Sobreviviendo a la Vida

¡Amigos!

La verdad es que apenas llegamos a la parada solo nos decimos un adiós  y nos vamos  a nuestras casas, se podría decir que estábamos muy confundidos, o por lo menos yo sí, así que no hubo tiempo para las bromas de siempre supongo.

Al entrar a mi apartamento como raro no está mi mamá así que no me preocupo, enciendo mi pequeño parlante y (como raro) pongo música. Me alisto un poco mientras descanso del viaje, aunque esté sentado siempre termino agotado, supongo que por tanto movimiento en ese bus, pareciera que al conductor le encanta coger todos los baches de la vía.

Al poco tiempo mi celular recibe mensajes muy seguidos y yo ya tengo idea de quién puede ser... Sebastián.

Conversación por chat

-¡¡¡¡¡¡¡Hola!!!!!!! 

-Hola Sebas ¿cómo vas?

-Muy bien, muy bien, ¿Y tu chico perdido?

-Pues bien se podría decir…

-Oh, ¿Problemas del corazón? Créeme eso se pasa, a mí me pasó algo similar, obvio fue con una chica y no con un chico…- Sebastian es el único que sabe que soy gay...- el punto es que esa chica era una zorra completa, pero bueno así es la vida ¡Y todo continúa! Así que cuéntame que te pasa bobito.

-Pues.... es el nuevo.... me gusta pero no sé si es gay y creo que él sabe que soy gay así que ha estado molestando para ver si le digo o no.

-WOW ¿Será que...? Oh, eso no lo sé Santi, el chisme aún no me llega pero según dicen Nicolás es hetero...

-Agh, lo sabía, ni siquiera se por qué me pongo a pensar en él...

-Ay, ¡Pero relájate gordo!

-No estoy gordo.

-Eso lo sé bobo, ¡Lo digo con todo mi cariño a mi único amigo gay por el momento!

-¿Por el momento?

-Ah... esto... jajajajaja creo que te tendré que contar... algún día de estos... jajajaja.

-¡Ay Sebas! ¿Eres gay? 

-Jajajajaja ya quisieras nene, a mí solo me gustan las chicas!

-Aja aja, ¡Esa metrosexualidad no llega sola!

-¡Que use secador no significa que sea gay!- Sebastian es bastante metrosexual, le encanta estar bien peinado y vestido, a mi también, tengo mucha ropa, la cosa es que él se excede en muchas cosas y por eso lo confunden con ser gay- en fin jaja, solo quería ver cómo estabas, hace rato que no hablábamos ¡Y eso que estamos en el mismo salón! No me imagino que habrá pasado con los demás...

-Tranquilo, mañana hablaremos, te lo prometo.

-Esta bien, entonces ¡adiós!

-Chao 

Fin conversación por chat

Sebastian me cae muy bien, es mi mejor amigo, me alegra siempre que puede y es alguien muy especial para mí, supongo que él me va a ayudar para poder arreglar este "dilema del amor” pero igual se que esta situación ni él puede arreglarla simplemente porque él nunca se ha encontrado en una situación similar, lo cual solo quedaría confiar en mi instinto, o como sea que le llamen a eso.

 

*   *   *

 

Ahora no puedo dejar de pensar en él, Nicolás, es muy atractivo, ese cabello castaño casi rubio, ese cuerpo tan trabajado, esa sonrisa que siempre tiene... todo él es perfecto, pareciera que no fuera real... y sin embargo no se si es gay o heterosexual... es horrible esta confusión, a veces creo que si le gusto, pero después… Cuando lo veo con ese grupo de personas en el colegio... me doy cuenta que es muy posible que solo juega conmigo para que le diga que soy gay y me atormenten lo que queda de este último año...

Último año...

Pronto me voy a graduar, Sebastián me dice que la universidad será diferente, que allá nunca molestan por tener diferente inclinación sexual, la verdad eso espero, quiero con ansias ser yo, es horrible fingir frente a los demás que me gustan las mujeres, desviar el tema con que no me importa tener pareja ahora para que no sea evidente que lo que espero no es una princesa sino un príncipe... Tantas cosas que tengo que no decir o hacer, no es vida, vivir reprimido no le da tranquilidad a nadie y creo que todos los que somos diferentes al resto de personas estamos sufriendo esto constantemente, tanto si no queremos que se enteren como para los que ya salieron y son muchas veces criticados en las calles… es triste que aún en esta época hay tantas personas que piensan tan retrogrado con cosas tan básicas de respeto mutuo, en muy pocos lugares del mundo hay un verdadero respeto, en todos los otros lugares solo hay una “tolerancia”

Ya es de noche y escucho cuando mi mamá entra por la puerta.

-Hola hijo, ¿Que tal te ha ido en el día?

-Bien ma, agotado como siempre... ¿Y a ti?

-Pues bien, hoy hubo mucho trabajo así que estuve corriendo de un lado a otro por la oficina, ¡Hay personas que no entienden que es entrar a una reunión! Molestan y molestan, y yo corriendo para arreglar los problemas que se formaron en todo momento.

-Me imagino mamá, últimamente te pasan muchas cosas en el trabajo…

-Ni te imaginas, pero bueno, hacen parte de tener un empleo ¿Tienes hambre?

-Mucha mami jeje



FelipePuerto6

Editado: 21.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar