Te odio porque te amo

Capitulo 81.

 

 

La mujer prosigue con las cartas, las baraja y luego las reparte. 

 

-que apuesto Julieth?- lo miro y dudo en si hacerlo apostar lo que quiero. 

 

Temo que su estado de ánimo cambie y arruine mi oportunidad de saber mas cosas sobre él. 

 

-puedes hacerme apostar lo que quieras. No me enojaré. Si tu estas cumpliendo tu parte yo tambien debo cumplir- parece que ve mi pelea interior porque habla después de unos minutos. 

 

-me dirás que pasó entre tu y el hombre que ayudo a traerte al mundo- digo un poco temerosa a su reacción. Me mira por unos segundos y luego asiente. 

 

-tu apostarás un beso. Pero el beso será como yo lo quiera- este hombre me quiere infartar. 

 

Asiento con la cabeza, ya nos hemos besado, así que, un beso mas no hace daño.

"Pero será como él quiera. Tal vez entre ese beso apostado terminen en mas que besos" 

 

-miremos que tenemos entonces- toma sus cartas y esta vez si las revisa. 

 

Hago lo mismo, tengo escalera de diamantes, cuatro, cinco, seis, siete y reina de trébol. 

La mujer pregunta si queremos cambiar, Allek niega y yo tambien solo porque él lo hizo. Estoy asustada de que vuelva a perder. 

 

Mi acompañante asiente con la cabeza y al mismo tiempo volteamos las cartas. Él tiene un ocho de diamantes, un dos de corazón, otro dos de trébol y un cuatro, un cinco de corazón. 

 

-si!- chillo cuando veo sus cartas. Esta la gane. Bien por mi! 

 

Miro a Allek con cara de victoria, estoy tan contenta. 

 

-te escucho- presumo con exageración. 

 

Allek tiene un brillo de felicidad en los ojos, pero dura poco. Se acerca a mi y habla en mi oreja. 

 

-mate a ese hombre con mis propias manos- mi piel se eriza ante lo que escucho. 

 

Allek mato a su padre! Pero que locura es esa? Me mira con atención. Esperando mi reacción.

 

-por qué?- susurro con la garganta seca. 

 

-lo siento por ti. Tendrás que ser mas específica para la próxima-  

 

-pero mi pregunta fue clara..- me quejo. 

 

Alza los hombros para restarle importancia. 

 

-eso es trampa- murmuro enojada. 

 

Allek ríe, ruedo los ojos y miro a la mujer que ya esta repartiendo las cartas. Siento unos labios presionando se contra mi mejilla. 

 

-ya iras sabiendo de mi vida. Poco a poco. No es bueno recibir tanta información en un solo día- se explica. 

 

Asiento comprensiva. 

La siguiente ronda, lo hago apostar por la cama. Que yo duerma en la cama y él en el sofá. Él me hace apostar por que me tome una copa de alcohol fuerte. Vuelvo a perder, me quejo con él diciéndole que no soy muy tolerante al alcohol pero eso le divierte mas, así que termino por tomarlo. 

Me hace sentir un poco mareada pero con mas ganas de seguir con el juego. 

 

-esto se pone interesante- murmura Allek al ver mi nueva actitud por los efectos del alcohol. 

 

La mujer vuelve a repartir, lo siguiente en apostar es, qué hay de la vida de su madre, y donde he dejado mi ropa interior. Pierdo, y en el momento en que cumplo con lo apostado, Allek no deja de ver mi escote y sonreír con malicia.

 

Acepto la copa de alcohol que me ofrecen, solo para tener un poco mas de valentía y seguir con el juego. Se que ya empiezo a perder el sentido por culpa del alcohol cuando me siento caliente, mareada y aun mas valiente para seguir apostando con el diablo.



EsmeraldaP

#1072 en Novela romántica
#373 en Otros
#43 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar