7 Vidas

Capítulo 2: Algo falta

Cuando estos gigantes terminaron de hablar se miraron el uno al otro por un momento y después me llevaron dentro, subieron unas escaleras y en la última habitación que se encontraba hasta el fondo con la puerta cerrada me dejaron en el suelo y llamaron a la puerta golpeándola unas cuantas veces, después se escondieron en otra habitación observándome. Al otro lado de la habitación unos pasos comenzaron a escucharse y tras algunos segundos la puerta comenzaba a abrirse, del interior salió otra criatura enorme, pero de una dimensión menor a la de estas otras dos, ella tenía algo raro… Las otras dos personas parecían estar plenas y completas, pero ella no; al mirarla era como si le faltara algo, incluso podía olerlo su actitud era muy diferente a la de las otras dos personas, era mucho más… ¿Cómo decirlo?, deprimente.

Al mirarme ella no dijo una palabra, simplemente se agacho hasta el suelo miro mis ojos fijamente y con su mano dio unas cuantas palmadas sobre mi cabeza de forma gentil.

  • ¿Qué eres? – Le pregunté.
  • … Su boca balbuceo algunas cuantas cosas que no pude entender… -
  • ¿Estás bien? – Cuestioné ahora.
  • … Su boca nuevamente se movió pero no pude entenderle una vez más.

Ella sonrió de una forma falsa, se levantó y camino hacia el interior de la habitación dejando la puerta abierta, me invito a pasar y tras seguirla cerró la puerta una vez más, ella ni siquiera intentó buscar a los otros gigantes que me habían dejado pasar antes… Una vez que la puerta se cerró todo el ambiente cambio, la alegría que se sentía por fuera, fue como si simplemente nos abandonó y ahora todo era lúgubre, cuando miraba a esa gigante me hacía sentir triste, ella no parecía ser mala… “¿Entonces por qué este sitio es así?”

  • Sé que fueron mis padres quienes te dejaron… Aunque me intriga que no te hayas ido al haberte dejado solo allí afuera. Eres lindo.
  • Miau.
  • Jeje, me gustaría que pudiéramos entendernos… Seguramente piensas que este sitio es aburrido y terrible, lo lamento…
  • Miau.

Su boca se movía constantemente, pero no podía entender lo que ella decía, aunque algo en su voz me hacía sentir mal… Al mirarla y recordar lo que pensé antes, sobre que le faltaba algo recordé lo que me sucedió a mí, mi madre me ha abandonado y de alguna manera podríamos decir que también a mí me hace falta algo importante, quizás estamos destinados a estar juntos… Pues a ambos nos hace falta una pieza importante, solo que yo sé que me hace falta a mí y no sé qué pueda hacerle falta a ella.

Sin darme cuenta me quede completamente dormido, me desperté estando todo oscuro y pude ver a los gigantes de antes frente del lugar donde esta otra gigante más pequeña se encontraba, ella estaba dormida y ellos hablaban entre ellos mirándola de una forma algo preocupados, posteriormente la que parecía ser la mujer me tomo en brazos y acurruco su rostro sobre mi cuerpo, pude sentir como agua salía de ella y se metía en mi pelaje; esta familia tiene algo extraño, creo que a todos nos falta algo.



#5300 en Thriller
#2051 en Suspenso
#13069 en Otros
#1578 en Aventura

En el texto hay: gatos, suspenso, dolor

Editado: 28.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.