Adelanto de: Dejame ir.

Autor: K.Pire / Añadido: 25.08.18, 07:43:31

Les dejo el capitulo 1 de mi historia: Dejame ir, si es de su agrado pueden pasar a leerla y dejarme su opinion.

Veo mi reflejo en el espejo y sonrió satisfecha luzco genial, este vestido y los tacones altos me hacen ver esbelta, observo por el reflejo del espejo en la puerta, está mi madre, me observa triste y hago una mueca.

-No te preocupes mamá, estaré bien- le digo por quinta vez, ella me observa triste y le sonrió para calmarla.

-Me preocupo por ti.- dice, acaricia mi mejilla y le sonrió con ternura para que ya no siga así.-Irenne eres mi única hija y sabes que lo digo por tu bien.

-¿Quieres que me quede?- le preguntó cruzada de brazos y ella asiente con la cabeza.-Lo siento mamá.- quito sus manos de mi rostro y camino hasta la cama.-Tengo que ir es la celebración de mi cumpleaños ya soy mayor de edad, puedo cuidarme bien- me volteo y termino de aplicar la última capa de rímel en mis pestañas.

-Entiende que tengo un mal presentimiento- me sujeta con fuerza y ruedo los ojos.

-Siempre que decido salir con mis amigas es lo mismo.- me suelto de su agarre.- Si no son tus presentimientos, es algún malestar.- digo seria.- Sé que quieres cuidarme pero tengo que vivir mi vida.- me acerco a ella y le doy un beso en su frente, la abrazo y le susurro un ¨estaré bien¨.

Tomo mis llaves y camino hasta la puerta, me giro en la entrada y le lanzo un beso a mi madre quien me observa como si fuera a mi juicio final.

Voy camino al antro con mis amigas y Jhonn mi novio, quien conduce mirando fijamente la carretera desierta; hoy todos andan nerviosos prácticamente le rogué a Jhonn para que viniera con nosotras.

-Te amo-me dice y sonríe.

-También te amo- le digo y él sonríe.

Todo paso tan rápido.

-¡Jhonn cuidado!- grite al ver por la ventana del piloto, una luz que impacto fuertemente contra el auto, sentí como mi cuerpo salía disparado por la ventana, impactaba contra el asfalto y todo se volvió negro.

POVS Edgar Saavedra (Neurocirujano):

Tomo un poco de café luego de haberme lavado la cara, el cansancio ya es difícil de soportar tengo 24 horas aquí y no veo el momento de volver a mi apartamento y descansar, masajeo mi cuello y Rachel una de las enfermeras entra corriendo a la cafetería.

-Doctor un accidente- me dice y sale por la puerta, me pongo de pie y la sigo por el pasillo hasta la puerta de la emergencia.

Las enfermeras y otros doctores están en la puerta atendiendo a tres chicas con golpes visibles, traen otra camilla y veo a un chico gravemente herido me le acerco pero la enfermera niega con la cara dándome a entender que él no está vivo.

Esto me baja el ánimo y espero a la última ambulancia donde bajan a una chica muy hermosa, es rubia, delgada y le están poniendo oxígeno, veo mucha sangre en su cabeza, además de golpes y raspones por todo el cuerpo.

-Chica de 18 años con Traumatismo craneal por accidente automovilístico- dice el paramédico.

Camino con ellos por el pasillo, reviso a la joven y efectivamente tiene un golpe muy fuerte en la parte izquierda de su cabeza lo que me preocupa al instante.

-¿Saben su nombre?- les pregunto y la paramédico asiente.

-Es Irenne García, una de las chicas nos lo dijo antes de que la trasladáramos y perdiera la conciencia.-asiento y continúo caminando rápidamente con ellos.

-Rachel necesito que le hagan placas, tomografía craneal y hematología completa.-ella asiente y se marcha.

Los paramédicos la llevan hasta la emergencia y la mudan a otra camilla, en ese preciso instante la chica comienza a convulsionar.

-¡Mierda!-espero que la convulsión pase, me coloco a un lado de ella la sujeto con fuerza para que no se caiga de la camilla. Mientras sin poder hacer nada la veo blanquear sus ojos, siento un fuerte dolor en el pecho que al momento no logro descifrar cuando por fin termina y no está respirando comenzamos a darle oxígeno artificial, la conectamos al monitor cardiaco y puedo notar que sus palpitaciones son cada vez más lentas no me sorprende cuando ella entra en paro.

Preparo el desfibrilador y cuando hago el primer contacto ella no reacciona.

-Vamos cariño, tu puedes- le digo, con la esperanza de que ella me escuche y por suerte con el segundo contacto ella responde.

Suspiro aliviado pero me preocupo cuando media hora después ella entra en coma.

Escucho los gritos de alguien en la emergencia y sigo para ver si es algún herido, pero no es así una señora de aproximadamente 40 años y un hombre la sujeta con fuerza de los hombros.

-¿Quién es?- le pregunto a la recepcionista.

-Es la madre de su paciente- me dice y camino hacia ellos.

-Buenas noches soy el doctor Saavedra y me estoy encargando de Irenne- La señora empuja a su marido y se me acerca llorando.

-¡Dígame que ella está bien!- me sujeta de la bata con fuerza.-¡ Dígamelo!

-Lamento decirles que entro en estado comatoso hace aproximadamente- observo mi reloj- 45 minutos estoy haciendo todo lo que está en mis manos.

-¡Noooooo!- grita la señora y cae desmayada al suelo.

Me agacho y le tomo el pulso.

-Llévela a una camilla, pediré que le administren algún calmante.- digo al cerciorarme de que solo es un desmayo emocional.

-Gracias por cuidar a mi hija- me dice.

-Es mi deber, hare lo que este en mis manos para ayudarla señor.

Camino hasta la cafetería y pido un café extra fuerte, debía irme a descansar pero me quedare, sé que no es bueno encariñarse con los pacientes pero esa pobre chica necesita de mí, soy el único neurocirujano de guardia y el próximo llegara hasta mañana a medio día, no puedo irme y dejarla sola.

Tres horas después alguien me despierta y me dicen que los estudios de mi paciente están listos pero no son nada alentadores.

Con rapidez me dirijo en busca de los padres de la chica.

-Debemos intervenirla con carácter de urgencia.- ambos padres palidecen.-Tiene un traumatismo craneoencefálico.- les explico.

-¿Qué tan grave es eso doctor?- pregunta la señora que luce un poco más calmada.

-No les mentiré es una operación complicada que en el peor de los casos lleva a la muerte del paciente.- no me gusta decir mentiras, mis superiores me han llamado la tensión por mi manera tan fría de hablar con los pacientes y realmente no me gusta darles esperanzas cuando posiblemente no hay.

-Solo sálvela doctor.- suplico su padre y asentí.

-Preparare todo para la cirugía.

***

-¿Cómo esta ella?- sus padres me encuentran en la salida del quirófano y les sonrió.

-Es fuerte, tuvimos algunos altibajos pero ella esta con vida y las siguientes horas serán las que decidan lo que realmente ocurrirá.

-Gracias doctor, tenemos fe y sé que mi hija saldrá de este hospital muy pronto.- hago una mueca para tratar de no rodar los ojos.

Fe que palabra más absurda.

-Bueno si es bueno eso.- me voy a marchar pero un brazo me detiene.

-¿No cree usted en la fe?-pregunta la señora y me observa seria.

-Creo en la medicina.- evado la pregunta.

-Debió haber sido terrible eso que lo hizo perder la fe doctor Saavedra.

-Lo fue señora Garcia.- ella me sonríe triste y me despido.-Bueno me retiro, tengo que descansar vendré mañana para ver como estuvo todo con Irenne deje a cargo a un excelente doctor muy amigo mío.

-Gracias.-dijeron al unisonó los García.

Mientras me dirigía al auto recordé a mi madre y a mi padre, por ese absurdo accidente decidí volverme neurocirujano.

Ellos murieron de una forma terrible y yo quería asegurarme de que ninguna familia sintiera ese dolor que tuve que soportar y principalmente ese vacío que dejo en mi pecho el saber que Dios los había abandonado cuando ellos más lo necesitaron.

Entro a mi apartamento y suspiro agotado, masajeo mi cuello y me dirijo con rapidez al baño para tomar una ducha rápida antes de irme a dormir, el agua está un poco fría pero así me gusta, no dejo de pensar en Irenne pobre chica a su corta edad pasar por todo esto y lo peor es no tener la certeza de cómo se librara de esto.

Solo espero que logre recuperarse sería una perdida muy triste para su familia, tan joven, en la cúspide de su juventud y tener que perderse las maravillas que este mundo le puede brindar.

Salgo de la ducha reviso mi celular, tengo varios mensajes de un par de chicas, 8 de Sara y otros de colegas invitándome a cenar pero ignoro todos. Necesito descansar no puedo salir, no me siento de ánimos y solo quiero dormir.

Me acuesto pero no logro dormir, ella no sale en ningún momento de mis pensamientos, quiero llamar al hospital pero sin que se den cuenta de que soy yo para evitar malos entendidos.

Al tercer tono contestas.

-Buenas noches emergencia.- contesta alguna de las recepcionistas.

-Buenas noches quisiera saber cómo se encuentra una paciente.

-¿Es usted un familiar?

-Lo soy.

-Pues me podría indicar que parentesco tiene con la paciente.

-Quiero saber sobre el estado de salud de Irenne García, soy un amigo solo necesito saber si está estable para ir mañana o dirigirme esta noche al hospital.

-Entiendo.- espero unos minutos mientras escucho como teclea.- Ella está estable, así que puede venir mañana.

-Gracias buenas noches.- cuelgo y suelto el aire que contenía ella está bien, afortunadamente recupero el sueño y no tardo en caer rendido.

Comentarios:

Todos los hilos de discusión: 7

Mari Martinez 20.12.2019, 01:24:05

Me gustó ojala la sigas

Marli Guerra 04.09.2019, 02:40:06

Hola..
No encuentro la historia?
Me encanta

Wandra Baez 30.04.2019, 07:21:41

Hola, haz parado la historia no la encuentro???

Leticia estrella de mar 26.08.2018, 02:11:25

Esta increíble, una buena historia esta por comenzar igual, gracias

Mariana RN 25.08.2018, 14:56:02

Es una buena historia es maravillosa felicidades

Mariana RN 25.08.2018, 14:55:58

Es una buena historia es maravillosa felicidades

Mariana RN 25.08.2018, 14:55:49

Es una buena historia es maravillosa felicidades

Books language: