayamos a casa —sonrío.

Demian encendió el auto para ir ahora a su casa, cuando lleguemos ahí le diré la verdad. Mientras tanto cerré los ojos para dormir un poco ya que tengo demasiado sueño. Me dolía la cabeza de tanto pensar en lo sucedido.

(...)

En mi cuerpo podía sentir unas manos en mi cuerpo, no sabía que pasaba ya que no sentía un respaldo en mi espalda o en mis piernas, así que me tuve que despertar para ver en donde estaba y que estaba haciendo. Al abrir mis ojos vi que Demian me estaba cargando mientras subía las escaleras. Ya habíamos bajado del auto sin que me diera cuenta. Me encantaba estar en sus brazos ya que podía apreciar sus increíbles brazos.

—Demian —susurré.

Demian solo me dio un beso en mi caballera para seguir nuestro camino a la habitación  —supongo—. Tenía demasiado sueño ya que eran más de las 1:00 a.m. 

Cuando entramos a la habitación de Demian lo primero que hizo fue dejarme en la cama para que después me empezara a quitar mi ropa, no podía decir nada ya que era más mi sueño. Sentí minutos después que el hombre que estaba en la misma habitación que yo me estaba colocando un camisón. 

—Demian —volví a susurrar su nombre.

—Lo mejor es descansar para ti Mia —dijo.

—Miles me besó —admití.

—¿Qué? —exclamó.

—Harry me besó.

No sabía cual era su reacción ya que mis ojos estaban entre cerrados, pero sabía que estaba enojado y si no me habló un día conmigo porque iba a cenar con Miles, menos ahora. Sus facciones estaban bien y ahora su rostro se transformó en un ogro.

—Lo siento, pero él me detuvo cuando iba a salir y me besó —murmuré.

—¿Por qué no me dijiste cuando te recogí? —espetó.

—Temía que fueras a golpearlo —admití.

—Y lo voy a hacer Mia, no debió besarte sin tu consentimiento y menos sabiendo que soy tu pareja. 

—Lo sé, pero no quiero que peleemos, por algo te estoy diciendo esto —lo abracé.

Demian aceptó mi abrazó, mientras me apretaba su pecho yo besaba su cuello y mejilla para demostrarle que lo quería y no lo iba a cambiar por alguien como Harry. Debí de decirle a Demian lo que había sucedido y así me podía evitar muchos problemas.



Violett

#4302 en Novela romántica
#1016 en Chick lit

En el texto hay: romace, comprada

Editado: 08.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar