Somos leyendas de sangre

capitulo 19

Después de una rápida historia por parte de Genes que hizo que Laura se pusiera más roja de lo que ya estaba, Genes dio por terminada su parte son una frase más en Dracter, solo para que los Z comprendieran ya que meramente ellos sabían ese idioma y el resto solo sabía decir Reyra y Reyr que eran Reina y Rey, añadió:

-yo los miro y comprendo la conexión que tienen, puede que seas un cotilla y todo lo que quieran pero eso no implica que deje de ver las conexiones mágicas, místicas, hermosas que hay entre cada Zodiac y su Dark- volviendo a hablar en español- acércate preciosa- dice tendiéndole la mano a Laura a lo que se gana un gruñido de parte de Libra- calma a tú lobo interior-

¿Lobo interior? Para que entiendan, cada Zodiac tiene en su interior un animal, pero el lobo es algo que comparten todos, es más posesivo y territorial que el resto de los animales constelacionales, por lo que el antiguo Zeus decidió que todos los Z tuvieran un lobo, pero que el lobo principal se lo llevara el hijo de Ares, Caner. Esta decisión fue tomada antes de que los antiguos Dioses perdieran su poder, es decir; Atenea, Artemisa, Hera. Hefestos y los demás no tienen ni el más mínimo poder ahora mismo.

Un ruido se escucha desde abajo que hace que todos se alerten e intenten mirar hacia abajo. Ofiuco pone los ojos rojos de la ira que sentía en ese momento. Imposible para todos, inclusive para ella misma que a plena luz del día, sin sombra alguna por los alrededores de ella, ni mucho menos la sombra de una nube, ocupa la luz de sombra y bajan hasta el circulo de donde alguna vez había salido Morte. Leo los teletransporta a todos y se topan con una escena impactante.

-Ares- susurra Bra, para sorpresa de todos, Ares se encontraba ahorcando a su hijo, los pies de este último prácticamente no tocan el suelo.

-te lo advertí inútil, te dije que más te vale que mataras tú a uno de los grandes si no me querías...- una patada en el pecho del ex Dios de la guerra hace que este salga volado y choque contra un pilar del negocio que se encontraba ahí, su cuerpo cae al piso por inercia.

Cuando Ares se iba a parar a hacerle daño de nuevo, Leo y Ofiuco ya se encontraban al lado de Caner.

-Ahora que tienes idiotas que te protejan te alias con ellos solo para resguardar tu trasero- de la parte trasera de su pantalón, específicamente del dobladillo del pantalón saca una pistola- veamos, si elimino a Leo, puede que quedes como Dios máximo. Pero si elimino a su mujer te haces de más de un mundo- sonríe de manera escalofriante, apunta a la Reyra como le dicen muchos a Ofiuco y...

---------------------------------------------------------------------------

Ofiuco

Lo último que vi antes de caer al suelo fue una de las balas de Ares venir en mi dirección. No me doy cuenta en cuanto estoy cayendo. Siento un peso que hace que abra los ojos molesta por aquello.

-hijo de puta- escucho que alguien grita, dos voces a decir verdad.

Alguien muy amablemente me quita el peso muerto de encima, era como si fuera un cuerpo sobre mí o por lo menos era lo que parecía.

-¿estás bien, hermana?- me pregunta Bra. Lo miro aturdida y luego miro al lado izquierdo, el contrario a donde él se encontraba y veo a...

-Graco- miro como su camisa de a poco se va tiñendo con sangre y me incorporo de inmediato, lo que hace que me maree y a eso agréguenle el mareo propio del embarazo, quede mirando estratosferas. Bra me iba a ayudar pero levanto una mano y digo- estoy bien- me acerco arrastrándome a Graco y le subo la polera hasta sobre el abdomen. Escucho diferentes insultos de parte de Ares hacia Caner y Leo y viceversa. Un grito desde arriba me hace dirigir mi mirada hacia su dirección.

-hazlo subir- grita.

Bra lo agarra como un saco de papas y lo pone en su hombro como si nada.

-con cuidado- suplico.

Mi hermano sube de tres en tres las escaleras con Graco en el hombro, me perdí la mitad de la pelea por culpa de este loco que se cruzó en medio del balazo que iba para mi abdomen. Si lo analizo fríamente, de Hades nos protegió a mí y a mi bebe. Pongo la mano sobre mi hija o hijo y mentalmente le agradezco a Graco lo que hizo.

Llegamos al tercer piso Cuario junto a Esmeralda nos esperan con las puertas dobles abiertas de par en par. Muy brutamente Bra deja al herido en la cama del Dios de los mares y terremotos.

-¿va a estar bien?- me pregunta Laura que recién me doy cuenta de que aún continuaba con nosotros. No soy capaz de responder porque no sé la respuesta, por primera vez en muchos años, no la sé.

-lo estará- responde Cuario por mí- ¿Por qué no lo trajeron en el ascensor?-

-porque no se me ocurrió- dice Bra- además desde hace años que esa cosa no funciona, por lo menos que yo sepa- miro como rompe la camisa de un Graco inconsciente. Estoy segura que se preguntaran cómo es posible que una simple bala haya dejado inconsciente a mi hermano tan rápido, bueno, todas las armas fueron hechas por Hefestos por lo que a quien toque, sea mortal o inmortal, quedar de la manera en la que quedo Graco o hasta matarte.

-esa cosa como tú le dices, está funcionando desde que llegamos a este lugar- desinfecta con un algodón la herida- necesito que se vayan, no puedo trabajar con ustedes aquí-

Los dos, Bra y Laura salen de la habitación, menos yo.



Hanna

#2637 en Ciencia ficción
#10738 en Fantasía
#4763 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: peleas, leo y ofiuco

Editado: 23.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar