Te odio porque te amo

Capitulo 15.

 

 

-cómo sabes cuando alguien te esta mintiendo?- pasan unos minutos desde que Matt se fue, yo no me he atrevido a hablar, pero señor ojos café si lo hace. 

 

-cuando quieres saber si alguien te miente, tienes que estar muy atento a sus gestos- hablo mirando la pantalla del computador. 

 

-creo que lo primero en que uno debe fijarse es en que lo miren a los ojos cuando le hablan... Y tu cuando hablas conmigo evitas mirarme a los ojos- mi corazón empieza a latir, y se que estoy sonrojada, ahora menos quiero mirarlo. 

 

Estoy segura que él sabe que me intimida, su presencia me pone nerviosa y le tengo miedo. 

 

-mmm.. Lo que pasa es que hay que estar pendientes del ruso. Puede que si quitemos nuestras miradas de él, pase algo y no nos demos cuenta- bien! Solo espero que crea mi barata excusa. 

 

-no pasara nada si dejas de ver por unos segundos. De todas formas, podrías explicarme como es que haces para saber cuando te mienten. Así yo tambien aprendo y no me tocaría sacarle la verdad a los idiotas a punta de golpes- suspiro profundo y volteo para mirarlo. Su mirada esta fija en mi, sus brazos están cruzados frente a su pecho. 

 

-son muchos.. Mmm.. Veras, el cuerpo humano es increíble. Te explico..- mis nervios se están haciendo muy obvios. 

 

Divago, no se como hablarle, aclaro mi garganta. Puedo hacerlo! No le demostrare que le tengo miedo. 

 

-tu cuerpo no sabe mentir, pero tu boca si. Me refiero a que cuando dices una mentira tu cuerpo no lo hace, todo lo contrario, te delata- 

 

Sus ojos tienen algo especial, dicen tanto pero a la vez no dicen nada. Puedo ver que detrás se esconden muchos sentimientos. Son hipnotizantes y también perturbadores. 

 

-puedes ser mas especifica? Tal vez si das un ejemplo- me pide. Asiento con mi cabeza. 

 

-de verdad te interesa saber sobre esto?- 

 

-si- dice sin pensarlo mucho. 

 

-lo viste? Acabas de decirme con palabras y gestos que si estas interesado- por unos segundos me mira como si estuviera loca, entonces me decido a explicarle. 

 

-cuando te hice la pregunta tu mano derecha cerrada estaba apoyada en tu mejilla con el indice hacia arriba, que quiere decir esa posición? Que tu tienes interés en lo que yo diría y evaluarías mi explicación. Cuando tu cerebro proceso mi pregunta, quitaste tu mano de tu cara y me mostraste la palma de tu mano inconscientemente diciéndome "si". Cuando haces eso, el gesto de mostrar las palmas de tu mano quiere decir que estas diciendo la verdad- 

 

-en serio yo hice eso?- pregunta sorprendido. 

 

-si, lo hiciste- es increíble como no puedo mantener mi mirada en la de él. 

 

-que pasa cuando mientes? Tu mirada no es fija en la persona a la que estas mintiendo, siempre mirarás hacia abajo. Tu mano viajará a tu boca de una forma muy disimulada para taparla, puede hacerse posando un dedo en los labios, o apoyando tu mano. Escodes las palmas de tus manos y si puedes tus manos completas. Todos estos gestos los hace el cuerpo de forma disimulada e inconciente- 

 

-tienes que enseñarme todas esas cosas. La próxima cuando tengamos que sacarle información a alguien lo pondremos en práctica, me mostrarás cada gesto. Bueno?- puedo negarme sin salir lastimada o con alguna mirada fea? 

 

-esta bien- es lo que me atrevo a decir. 

 

-sigamos con este idiota- dice y retomamos el trabajo. 

 

Cada hora que pasa me siento menos asustada, me relajo un poco pero mi cuerpo sigue tenso, como si en cualquier momento mi acompañante dejará de estar tranquilo y me fuese a atacar. 

 

Solo hablamos del ruso, su esposa y sus hombres. Apuntamos horas, acciones y detalles que puedan servirnos. 

 

Tocan a la puerta y Allek medio grita "pase", la puerta se abre y aparece Matt con Valentino. 

 

-hola!- saluda el mas joven regalándome una sonrisa. 

 

Lo saludo moviendo mi mano y devolviendo la sonrisa. 

Ambos se quedan parados uno al lado del otro cerca de nosotros. 

 

-que mas han podido saber?- pregunta Matt. 

 

-hemos anotado horas exactas en las que suceden acciones interesantes, por ejemplo la hora de cena, la hora en que las empleadas de la casa se retiran, los hombres hacen cambios, todos esos tiempos los iremos comparando con los días que vienen y así estaremos seguros de que pasa en cada hora del día en la vida del ruso. Luego a partir de esas anotaciones que estamos haciendo, montaremos un plan e iremos por él- explica Allek. 

 

-estaremos frente a computadores observando al idiota del ruso todos los días?!- se queja Valentino haciendo mala cara. 

 

-si! Y tu ayudarás- Matt lo golpea suave en la nuca provocando quejas del joven. 

 

-esta bien!- responde de mala rodando los ojos; me da risa verlos así. 

 

Parecen padre e hijo, el primero mandando al segundo a hacer alguna tarea. Esperen! 



EsmeraldaP

#1026 en Novela romántica
#355 en Otros
#42 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar