De la noche a la mañana

3- LA COMPRA DE MI CASA.

Me levante sin gana alguna y desayune tranquilamente. Me puse un pantalón vaquero normal y una blusa de tirantes de color amarilla con un escote bastante pronunciado. Una vez vestida y preparada salí a la puerta en ella me esperaba un taxi con mi futuro marido dentro.  Pase dentro del coche y hata que llegamos a la pequeña ciudad donde ambos vivimos ninguno pronunció palabra alguna. Nos bajamos del taxi y pagamos.  Después nos quedamos mirando un adosado. Era bastante grande con una patio delantero y trasero bastante amplios.  Tenía piscina y tres plantas,  la cocina era grande y los baños estaban bastante bien.  

-podemos darle nuestro toque,  unas capas de pintura los muebles que nos gusten y.. . Perfecta.

Lo mire pues desde que habíamos bajado del taxi esa habían sido sus primeras palabras.

-Estoy totalmente de acuerdo contigo esta es la indicada.

Como ya lo habíamos decidido pagamos a la persona correspondiente y pedimos taxis separados para ir a avisar a nuestras respectivas familias.  Debíamos mudar nos cuento antes pues una inspectora revisaría nuestra casa para asegurarse de que cumpliamos las cláusulas del contrato poco a poco.

Llegue a la puerta de mi casa del campo y avise a mis padres.  Estos me ayudaron a empacar lo que tenía allí no era mucho pues..  Cuando una se va de vacaciones tampoco se lleva la casa entera.  Cogi lo necesario y lo lleve a nuestra nueva casa.  Al llegar allí la familia de Jesús estaba en la puerta admiraban la vivienda desde fuera. Cogí una de mis cajas con ropa y pase entre ellos. Al entrar la deje en una esquina y subí las escaleras para buscar la que sería nuestra habitación. Ahí estaba grande, con una cama de matrimonio y dos vestidores. Todos los muebles eran viejos y claramente me negaba a dormir ahí pero.... Quedaba día para comprar lo que hiciera falta.

Baje de nuevo las escaleras y avise a mi familia de que dejara las cajas en el gran recibidor. Ya me encargaría más tarde de colocarlo todo en su sitio. Fuimos con nuestras familias a comprar los muebles, la cocina estaba decorada moderna, recién restaurada así que no haría falta poner ningún mueble más. Al igual que los baños que tenían incorporados hasta yacuxi. Sin embargo compramos un sillón, mesas, camas, colchomes, estanterías para libros, el interior del vestidor y millon de cosas más. Una vez compradas fuimos a llevarlo a nuestro nuevo hogar, los hombres de la tienda se encargaron de montarlo todo en menos de dos horas. Todo quedo perfecto y ya pasaba de ponerme a colocar cosas, asi que pedimos unas pizzas y cenamos todos juntos. Resulta que Jesus tiene dos hermanos mas y una hermana. Yo los habia visto ese mismo dia en la puerta pero no me los habian presentado como era debido. Asi que despues de la cena y la despedida de nuestros familiares fuimos a dormir. Recuerdo perfectamente ese momento incomodo. Los dos nos cambiamos en nuestros vestidores auqnue primero tuvimos que abrir cajas y revisar donde se encontraban nuestros pijamas. Entramos al baño en orden, yo segunda y despues de hacer mis necesidades y realizar tres respiraciones profundas sali . Alli estaba el , sin camiseta parado delante de la cama.

-¿Que lado prefieres?

La pregunta me pillo por sorpresa pues no esperaba que esas fueran sus primeras palabras desde que nos quedamos solos. Tarde unos minutos antes de responder.

-Me da igual.

Despues de mi respuesta el se acosto en el lado izquierdo y yo intui que a mi me tocaba el derecho. Cogi mi almohada y me acoste lo mas separada posible de el. Por diso estaba sin camiseta!!!! ¿que podia hacer en ese momento? pues yo opte por quedarme quieta y abrazar la almohada todo lo fuerte que podia. Al final cai rendida por el agotamiento sin darme cuenta.

 



Solo me expreso

#18306 en Novela romántica

En el texto hay: amor amistad familia

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar