Aprendiz del Apostol

Capítulo 1: La Academia en Bonao

 Joe estaba en el asiento trasero del vehículo observando a la nada mientras su padre en el asiento delantero hablaba vigorosamente con su madre sobre como su hijo iría a la academia.

A sinceridad Joe no se sentía muy cómodo, salir de la ciudad donde nació solo para ir a una provincia que solo ha escuchado pero pocas veces ha visitado no era el cambio que querría tener ningún adolescente de 15 años, sus amigos y su antigua vida se esfumaría de la nada, pero, en fin, él no era de los chicos que se mortifican de la nada, si no podía vivir en su ciudad por un tiempo, Santo Domingo, capital de R.D., pues no significaba que sea para siempre, sus amigos pueden contactar con él por redes sociales, que no sean ñoños, en fin, puede que haya una nueva aventura aquí aunque no se irá a ilusionar tanto por si las moscas.

-Imagino que estarán contentos de que me voy por un rato ¿eh? -comenzó a preguntar Joe a sus padres interrumpiéndolos.

-Ay si, a ver si salimos de ti un rato- contesta su madre, Joe se ríe sabiendo que, aunque su madre siempre salta con respuestas parecidas, lo hace en bromas, ya que, en su corazón, por más impertinente que es Joe, sus padres viven por él, así como por sus hermanos.

-Los que estarán contentos son tus hermanos que usaran el espacio de la habitación que dejaste- interviene su padre también es broma. –si se atreven a usar mi cama juro que iré devuelta y le entro a palos- dice Joe ya algo en broma, pero también serio, sabía que sus hermanos menores son unos oportunistas, pero se hacían los santos delante de sus padres y siempre que tenían una disputa, sus padres le peleaban a Joe por ser el mayor.

-Cállate Joe- dice su madre, era una mujer de unos 5.5 pie de altura, morena y algo rechoncha, pero con curvas, le daba por la mitrad de estatura a Joe, pero cuando se enojaba, no hay santo que libre a Joe de su destino, igual su padre cuando se enojaba, era un hombre de unos 5.8 de altura, pero como todos los dominicanos de la vieja escuela saben, siempre ha disciplinado a sus hijos con castigos severos y como dice la biblia, a vara limpio.

-Unju-dice Joe – bueno, me han dicho que esta academia es la mejor donde van los que saben mucho de teología y sabe escudriñar la Biblia, sé que gané el concurso de mejores interpretación y debate sobre algunos temas, pero enserio esta parte alejarme de todo para entrar a una academia seguro a estudiar sin nada de diversión lo encuentro interesante.

-Esta es una buena oportunidad que tienes Joe- esta vez su padre habla –son pocos los dotados por el conocimiento de las sagradas escrituras, con el tiempo Dios podrá usar esa cabeza grande tuya y no solo estarás pensando en jugar con ese celular a cada rato.

-él es inteligente pero no le gusta usar su cabeza cuando es necesario-le sigue su madre- lo bueno es que siempre saca buenas notas.

Joe se queda callado, es cierto, él tiene una buena capacidad de pensar en todo, y tanto tiempo de ver y leer comics y manga japonés le ha demostrado que la vida no es tan interesante como lo que lee así que para que empeñarse a querer brillar? Se lo deja a otro, el solo hará lo necesario mientras tanto.

Estaban de camino a Bonao, municipio de la Provincia Monseñor Nouel donde siempre llueve cuando todos entran y cuando salen de ella, nadie se ha detenido a buscar porque Bonao es así de lluvioso en esa zona de entrada y salida, pero bueno, con este calor que hace en república dominicana, pues nadie se queja, Joe y sus padres seguían el trascurso en medio de la lluvia formada por esa pequeña nube hasta que en un rato soto volvió a estar seco.

-Joe, chequea el mapa a ver por dónde vamos-dice su padre.

–ok- dice Joe- estamos más de la mitad del camino ya, dice que aquí que en 300 metros doblemos a la derecha. La Academia Apostólica Monseñor Nouel (AMN). Se dice que es una academia que se ha formado grandes profesionales en todo tipo de carreras como una universidad, pero también tienen la fama de ser una de las 4 academias en ser las que desarrollan buenos intérpretes del libro número 1 del mundo, La Santa Biblia como también tener un gremio de personas que se denominan Club de Aventureros.

Los padres de Joe pertenecen a un credo que profesan el adventismo (creen en la 2da venida de Jesús) y que criaron a sus hijos con esa misma creencia, Joe siempre ha visto el libro de la Biblia como un tesoro lleno de historias interesantes como también conocimientos que pueden ser algo ilógico para la mente humana pero que deben tener algún tipo de descubrimientos ocultos, ha estudiado las diferentes denominaciones religiosas y ha determinado que en la que él se ha criado pues no tratan de lavarle el cerebro como hacen las demás y por eso sigue vigente en este tipo de cristianismo, sus padres lo ven como un chico despreocupado pero cuando ellos alejan sus ojos de él, demuestra su verdadero ser. Un investigador, siempre interesado en el conocimiento, con lo que se respecta al conocimiento de todo tipo de tema, él siempre tiene un dato en cuestión. Para Joe, todo conocimiento es poder y aunque sea lo básico debe tener en cuenta (él se cree Batman).

Entraron por una calle que se estrechaba cada vez que avanzaban y se convirtió en un sendero del tamaño suficiente para que pasara el vehículo.

Luego vieron un puertón lo suficientemente grande que se habría sola mientras ellos avanzaban, cuando entraron a lo que parecía la academia,

La academia presumía su belleza, tenía una estructura parecida a una universidad delante, Joe imaginó que en ese lugar es donde se tomaría las clases, luego se notaba el terreno gigante como para tener más de 5 torres si querían, aunque solo notaba 2 a lo lejos, dedujo que eran los dormitorios.

Cruzaron alrededor del edificio delantero, muy largo y ancho de hecho, Joe pensaba que sería algo pequeño como toda universidad privada del país, pero bueno, pronto tendrá que aventurarse en ella, veía muchos estudiantes en uniforme caminando, como sentados en el césped o en los bancos que se veía en diferentes lugares del campus.



Yoba

Editado: 16.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar