Soy tu presente [shoto x Reader]

#2 - Mi hogar

Bueeeeeeeenas tardes, que tal están? Espero que bien, aquí les dejo el segundo capítulo, espero les esté gustando este hermoso proyecto ^^

↭↭↭↭↭↭↭↭↭↭

- Gracias – Sonrió el mayor separándose levemente del cuerpo de la contraria – Tu... ¿Tienes familia? –

- No – Respondió inmediatamente la menor atenta a cada acción del único ahí aparte de ella.

- Tu... Yo... ¿Te gustaría ser mi... mi hermanita? – Tamaki ansioso por como la contraria reaccionaría tapó su rostro con sus manos.

- ¿Qué es una hermanita? –

- ¿Ah? – Tamaki soltó su rostro confundido ante la pregunta.

- Una hermanita en una hija menor de una familia, Tamaki es único hijo de sus padres y les gustaría que vivieras con ellos, eso quiere decir que pasarías a ser la hermana menor, o hermanita de Tamaki – Explica el doctor desde la puerta de la habitación mientras miraba con ternura la escena que protagonizaban ambos menores.

- Eso quiere decir que... ¿Quieres que viva con ustedes? –

- Si... Pero tienes que querer tú también –

- Oh... - La menor sólo miraba al doctor y al chico frente suyo dudosa, no recordaba nada, pero aun así ellos querían que estuviera con ellos, pensar eso le hizo sonreír emocionada – Si quiero –

(...)

- Bueno, esta es nuestra casa –

La familia se comenzaba a bajar del auto frente a una no tan grande, pero ni pequeña casa, era perfecta para ellos cuatro, la menor siendo ayudada con su ahora, hermano mayor, bajaron tomados de la mano, la pequeña Akame se sentía segura y tranquila estando con Tamaki.

- Es linda –

Susurró aún algo nerviosa y fuera del contexto familiar, aún se sentía que no encajaba, pero bueno, sólo habían pasado unas horas después de haber estado dos semanas en el hospital bajo análisis y demás, los cuales no indicaron ningún indicio de como la menor tuviera cuatro Quirks distintos, ni mucho menos como es que de tal brutal accidente ella siguiera viva y como si el tiempo no le hubiera pasado por encima, lo peor de todo es que por más que intentara y le preguntaran una y otra vez, ella no recordaba nada andes de haber despertado en aquella sala del hospital.

Al entrar le dieron un pequeño tur a la menor por la casa hasta terminar en su habitación.

Los meses pasaban y la peli azul ya estaba totalmente integrada a su núcleo familiar, era hora de que ella entrara a la escuela.

- Miren, un perro –

Fue lo primero que le dijeron sus compañeros apenas entró al aula, ésta por inercia tocó el collar que anulaba sus Quirks, ella sabía que esto era para cuidar de los demás y su propio cuerpo, pero había veces en las que ella deseaba poder quitarse el collar y sin importar las consecuencias para ella poder dejar callados a todos esos niños, adolescentes y adultos que siempre se burlaban de ella.

- Al menos ella es linda – Todos miraron a quien defendió a la recién llegada y esas pequeñas y casi insignificantes palabras para cualquiera, no las olvidaría jamás.

[...]

- ¿Quién eres? No te había visto por aquí – La peli azul estaba jugando por los pasillos del hospital mientras esperaba su hora médica, se había encontrado con muchos niños de su edad que había ahí, pero no había visto antes a la castaña de ojos cafés – Tienes lindos chonguitos – La menor intentó acariciar a la castaña, pero esta quitó asustada su mano.

- Perdón, aún no acostumbro a utilizar mi Quirk y me pasa la cuenta... -

- Te comprendo ­– La peli azul soltó un suspiro mientras se sentaba en el suelo junto a la castaña – Yo tampoco los puedo controlar y tengo que utilizar esto ­– Habló mostrando el collar.

- Oh, lo lamento –

- Descuida, ya me acostumbré a él, por cierto, me llamo Akame, Amajiki Akame –

- Aware Alex, pero me dicen Kanami, es un apodo que... Bueno, mi mamá dice que es lindo – La peli azul sabía que había algo más, pero prefirió no incomodar.

- Un gusto Kanami –

Ambas niñas sonrieron y comenzaron a jugar por los pasillos, resulta que la castaña es hija de una de las nuevas empleadas del hospital donde ella se trataba así se verían a diario, lamentablemente eran de otra ciudad así tampoco compartían primaria, pero eso no impediría que su amistad fuese inseparable.

- ¿Ya le dijiste a tu crush que te vas? – Habla una castaña ya cinco años más grande.

- Ni me lo recuerdes, me matará si le digo que me iré unos años a una isla completamente hermética, con el cual deberé de perder contacto completamente... Él me odiará, lo sé –

- Claro que no – Kanami rió mientras abrazaba a la más alta, a pesar de que ambas tienen diez años la peli azul era unos centímetros más alta que la castaña – Akame, sabemos que él te gusta mucho, desde hace años –

- Lo sé, sin este maldito collar él no hubiera hecho nada –

- No digas eso, eres linda, alta, inteligente, fuerte, hábil, tienes muchas cualidades positivas –

- ¿Cómo Tamaki? – La peli azul vio como a la castaña se le subían los colores al rostro apenas nombraba el nombre de su hermano mayor.

- Eres cruel Akame, con eso no se juega –

- Pues es la misma situación, así me siento yo cuando lo veo –

- Al menos van al mismo salón y tienen la misma edad –

- Oh vamos Kanami, sólo son dos años –

Ambas muchachas rieron mientras se abrazaban, era el último día de la peli azul yendo a terapia en ese hospital ya que el tratamiento que necesitaba para su problema de Quirk lo trataban en una isla lejana a Japón, de poco acceso y con difícil posibilidad de entrar, pero para su suerte entró al programa y se iría por un par de años, a fortuna de ambas la madre de Alex era quien consiguió el cupo y ella debía de ir igualmente ya que era quien más conocía el caso de Akame, así que a pesar de irse las amigas no se separarían.



Akame

Editado: 18.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar