Solamente una vez...

CAPITULO 8-JB

Un mes y no sé nada de Miranda.

Un mes y no responde mis llamadas.

 

El señor Ferrer está esperando una respuesta sobre irme a NY para dirigir la nueva sucursal de la empresa. No he respondido nada esperando que Miranda regrese, esperando que piense nuevamente en lo que hablamos y me dé una oportunidad. Quien me iba a decir que esa chiquilla me robaría el corazón. No puedo dejar de pensar en ella, es lo más hermoso que me ha pasado en la vida y si ella estuviera dispuesta enfrentaría lo que fuera por ella, pero su indiferencia y su silencio me tiene al límite.

 

_Hola hijo—dice el señor Ferrer entrando a mi oficina-- ¿cómo vas con el contrato de Bahamas?

_Todo liso señor, Celeste se lo va a pasar en cuanto termine de digitar los últimos ajustes.

_Estupendo!... y ya te enteraste de la noticia?

_ ¿Cuál noticia?—digo sin saber de qué se trata.

_ La de mi princesa. Me dijo que se demora otro mes porque ahora se va de viajes a Francia a conocer la familia del novio, el cual yo todavía no conozco—me he quedado tan sorprendido que no puedo articular palabra—pero ya le dije, que en cuanto los conozca se viene a su casa para que me presente al individuo ese.

_Ah que bien. No sabía que Miranda tiene novio.

_Yo tampoco lo sabía hijo!, pero ya ves, parece que está muy ilusionada—dice mi jefe sin saber que estoy furioso de escuchar esa noticia.

_Cambiando el tema señor, quería decirle que cuando usted lo disponga me puedo ir a NY para ocupar la posición que usted me ofreció—se me acaba de ocurrir que es la mejor opción que tengo, porque me duele en el alma saber que mi hermosa princesa tiene novio y que decidió olvidarse de lo que paso entre nosotros.

_Estupenda noticia! Ya pensaba que no te interesaba ¿cuándo estás listo para partir?

_La próxima semana puedo instalarme, así tengo tiempo de dejar todo listo aquí—digo pensando en irme lejos y ver si también puedo olvidarme de todo, tal como lo hizo Miranda.

_De acuerdo hijo, organiza todo y sal a NY la próxima semana. Jackson, quiero que sepas que eres el hijo que no tuve y que me siento sumamente orgulloso de todo lo que has logrado. Pensaba decirte esto más adelante, pero ya que te vas a NY te lo coy a contar—no entiendo de qué habla el señor Ferrer, veo que saca unos documentos de una carpeta que Celeste le acaba de entregar—estos documentos certifican que eres el dueño del 25% de las acciones de sucursal de NY, el otro porcentaje es de los socios de la junta directiva. Eres el accionista mayoritario de esa sucursal—No  puedo creer lo que me dice el señor Ferrer. Eso es más que un regalo, es una muestra de confianza muy grande.

_Pero señor, no entiendo ¿porqué me hace ese regalo? No he hecho nada para merecer eso—en el fondo me siento un traidor por lo sucedido con Miranda.

_Claro que lo mereces! Nadie más que tu lo merece. Eres como mi hijo, has aprendido todo del negocio, lo manejas a la perfección y eres mi mejor relevo. Miranda recibirá toda mi herencia algún día, pero creo que es justo dejar parte de la empresa en alguien que ha trabajado tanto como yo. Quiero que aceptes esto, además será un reto para ti que esa sucursal llegue a ser tan grande y prospera como esta.

_Gracias señor Ferrer, esto es algo que no me esperaba y le prometo que voy a trabajar duro para ganarme cada acción a mi nombre y multiplicar el legado de Miranda—nos damos un abrazo y siento que mi admiración y respeto por este hombre aumentan. Por eso mi compromiso es hacer crecer la empresa, para retribuir todo lo que me ha dado.

En mi departamento me quedo pensando en todo lo sucedido y en la noticia de que Miranda tiene novio. Eso no deja de martillar en mi cabeza y siento celos, rabia e impotencia por no poder hacer nada. Quizás es lo mejor para ella, al final quién soy yo? Un don nadie, un hombre hecho a sí mismo, con un pasado manchado, sin familia. Me duele saber que no hay ninguna posibilidad entre mi hermosa y yo, tendré que conformarme con el recuerdo de los momentos que pasamos juntos. Me iré a NY y si es posible no regresaré a esta ciudad, no creo soportar verla con otro. Definitivamente lo mejor será que me largue lejos, a pesar de que estoy seguro que no podre olvidar a Miranda, a mi amor, mi hermosa chica de ojos claros.

 

**********

_Señor Blair tiene una llamada por la línea uno—dice mi secretaria por el intercomunicador.

_Ok, muchas gracias.

_Señor Blair, soy Celeste, le llamo de parte del señor Ferrer, ya le comunico—espero en línea a que se ponga al teléfono mi jefe.

_Hijo! Cómo estás?

_Muy bien señor. Tengo buenas noticias al cierre de este mes. Ya verá toda la información en el informe que estoy preparando.

_De eso no tengo dudas hijo, en los 10 meses que llevas al frente de la empresa los beneficios se han multiplicado.

_Es que he aprendido del mejor, he puesto en práctica todos sus consejos.

_Me alegra escuchar eso. Te llamo para ponerte al corriente de que me tomaré un año sabático, me siento muy cansado y no me he sentido bien últimamente—me preocupa escuchar eso.

_Sabe que puede contar conmigo y me parece muy buena la idea de que descanse. Sabe que puede contar conmigo.



Maya Soler

Editado: 10.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar