Tal para cual... y ellos también. [completa]

Capítulo 31 (Gaby y Damian)

 

Gaby

 

 

Ya perdí la cuenta de las veces que mire la aplicación que tengo en el celular para contar los días de atraso que tengo. Cinco. Cinco infinitos días, capaz que para muchas no serán tantos pero para mí que soy un relojito suizo es una barbaridad. Juro que si no me viene, voy a matar a Damian. Ya se la jure.

Según me dijo la chica de la farmacia, que pobre, me tiene que aguantar todos los días, que no me haga tanto problema, que seguro que es el stress. Así que después de tres días jodiéndola, me termino vendiendo un test de embarazo.

Vuelvo a casa más nerviosa que cuando quede embarazada de Facu. Realmente no quiero tener más bebés, obviamente que llegado el caso, después de castrar a Damian, lo recibiría con los brazos abiertos, pero creo que con los dos que tenemos es más que suficiente.

Llego a casa y me voy directo al baño, no aguanto más esta incertidumbre. Así que saco todo de la bolsita de la farmacia y lo acomodo sobre el vanitory. Siento que me transpira hasta el alma. Después de hacer pis en el recipiente de plástico que trae pongo la banda reactiva adentro y espero. Son los tres minutos más largos de la historia de la humanidad. Aparece una rayita, bien… eso significa que esta bien el reactivo. Pasa el tiempo y nada. Diez minutos después estoy llorando sentada en el piso del baño por el cagazo que tenia de estar embarazada.

Le mando un mensaje a Damian.

“Te salvaste las pelotas.” Eso es más que suficiente para que sepa que no estoy embarazada. A los pocos segundos me contesta con una carita traspirando. Y bien que debe haber transpirado…

Salgo del baño con el test en la bolsa y lo tiro en la basura, cuando me entra mensaje del grupo de las chicas.

 

Mara: ¡Hola! ¿Cómo andan? Estoy oficialmente en mi nuevo trabajo.

Yo: ¡Te felicito! ¿Cuándo empezaste?

Mara: Recién.

Yo: Y ya estas boludeando con el celular. Te va a durar menos que un pedo en un canasto ese trabajo…

Mara: Siempre tan fina… No pasa nada, Bruno y Lola son super accesibles.

Yo: Si pero…

Maruja: Hola chicas, estaba vomitando… ¿No era que esta mierda se terminaba al tercer mes?

Yo: si, más o menos. ¿Pero de cuánto estas?

Maruja: Ayer entre en el tercer mes…

Yo: Dejalo estar… Tampoco es algo mágico.

Mara: Tené un poquito de paciencia.

Maruja: Me falta vomitar el hígado y el páncreas nada más…

Yo: No seas exagerada.

Maruja: De verdad… Por cierto, ¡Te felicito Mara! Qué sea con la mejor onda.

Mara: ¡Gracias chicas! La verdad es que estoy super contenta.

Yo: También… con ese bombón que tenés de jefe, si no estás contenta…

Mara: ¿Qué estaban haciendo?

Maruja: vomitando.

Yo: un test de embarazo.

Enseguida veo que las dos están escribiendo y me sonrió. Ya me imagino que deben estar pensando en las bolas de Damian.

Mara: ¿Estas embarazada?

Maruja: Jodeme que no le vamos a poder regalar calzoncillos a Damian para navidad.

Yo: Jajajaja No estoy embarazada. Tengo un atraso y me hice un test. Pero dio negativo.

Mara: menos mal… ya lo estaba llamando a Jony para que le avise a Damian que pida asilo político en Irak.

Maruja: Jajajaja. Si es mejor opción que volver a casa, si estas embarazada.

Yo: que mal concepto que tienen de mí.

Maruja: queras decir que te conocemos bien.

Yo: me ofenden…

Se hace un silencio, ninguna de las dos escribe nada.

Yo: Se la tenía jurada. Si me daba positivo se iba a tener que ir del país porque la vasectomía se la hacía yo con un cuchillo de la cocina.

Maruja: Te juro que te vi… que imagen más desagradable.



MaCom

#1251 en Novela romántica
#426 en Otros
#133 en Humor

En el texto hay: comedia romantica, hijos, amor

Editado: 09.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar