El Beta

Capitulo 3

Alexander

Al pensar en que ella podría ser su madre lo descarte de inmediato, puede que ella sea mi mate pero y si lo rechaza... el solo pensar en la posiblidad se me ponen los pelos de punta, no soportaría ver triste a Dani.

-Papi ¿ella? - la señalo 
-Es una amiga hijo - se la quedó obserbando unos segundos para luego sonreir
- Es linda papi - una sonrisa tambien apareció en mi rostro por esas tres palabras que dijo mi hijo hacia mi mate 
-Lose, ¿Quieres saludarla? - el me miro para asentir - bien, pero primero tenemos que despertarla 
-Beshitos papi - dijo haciendo la imitación de un beso con sus labios 
-La quieres despertar con besos - lo mire
-Shi mushos beshitos - solte una pequeña risa y me dirigí a la cama con mi hijo, lo sente cerca de mi mate y el se acerco más a su rostro para dejar un beso en su mejilla, vi como mi mate se removió en la cama, mi cuerpo empezó a temblar de lo nervioso que me estaba poniendo ¿cómo reaccionaría?

Camila

Estaba durmiendo placidamente cuando sentí que la cama se undía, y alguien dejaba un beso en mi mejilla, eso hizo que me empezará a despertar para ver quien fue la persona que me dio ese beso, mis ojos se fueron abriendo poco a poco acostumbrandose a la luz, mi vista se enfoco en unos pequeños ojos verdes que me miraban, era un pequeño, y uno muy lindo.
- Hola - su manito se agito frente a mi, no pude evitar sonreir, los niños eran mi adoración,
-Hola pequeño - me sente en la cama en forma de indio, para luego estirarme un poco. 
- papi dijo que elas su amiga - ¿papi? Alce mi vista para encontrarme con la mirada de él, no me habia percatado de su presencia hasta ahora, sus ojos se encontraron con los míos y pude ver en ellos un poco de ¿miedo?, pero porque 
-Si pequeño somo muy buenos amigos - le conteste mirandolo con ternura, ya hablaría con él mas tarde, debo de dejar de referirme como él, debo saber su nombre - gracias por despertarme con tus besos - me acerque a su mejilla regordeta y le deje un pequeño beso, me aleje y mire como su rostro se tornaba rojo, pero que adorable era.
- Hijo - lo llamo su padre - ¿quieres jugar con tus legos?
-Shi papi - su pequeño rostro aún estaba rojo, su padre lo ayudo a bajar de la cama y se dirigio a un caja para regar su contenido en el suelo y empezar a jugar, mi vista volvió a dirigirse a él.
-Así que tienes un hijo - el también me miro 
-Si pero no es lo que tu crees - hizo silencio un momento - te voy a contar todo, quiero que me escuches sin interrumpirme ¿si? - asiento - está bien, pues verás... - pero antes de que siga lo interrumpo
- Esperá - el me miro reprochandome con la mirada - lo siento es que nose tu nombre - el se golpeó la frente con la palma de su mano 
- Que tonto soy como pienso contarte de mi vida si ni siquiera sabes mi nombre ni yo el tuyo - su mirada me pedía disculpas - Soy Alexander Smith, me podrías decir el tuyo
- Yo soy Camila Stone - le sonreí
- Camila - surruro mi nombre - muy lindo, me encanta 
Sentí como mis mejillas se calentanban 
-Ahora que ya nos conocemos un poco más, empezaré, sin más interrupciones esta vez - me dijo con una ceja alzada yo solo solte una pequeña risa.

Alexander

-Bueno, supongo que querras saber donde nos encontramos no es así - ella asintió - estamos en una manada, la manada Luna Creciente, todos los que vivimos aquí somo Hombres Lobos, los lobos estamos dividos en ragos el alfa que es el que guía a la manada y la protege, el beta la mano derecha del alfa, los deltas que son los guerros de la manada y por último los omegas son los más débiles pero eso no los hace menos importantes, todos los lobos tenemos un mate nuestra pareja eterna que nos otorga La Diosa Luna que es la madre de todos los lobos, cuando la encontramos no sentimos un olor único que nos vuelve locos,  nos sentimos completos, y solo amaremos a esa persona por el resto de la eternidad - pare un momento y la miré, tenía una mirada que decía "es en serio lo dices" - se que dije que no quería interrupciones pero puedes preguntarme lo que necesites 
- ¿En serio eres un hombre lobo? - soltó
- Si puedo demostrartelo, pero no quiero que me temas
- Pero ¿cómo?, no se supone que son un mito - asientó
-Es lo que necesitamos que crean, te imaginas que sepan de existimos, sería todo un caos - puse mis manos encima de las suyas - quiero que mires lo que va a suceder 
Ella bajo su mirada a nuestras manos, poco a poco mis garras empezaban a salir, alce mi rostro para que ver el suyo, mostraba sorpresa.
-Vaya, es.. es impresionante -dijo mientras mis garras volvian a su lugar 
-No estas asustada - ella negó
- Eres único - sus palabras me tomaron por sorpresa 
*Escuchaste lo que dijo*- hablo mi lobo aullando de felicidad 
*Fuerte y claro* conteste con la misma felicidad 
- ¿Yo soy tu mate? -preguntó timida y sonrojada 
- Si, eres mía solo mía - dije posesivo, su mirada bajo con verguenza 
-Ei no bajes la mirada ¿si? - asintió, de pronto su mirada cambio
-¿Cómo se llama? - fruncí el ceño confundido
- ¿Quién? - pregunte 
- El pequeño - oh ya entendí
-Se llama Daniel - mi vista se dirigió a mi hijo que estaba ajeno a la conversión, el estaba concentrado en sus legos - es mi hijo - volví a mirarla- pero no biológicamente - ella movió su cabeza a un lado confundida - su madre era mi mejor amiga pero múrio en un ataque que sufrió la manada de su mate, hace dos años, lo amo aunque no tengamos la misma sangre. 
-Lo siento mucho - su mano se poso en mi hombro dandome apoyo 
-No te preocupes - puse mi paso encima de la suya - ahora que te conté un poco de mí tengo dos preguntas que hacerte 
-¿Cúales? - me miro 
- ¿Te quedarás o quieres irte de aquí? 
Ella parece meditarlo por un momento 
- Después de todo lo que me has contado me es imposible querer irme, un parte de mi me dice que debo estar aquí contigo, así que me aferrare a eso y me quedaré - cuando terminó de hablar no pude evirtarlo y la abrace
- Gracias -susurre- pero aun tengo una pregunta que hacerte 
- Dime - dijo soltando una risa 
- ¿Quieres darle la oportunidad a este lobo de conquistarte? - la mire con los ojitos de cachorro 
- Con esos ojitos no puedo resistirme - solte una risa 
- Eso es un ¿si? 
- Es un si



Nua

#8157 en Fantasía
#3674 en Personajes sobrenaturales
#1645 en Magia

En el texto hay: amor, bebes, guerras

Editado: 31.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar