Sin tu amor

Capítulo 6.

Salir con Lía hacia mis dias mas intensos, aunque me la pasaba exhausto la mayoría del tiempo, el resto solo podia mirarla y robarme un poco de su energía y entusiasmo para seguir con todo esto. En algunos momentos estuve a punto de tirar la toalla y no volver a las citas médicas que me tenían con repetidos dolores de cabeza y una actitud negativa constante, sin embargo Lía estaba presente para impulsarme a luchar por mis sueños y asi ella también sentía que tenía algo por lo cual luchar.

Había pasado un mes de conocernos, de ir al grupo de apoyo y de ganarse la confianza de mi madre; Estaba en mi casa casi siempre después de salir de sus citas o de las mías, jugábamos con la playstation o veiamos peliculas de terror que a ella le causaban gracia. No recordaba la última vez que había pasado tanto tiempo con una persona que me agradara tanto, ella era especial para mi y eso me complicaba un poco la situación. 

Cuando no podia concentrarme en un partido siempre era por una cosa: Una chica; asi que evite por mucho tiempo enamorarme o siquiera sentir atracción por alguien mas allá de solo sexo. Aunque con ella era diferente, podia quizas gustarme y no tener problema con eso, ya que no tenía que volver a jugar futbol. Pero ella parecía no sentir ninguna atracción por mí, me veía como un amigo o peor, como un hermano, y eso me molestaba.

Mi padre no dejaba de darme consejos para enamorarla y ninguno servía porque sólo conseguía una burla de su parte o algo como "¿Quieres que te golpee?", me reía siempre ante su respuesta pero en realidad me dolía, era la única chica que me había rechazado.

-¿Y si vemos Halloween?- Estaba sentada en el piso frente a una pila de películas en cds que tenia coleccionadas desde hace años.

-La hemos visto tres veces ya- Rodé los ojos y me senté junto a ella para ayudarle a escoger. 

-Es que tienes peliculas muy viejas y horribles, no entiendo por que no tienes netflix como una persona normal- Bufo con arrogancia y se levantó para tirarse a la cama con resignación.

-Eres bastante desesperante, ¿lo sabías?- Voltee a verla por un segundo y luego seguí buscando.

-Y tu bastante raro, ¿quien en este siglo no tiene Netflix?

-Yo, porque me la pasaba muy ocupado entrenando para ser el mejor- Levantó una ceja.

-Yo tambien entrenaba, pero tengo Netflix porque soy una persona NORMAL- Dijo levantando la voz en la última palabra.

-Cállate y ven a ayudarme, debe haber alguna que no hayamos visto.

-Solo las antiguas, pero es que son muy malas Noah, no vamos a ver eso- Se cruzo de brazos y se digno a pasar mis siguientes palabras por alto y ver su teléfono.

Salí a la cocina a buscar comida para ambos mientras ella se decidía por alguna película, no estaba acostumbrado a atender a una chica como lo hacía con Lia y eso se me hacía un tanto extraño al igual que a mis padres que me estaban mirando sin soltar ni una sola palabra mientras yo preparaba unos sandwiches.

-¿Quieren que prepare uno para ustedes también?- Mi madre se sobresaltó ante mi comentario y despues solto una pequeña y apenada risa al darse cuenta de que había notado su mirada puesta en mi.

-Oh no cariño, estamos bien, tu padre y yo saldremos esta noche a cenar fuera- Respondió mi madre mientras se servía un vaso de limonada.

-¿Saldrán?- Respondí sin dejar de prestar atención a los sandwiches.

-Si, ibamos a invitarte pero estas tan agusto con tu amiga Lia que tu madre y yo decidimos dejarlos solos por un rato- Esta vez contestó mi padre y por fin lo mire, me di cuenta de su expresion y frunci el ceño.

-¿De que hablas?

-De nada, solo queremos darte un poco de espacio para que...

-¡PAPÁ!

-¡¿Que?!- Dijo entre risas mientras sentía el calor subir a mis mejillas.

-¡No hago esas cosas con Lía!- Le puse el ultimo ingrediente al sándwich y los puse en un plato cada uno para después dirigirme a la salida.

-Lo que digas- Escuche las últimas palabras de mi padre y las risas de mi madre antes de subir a mi habitación en donde me esperaba Lia.

Cuando entré ella ya no estaba alli, me sente en la cama para descansar un segundo antes de ir a buscarla pero cuando iba a ponerme de pie nuevamente, ella estaba entrando por la puerta con una película en su mano y con una sonrisa de lado a lado.

-¡Encontre una buena en el ático!

-¿Subiste al ático?- Respondí mientras le entregaba el plato con la comida y ella me entregaba la película.

-Quise explorar, no importa- Rodó los ojos y se sentó junto a mí sin quitar la sonrisa de su rostro- Es Carrie del 76, debe ser igual de buena que la actual ¿no?

-Supongo, no lo se- La carátula se veía gastada y vieja -Nunca había visto esto en mi casa, ¿que hacía esto en el ático?

-No se, pero ya encontramos algo para ver, ¡ponla!- Dijo metiéndose el sándwich a la boca y recostandose en la cabecera de la cama.

-Bien- Le hice caso y la puce en el DVD, apague la luz y me recoste junto a ella.

-Debiste hacer palomitas, esto ya se me acabo- Señalo su plato vacío, se había devorado su comida en menos de diez segundos.

-Por dios Lia, nunca había visto a una niña que comiera asi- La mire y me burle, ella también me veía aunque con un poco de vergüenza en sus ojos.

-No soy una niña y no has visto a nadie como yo porque no hay nadie como yo, imbécil.

-Ya relájate pequeña, ten, cómete el mio, no tengo hambre- Le entregue mi plato.

-No gracias- Se cruzó de brazos pero seguia mirandome.

-Deja tu maldito orgullo de lado solo un segundo y comete el sandwich- Se lo puse en las piernas.

-Dije que no.

-Oh vamos Lia, no me hagas rogar...- Detuve mis palabras al escuchar unos gemidos provenientes del televisor, ella tambien volteo a ver.

-¿Que mierda es eso?- Dijo con el ceño fruncido.

-No lo se, pero estoy seguro de que no es Carrie, a menos de que la chica sea virgen y empiece a chorrear sangre por todos lados como siempre lo hacen, que horror- Respondí con un tono de burla y ella cerró los ojos con una mezcla entre furia y asco.



Mariutal

Editado: 03.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar