Somos leyendas de sangre

capitulo 13

Me atraganto con mi propia saliva ¿Yo, enamorada? Eso es imposible Se supone que no tengo sentimientos, me criaron para ello.

-yo no tengo sentimientos-

-claro que los tienes, ¿cierto Genes? - dice Irgo.

-Así es amas a tu hija, a tu familia, odias a las injusticias, a la muerte de Meduza y Pandora, entre otros-

-sanar el corazón es parte de la misión de un doctor -dice Sario.

-tú eres la doctora de todos al igual que Acuario en este lugar- habla Caprico.

-y las enfermeras vendrían siendo las sirenas que también fueron educadas en ese aspecto- me saca una sonrisa Acuario, si supiera el poder que tienen las miraría como simples enfermeras, para mí son doctoras.

-¿Por qué me hacen esto? ¡Voy a llorar! - digo escondiéndome de nuevo en el cuello de mi León, la verdad, me baja el sueño cada vez que hago esto.

-Alguien muy sensible estos días- agrega Pixis. Si supiera ...

-eso no les incumbe- alguien me está fulminando con la mirada, o mejor dicho me esta escudriñando.

Después de un rato conversando los chicos, algunos comenzaron a dejar a tres personas en este lugar, incluyendo a mí, Cuario y Leo están conmigo. Bueno Leo no se puede mover porque lo estoy abrazando y no lo creo soltar por lo menos por un buen rato.

-¿Tienes sientes bien, Ofiuco? - Me pregunta Acuario.

-con muuuuchoooo sueño y un poco de hambre, con antojo de Nutella con frutillas- mi gatito se hizo un poco para atrás para mirarme a los ojos.

-te brillan los ojos al punto de que piensas que serías capaz de matar por dormir o por comer un poco de lo que dijiste-

-Mmm, creo que sí-

-y yo creo que estás embarazada- miro sorprendido a Cuario. ¿Y este como supo? Había escondido muy bien mi secreto. O eso supongo hasta que Ashton o Leo hablo, son la misma persona coño.

-Y yo también apuesto por lo mismo-

-¿Y ustedes como saben? -

León.

¿Alguna vez han sentido que les ilumina todo el mundo con una frase? Pues así me sentí yo cuando Acuario nombre que ella estaba embarazada, todo místicamente encaja.

Les explico, desde que apareció por primera vez desprende un olor externo a su propio y al mío, de un hombre específicamente, esa era la razón por la cual estaba juzgando ya que uno a la primera siempre piensa mal y luego se para a mirar lo que en verdad sucede. Eso es lamentablemente lo que hice hace unos días hasta hoy y como dije antes lo lamenté ¿sí? La juzgue sin saber y casi echo todo a perder, pero bueno, no pregunten como pero de alguna manera la logre arreglar.

-tú olor- dijo de inmediato. Ahora me tengo que portar bien para que no se enoje porque si de algo recuerdo bien de allá arriba y es que los embarazos divinos son un dolor de cabeza, mujeres insoportables y mañosas.

-tu antojo y el que pases durmiendo-

-Cuario nos dejas a solas, por favor- este asiente para luego irse dejándonos solos.

Hunde su cara en mi pecho como una niña pequeña, que por cierto me fascinó. Murmura algo que no logro entender en mi pecho para luego mirarme a los ojos y decir:

-Quieras o no voy a tener un niño o niña y más te vale quererlo porque es tu hijo, o si no te rebano las pelotas-

Pixis

Me encuentro a gusto en mi cocina, moviéndome entre sartenes y ollas para preparar la comida de mis amigos. Queda poco para que sea la hora de que los enfermos mentales bajen para comer, eso de enfermos mentales es con cariño, con todo lo que puedo dar, que como ven es reducido.

Me muevo, prácticamente bailando para ir a los últimos condimentos, unas cuantas vueltas más y queda todo listo. Cambie, cambie mucho desde que conocí a estos muchachos, antes era de un carácter de mierda, si no querías comer me importaba una reverenda mierda y te ibas sin comer a la cama, ahora me preocupo que cada uno de los niños se vaya con el el estómago lleno a la cama y con una sonrisa en la cara para saber que mi trabajo estaba bien hecho.

¿Cómo es que cambie? Por qué estaría mejor que decir, la verdad no me di cuenta cuando lo estaba haciendo, todas las cosas que teníamos que añadir al Olimpo y vivir toda nuestra vida y era de esperarse. Creo que un pilar fundamental de todo este gran cambio fue La Diosa. Creo que soy el único que la llama de esa manera, pero créanme, para mí se merece ese título y mucho más. Apenas supo en dónde se encuentra mi hermana Perséfone, movió cielo y el infierno para que mi madre y yo pudiéramos verla y dio la orden de que los viéramos cada vez que nos quedamos atrás en el camino que las estaciones del año en la tierra (de ellas se encarga a mi madre, cuando están las estaciones cálidas es porque mi hermana estaba en el Olimpo, cuando son las estaciones frías, mi hermano estaba en el Inframundo)

Termino los platillo, que cada uno es diferente al anterior, por lo que no me pregunten que me lleve para rato decirles todo. Los pequeños de la mesa y como lobos oliendo la carne son un poco de chicos. La Diosa con Leo muy acaramelados conversando de quien sabe qué; Como, Genes e Irgo jugando a la locura entre ellos, Corpion y Caner con sus expresiones frías y calculadas para todo el mundo, las sirenas, las ángeles y así sucesivamente, los lugares de siempre y antes de sentarme yo veo que hay Un plato vacío, sin dueño. Frunzo el ceño ¿Quién falta?



Hanna

#2648 en Ciencia ficción
#10816 en Fantasía
#4800 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: peleas, leo y ofiuco

Editado: 23.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar