Te ProhÍbo Amarme Lobo

AST

Salgo de las cuevas, es de noche. Está nevando. Camino con cuidado hasta, unos árboles. Tengo que saber, donde está Mat. Isis no quiere buscarlo. ¡Pero yo lo haré! ¡Curaremos a nuestro humano! ¡Y a nuestra madre! La cabezota de Isis, no debe saberlo. ¡Oh, parece que se acerca alguien!¡Ese olor, es Mat!¡Mat, es Mat!

_ ¡Mat, Mat! ¡Soy yo Ast!

_ ¡Ast mi luna, que alegría me da verte! ¿Cómo estás? ¿Te sientes bien?

_ ¡Oh Mat, discúlpame! ¡Todo fue culpa mía! ¡Isis, no paraba de llorar! ¡Y yo hice, que se diera cuenta, que Jacking era nuestro humano! ¡Debí esperar, que él se lo dijera!

_ Está bien mi luna. Lo arreglaremos. ¿Cómo está tú mamá?

_ ¡Está muy mal Mat! ¡No ha recobrado el conocimiento todavía! Cada día, la siento más débil. ¿Crees, que puedas venir a ayudarme a curarla ahora?

_ ¡Si, vamos mi luna!

 Corremos por las cuevas, hasta donde se encuentran nuestros padres. Mi papi, se pone feliz al ver a Mat.

_ ¡Bienvenido, Alfa!

_ Buenas noches, Amón. ¿Cómo ves a Amonet?

_ La ola magnética, que provocó Isis, hizo que todos los meridianos de ella, se bloquearan. Isis le ha estado transmitiendo energía sanadora, pero no es suficiente.

_ Bueno, ahora no me puedo convertir en Alfa Supremo. Dejé a Jacking en la casa.

_ ¿Cómo está él?

_ Todavía no despierta. Yo lo hice, porque me convocaron mis hermanos, por un juramento que tenemos. Pero me temo, que no pueda estar mucho tiempo afuera. Con Jacking inconsciente. ¡Sabes lo que podría pasar!

_ ¿Qué podría pasar Mat? – pregunta Ast asustada.

_ Ast, vamos a curar los meridianos a tu mamá. Concéntrate, haz todo lo que te diga.

 Amón, crea el lazo de conexión de mates, y pásale energía a Amonet. No te desconectes, mientras la curamos. Tú energía, es quien la sostendrá con vida. Ast, cúbrela con el amuleto de Wadjet. Ahora, vamos a conectar nuestras energías, de Alfas. Coloca tu nariz en la mía Ast.

  Ast, hace lo que dice, y se asombra, al ver como una gran luz, que se agranda hasta abarcar toda la cueva, sale de sus narices. Para luego regresar.

_Ast, coloca tú nariz en el pecho de Amonet. No te asustes, si la vez gritar, y transformarse en loba. ¡No despegues tú nariz de su pecho! ¿Lista?

_ Si Mat, lista.

Mat, comienza a convocar los poderes, crece, hasta convertirse en un gran lobo, el doble de su tamaño. Ast, no puede creer lo que ve. Lo mira con admiración. Ve, como una corriente de energía, sale de los ojos de Mat, y entra en su cabeza, para volver a salir por su nariz, y perderse en el pecho de su mamá, que comienza a gritar del dolor. Amón la sostiene con fuerza. Amonet se convierte en loba, y les gruñe. Muerde a su padre en un brazo, pero el no la suelta. Por un momento, quiere soltarla para ayudar a su padre, pero Mat le grita.

_ ¡No separes tú nariz de ella Ast, o la matarás!¡Convoca, tu poder de curación Ast!

  Hace todo lo que le dice Mat. Ve como su madre, se va quedando dormida, vuelve a transformarse en humana. Y se maravilla, de verla mucho mejor. Con el semblante reluciente. Y ha regresado, su color. Mat, se desconecta y vuelve a reducir su tamaño. Ast lo mira, tiene los ojos rojos. Su padre le dice.

_ ¡Ast, restriégate contra Mat! ¡Acarícialo, pásale la lengua!

 Ella entiende lo que quiere decir su papá, Mat, se está convirtiendo en una bestia, fuera de control. Rápidamente, choca su hocico con el de Mat, le relame toda la cara, restriega el cuerpo contra él, soltando feromonas. Los ojos de Mat, vuelven a ser amarillos oro.

 _ ¡Gracias mi Alfa! ¡Amonet, está mucho mejor!

_ No está del todo curada. Pero Isis, tiene todos los días, hacerle una sesión de curación. Ast, tienes que enseñarla. Acércate. Te trasmitiré el conocimiento. Cualquier cosa, que no sepas, me preguntarás por el link.

_ Si mi Alfa, ahora, vamos a curar a nuestro humano. ¡Papá, no se lo digas a Isis!

_ ¡No es bueno que se oculten cosas, hija! ¡Pero por esta vez, te lo prometo!

 Salimos corriendo uno al lado del otro, soy tan feliz de ver a mi Mat. Nos detuvimos, un momento, en un montículo. Mat, lanza un fuerte aullido. Yo le sigo, y lo acompaño. Nuestros aullidos se complementan. Sentimos la respuestas, de todos los miembros, de la manada. Apoyo mi cabeza en el cuello de Mat, por un momento.

_ Mat – lo llamo – vamos a curar a Jacking, siento a Isis queriendo regresar.

_ Si mi luna, vamos.

Rodeamos la casa, para que nadie nos viera. Entramos de un salto por la ventana, de la habitación. Y veo a mi humano, pálido y demacrado en su cama. Repetimos todo el proceso de curación, vemos, como recobra el color. Respira más tranquilo. Vuelvo a restregarme contra Mat que tienes los ojos muy rojos, apenas me reconoce. ¡Estoy asustada, muy asustada! Suelto todo mi olor mientras le lamo la cara, al fin, veo como sus ojos, vuelven a su color oro. No se que le pasa, pero no es nada bueno.

_ Mat, ¿seguro que estás bien? Te demoraste mucho, ahora para regresar.

_ No te preocupes Ast, es que he hecho muchas cosas hoy, y la energía, la tengo muy débil.

_ Está bien mi Alfa. ¿Crees que Jacking despertará?



Bris

#155 en Fantasía
#128 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, brujos, lobos

Editado: 26.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar