Vida

2.- La fiesta

Pasaron veinte días desde aquella  vez que entramos a clases, cada día que pasaba teníamos de dos a tres evaluaciones. Desde hace dos días empecé hablar con Daniel, Ángel y un poco más seguido con Alexander y al parecer, no era la persona creída que imaginaba.

— Buen día, jóvenes

— Ay no, Greysa

— Ella es un fastidio— dijo Ana

— ¿Por qué no la lanzamos por las escaleras?

— No podemos— respondí– ella no es tan mala

— ¿José, no quieres ir con el grupo de Alexander?— Dijo Gabriel 

— Lo que faltaba

—Bueno, ya no vuelvo a decir nada— dije mientras resolvía los ejercicios dados por Greysa

— Jóvenes deben entregar los ejercicios antes de que termine la clase

—Vieja loca— Murmuró Gabriel

Luego de 2 horas eternas, al fin terminó la clase de matemática. Mientras pasaban los diez minutos para la siguiente clase, empezamos a discutir un poco sobre las cosas que habían pasado en los últimos días.

— ¿Qué sabes de la fiesta de Alexander? — dijo Gabriel

— No sabía que iba hacer una fiesta—respondí

— ¿Como sabes eso?—preguntó Ana

— Lo escuché esta mañana

— Esa gente es rara

—¿Qué hablan muchachos?— dijo Alejandro

—Cosas locas— respondí

— Como matar a Greysa— comentó Gabriel

— Ahhh... Está bien, pueden seguir

— Raro— dijo Gabriel

Sonó el timbre y entramos a clases de biología. En el salón sucedía algo extraño, el ambiente estaba muy tenso y negativo. Observé que en el grupo de Alejandro y Alexander estaban planeando algo que no era nada bueno. Al concluir la clase, retornamos a platicar los tres.

— Ana...

— ¿Qué pasa?

— Algo extraño esta sucediendo con Alexander,  está viendo hacia nosotros con muy mala cara

— ¿Y ahora?— preguntó ella— No hemos hecho nada

— Tienes razón, pero hay que estar pendientes de la situación

— Viejas chismosas— dijo Gabriel

— Ay Gabriel anda a dormir—Dijo Ana

Luego de reír un poco con las locuras de Gabriel, observamos que Alexander y Alejandro se acercaban.

— Alguien se encargó de decirles a todos que iba hacer una fiesta en mi casa— dijo alexander

Los tres quedamos sin nada que decir, así que el prosiguió.

— José ya me dijeron que fuiste tú y ustedes 2 son sus cómplices

— A ver espera— respondí

— Tres cosas; Primero, no sabíamos que ibas hacer una fiesta; Segundo, no me importa lo que haces o lo que vas a hacer; Tercero, ¿quién te dijo? Y... ¿donde están las pruebas?

— Solo me dijeron— respondió él, retirándose luego hacia su asiento

Voltee a ver y el resto de su grupo y nos estaban observando.

— Al parecer tengo un hermano gemelo— dije

— Es un imbécil— 

— ¿Quién se cree él para venir a culparnos con falsos testimonios?— comentó Ana

— Hablaré con él en la salida

— No lo hagas— respondió Ana

— Ana tiene razón, en la salida siempre está con Daniel— Dijo Gabriel

— Daniel y Angel son muy raro, ellos lo controlan— dijo Ana— Tal vez fueron ellos los que le dijeron esa locura

— Tienen razón, vamos a esperar hasta mañana

Sonó el timbre, salimos de la institución y como era de esperarse, estaban los 3 reunidos. Me despedí de Ana y Gabriel. Mientras caminaba para llegar a la Av Carroa, pensaba en quién pudo haber sido la persona que le dijo esa mentira a Alexander y cuál fue la razón por la que lo hizo. Daniel era unos de los mejores amigos de Alexander, pudo haber sido él, pero también pudo ser Angel o tal vez Alejandro. Todo era algo complicado, pero no imposible de descubrir. Solo debía investigar a partir de mañana y espero encontrar alguna pista.


 



Manu

#5280 en Otros
#762 en Aventura
#2404 en Thriller
#1325 en Misterio

En el texto hay: drama, suspenso, investigacion

Editado: 31.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar