Sobrenatural

Autor: NOCTUN / Añadido: 20.02.18, 20:14:10

Invierno una palabra que solo trae a mi mente frio, humedad,soledad y recuerdos residuales de insufribles momentos de mi pasado. Hace ya muchos años atras en una noche como esta, cuando llovia sin parar, yo sentia esta misma y extraña sensacion, como si algo andara mal, como si el tiempo transcurriera mas lento. Maldicion no puedo continuar asi toda mi vida, como si ya no fuera suficiente con los insufribles recuerdos de mi pasado, ahora por las noches casi no puedo dormir y todo por culpa de estas malditas y horrendas pesadillas que me persiguen. No puedo entender por que ahora por las noches mis sueños son interrumpidos por estas estremecedoras pesadillas, de batallas pasadas con demonios, seres oscuros, sobrenaturales. Cada pesadilla que sucede a la otra, noche tras noche biene cada vez mas llena de un inquietante y macabro horror. no le temo a nada, pero estas pesadillas estan logrando causar en mi, una sensacion de intenso estremecimiento y mounstrosidad.
Es extraño, pero ahora que lo pienso estas horribles pesadillas comenzaron una noche despues de que me enfrente aquellos traficantes de antiguedades y les quite la espada.
¿Acaso sera que la espada esta maldita? Ah no puedo creer que este pensando en estas tonterias lo mejor sera que intente dormir, mañana ya sera otro dia y una vez que entregue la espada y me paguen podre irme a otra ciudad mas acogedora y calida. Ahora que lo recuerdo desde que tome la espada no la he sacado de su funda, ni siquiera se como es, si es filosa o esta deteriodada, por lo que me dijo el conde Lukard, la espada es muy antigua quizas no pase de ser una espada corriente, tal vez su hoja ya debe estar oxidada y sin filo. Ahora ya tengo curiosidad aunque el conde Lukard me recomendo no sacarla de su funda, pero de todas maneras tengo que verla asi podre hacer una idea de que tan antigua es; y por que para el conde Lukard esta espada es tan valiosa.
Veamos cual es el misterio que guardas...
Exclame pensando en voz alta mientras jalaba un viejo estuche de guitarra color carmesi que guardaba bajo la cama donde yo dormia, Las luces de la habitacion del pequeño hotel de la ciudad de Magedons donde me hospede son tenues, el color de las paredes contrasta con la opaca luz de luna que se filtra a traves del cristal de la ventana de mi habitacion, esta ciudad es bastante fria. Eran las horas en que daban la media noche tome el estuche de la guitarra y lo puse entre mis piernas, me dispuse abrirlo mientras mi fugaz mirada recorria toda la habitacion, hasta posarse en la superficie del estuche. Entonces me contuve por un momento al contemplar una pequeña frase grabada en letras doradas. (AMOR ES SACRIFICIO)
Senti estremecer algo dentro de mi, esa fraccion de tiempo se hizo sublime, recuerdos de mi pasado vinieron a mi mente como rayos partiendo el cielo, Mis ojos quisieron evocar un llanto de lagrimas que nunca derrame. Me contuve como siempre, recupere mi postura habitual y entonces abri el estuche. Dentro permanecia la funda roja color escarlata que contenia la espada, en la funda habia unos signos grabados en forma de letras desconocidas. Contemple los signos 
Sin poder decifrarlos o entender lo que decian o que significaban, parecian muy antiguos quizas pertenecientes a una lengua desconocida, quizas ya extinta.
No soy un hombre de los que le guste los interrogantes o los problemas sin resolver, mañana antes de entregar la espada pasare por la tienda del viejo anticuario quizas el si me pueda dar mas informacion hacerca de esta espada. En ese momento comence a desenvainar lenta y suavemente la espada, la prisa no existia, a medida de que la hoja salia de su funda comence a notar y oir el mas hermoso y subleme canto que un oido humano haya podido escuchar, el canto de la espada hizo aquel momento mistico, tranquilo, apacible, De la hoja de la espada manaba un intenso e incomparable brillo de luz que revistio todo mi cuerpo. Pude sentir como si en lo mas profundo de mi ser se despertara algo que habia permanecido dormido. No podia explicar esa sensacion pero sentia como una complementacion en mi ser, con una gran fuerza interna inexplicable, el canto de la espada me transmitia una paz interior, pero no duro mucho la sensacion, el canto de la espada ceso y su brillo se fue desvaneciendo hasta desaparecer totalmente de la habitacion. Despues de experimentar la extraña e inexplicable experiencia, empece a dellar cuidadosamente la espada, en el pasado hice un juramento de no volver nunca mas a tocar o blandir una espada, pero esto no me hace romper mi juramento ya que solo es una cuestion de negcios, no de honor o de reglas caballerescas.
A simple vista parecia ser una espada comun, el mango de su empuñadura es de un color rojo escarlata, acompañada por lineas negras, la hoja de la espada parece estar hecha de un metal especial desconocido. El medio de la hoja esta separada por una ranura en forma de linea recta, que comenzaba un poco antes de la empuñadura y terminaba al final antes de llegar a la punta de la espada. De repente me senti invadido por un profundo sueño, era tan pesado que apenas si podia mantener mis ojos abiertos, entonces antes de quedar completamente dormido guarde nuevamente la espada en su funda y esta asu vez en el estuche de guitarra. Finalmente cai preso de un profundo sueño, debieron transcurrir muchas horas por que desperte al dia siguiente en las horas de la tarde.
Despues de lo sucedido en la noche anterior, busque inquietamente alguna señal o indicio que me pudiera a yudar a explicar o comprender lo sucedido, pero por mas que me force fue inutil ya que no encontre nada que explicara lo acontecido. La espada permanecia inerte en su funda como si nunca hubiera salido de ella, en ese momento solo pude concluir que todo parecia haber sido producto de mi imaginacion, motivada quizas por la falta de sueño que me aquejaba por las noches. No obstante yo sabia y me encontraba seguro de que habia sacado la espada de su funda. Hacia ya bastante tiempo que no me sentia asi con la mente confusa e inverosimil, como con indecision con respecto a que creer o hacer. Me propuse a esperar las primeras horas de la noche para ir con el viejo anticuario, mire por el cristal de la ventana de mi habitacion, las ramas de los arboles de la calle se movian a un ritmo de vaiven adormecido, esparciendo sus hojas con el viento.
Las brisas del invierno son bastante gelidas y aqui en la ciudad de Magedons lo son aun mas. Casi nunca he sido paciente asi que cambie de idea y decidi salir antes de lo planeado. Mire hacia un viejo reloj de ebano que colgaba de la pared, sus menecillas daban las 5:00 menos cuarto pm y la luz del dia ya se habia ido, la arquitectura de esta ciudad esta llena de viejos edificios y rascacielos que obstaculizan la poca luz del sol que queda. Sus calles y avenidas son muy amplias y esteticamente bien definidas.
Finalmente pensando en otras cosas y ordenando mis ideas decidí salir y pasar primero por el orfanato Glindon a visitar a una pequeña amiga de nombre Any, Any es una niña de 12 años, de cabellos rubios, tez blanca y de ojos azules como el mar veraniego. A pesar de extrañar a sus padres Any casi siempre se muestra optimista, alegre e inquieta. Yo la estimo mucho pero nunca se lo he dicho. Ahora que lo pienso me acuerdo de la noche que la encontré en un viejo edificio abandonado de la ciudad Eternity no podía hacer otra cosa más que llorar y decir que ella era una princesa, la verdad no sé si eso era cierto o no pero sus padres la dejaron ahí y nunca más han vuelto por ella. A Veces me pregunto qué clase de padres pueden hacer algo así, a veces las personas suelen ser crueles con los seres queridos. Yo la traje conmigo a esta ciudad y la deje en el orfanato y desde entonces cada vez que yo vengo a esta ciudad siempre paso por el orfanato a verla. Salí del hotel y empecé a caminar, las calles estaban muy poco transitadas, los vehículos pasaban en direcciones opuestas, había caminado ya varias cuadras cuando de repente al ir pasando frente a un callejón oscuro escuche que desde las sombras una voz susurraba un nombre, nombre que yo no alcance a entender ya que la voz que salía del callejón era trémula y quejumbrosa.
Momentáneamente me detuve con la mirada fija hacia las sombras, quería que mis ojos penetraran la celosía de la oscuridad.
Quería encontrar al emisor de esa voz espeluznante, no sé por qué pero ahora podía sentir y tener una especie de percepción con respecto a algo inexplicable, como una especie de energía oscura y hostil que me acechaba. Espere un instante que pareció una eternidad. Instantáneamente una desordenada ventisca de aire salió del callejón desordenando un poco mi cabello.
Era extraño pero no sentía miedo como si algo en mí ya estuviera acostumbrado a enfrentar este tipo de situaciones extrañas.
Por más que espere no pasó nada más concluí que solo había sido el viento. Seguí mi camino hasta finalmente llegar a las escaleras del tren subterráneo, baje por ellas y aborde el tren, que me dejara en la estación cerca a la calle Marrows donde se encuentra el orfelinato. Tiempo después me encontraba en la calle Marrows, frente a dos grandes puertas enrejadas las cuales se encontraban a la entrada del lugar. Mire hacia las grandes letras grabadas en la reja que decían Orfanato Glindon Todo Por la Niñez. Entre por el umbral de la puerta sin dudarlo dos veces como solía hacerlo antes, no podía explicarme por qué, pero en ese momento en que entré pude volver a sentir una presencia o sensación extraña de maldad y oscuridad que chocaba contra mí.

 

Comentarios:

Todos los hilos de discusión: 0

Books language: