Katawa Shoujo: Verano en Escocia

Acto VIII. Miedo

Mis ojos se abren después de un tiempo, no sabría decir cuánto tiempo pasó, todo lo que recuerdo es haberme desplomado en medio de la calle después de comprar el anillo de Lilly.
 Puedo ver que estoy solo, en una habitación simple, con una ventana que apunta hacia una hermosa pradera.
  Bajo mi mirada para ver que mi cuerpo está con cables, otra vez. Estaba en un hospital.
  Veo mi chaqueta al lado en una silla y me apresuró a tomarla notando que la caja seguía ahí, perfectamente empacada. 
  Es un alivio, quiere decir que Lilly aún no sabe sobre la propuesta o el anillo. Tampoco hubiera deseado que lo descubriera de esta manera.

Mis pensamientos se ven interrumpidos cuando veo un hombre mayor, aunque no tanto como el joyero, entrando por la puerta con una sonrisa simple.
 —Nos alegra de haya despertado joven Nakai— dijo en un perfecto inglés, el cual me esforcé un poco por entender, posiblemente porque acabo de despertar.
 —Si bien no fue grave, pasaras el día de hoy aqui— anotaba algo en su expediente. —Unas personas están esperándote afuera, las haré pasar—.
 —¡Hisao!— Lilly se acerca, con sus manos delante de ella hasta que puede sentir como tomo sus manos. —¡Idiota! Me tenías preocupada— sus lágrimas caen mientras no deja de abrazarme.
 —Lo lamento..— acaricio su cabello. —No quería preocupar a nadie— alzó la mirada para ver a Akira y Hanako con notoria preocupación en su rostros, pero aliviadas de verme despierto.
 —¿Que hacías solo por el Centro?— la mirada al igual que la voz de Lilly es sería. 
  En ese momento me percato de dos cosas, necesito inventar una excusa y que, debido a los nervios, olvide tomar mis medicinas la noche anterior. Eso fue realmente estúpido e irresponsable de mi parte.
 —Les pedí a tus padres que te avisarán que saldria— suspiro y tomó su mano —Tenia curiosidad por conocer la ciudad y además comprar algo para llevarnos— Mi explicación es lo suficientemente creíble para que las tres chicas a mi al rededor sonrian, aunque Lilly lo hace de una manera forzada.
 —Procura avisarme la próxima vez— Resopla mientras pone una mano en mi mejilla —no quiero que nada te pase—.
  Sus palabras vienen acompañada de un suave y corto beso. —Llamare a mis padres para contarle que estás bien— sonríe y se dirige fuera de la habitación.
  Hanako y Lilly me miran como si supieran que lo que había dicho no fue lo que pasó en realidad.
 —Dinos la verdad Hisao— suspiro Hanako. Me habían atrapado por lo que no puedo hacer más que contarles la verdad para luego abrir la pequeña caja que se encontraba en mi chaqueta.
 —Sshhh..— Akira cubre la boca de Hanako, quien estuvo a punto de gritar de emoción. —Se supone que es una sorpresa— réplica sonriente.
 —Asi es— vuelvo a guardar la caja —pero no quiero dárselo ahora— ambas asienten entendiendo mis palabras, siendo ese mismo instante donde Lilly regresa.
—Mis padres te envían saludos y desean que salgas pronto— sonrie como siempre —Se los agradezco mucho— replicó amablemente. 
  —Ademas..— agrega juntando sus manos —estuvieron de acuerdo en que me quede contigo esta noche— finalizó su comentario con una sonrisa.
  Hanako y Akira me lanzan una mirada cómplice, como si me dijeran “Aprovecha está oportunidad”.
  Respondo con una sonrisa nerviosa, a decir verdad me siento un poco culpable por abusar de la ceguera de Lilly de esta manera.
  —Entonces supongo que yo y Hanako volveremos a casa antes que sea más tarde— Akira sonríe llevando sus manos a los bolsillos.
 —Asi parece— agrega Hanako —Por favor avisen si necesitan algo o tienen problemas— sonríe con calidez.

Ambas se despiden de nosotros quedando solo con Lilly a mi lado, la cual se encuentra sentada en un silla muy simple y leyendo un libro en braille. Supongo que ella tenía planeado esto apenas se enteró lo sucedido.
  —Uhm Lilly..— mi voz para con ella se oye más sería de lo habitual. —Tengo que decirte algo— resoplé mientras ella toma mi mano.
 —¿Sucede algo malo Hisao?— su tono es de preocupación.
 —Tengo miedo..— mi voz es casi un susurro.—cuando tu madre menciono lo del matrimonio, me aterró la idea de fallarte o que algo me pase— la mano de Lilly presiona la mía, mientras escucha atentamente. —Hisao..— la voz de Lilly suena sorprendida.
 —Quize salir para pensar— suspiré, en parte sabiendo que no es toda la verdad.
  Lilly solo se acerca a mí y me da un corto y cálido beso. —Eres un verdadero tonto Hisao— Resopla con una sonrisa. —Casados o no, yo te amo y te amare a pesar de todos los obstaculos— sonríe mientras se acurruca en mi pecho.
  Su suave cabello se siente realmente bien sobre mi pecho al descubierto. No hago más que acariciar su cabello mientras ella cierra sus ojos, notoriamente satisfecha y cómoda.
 —Hisao..— su voz suena tímida mientras permanece en mi pecho —Yo también tengo miedo..— a decir verdad las palabras de Lilly me sorprenden. 
—a pesar de que no le doy importancia, me preocupa que mi condición cause problemas en nuestra relacion— su voz suena como un timido susurro —o inclusive que no pueda ser de ayuda cuando lo necesites—.
  Puedo ver y sentir la preocupación reflejada en su ser, notando como sus ojos se tornan vidriosos, y su voz se corta debes en cuando.
 —No quiero ser un problema para ti Hisao..— suspira con ligero un sollozo.
 Sonrió y abrazo a Lilly mientras su rostro se acurruca en mi pecho. —Jamas vuelvas a decir eso..— repliqué —Nunca fuiste y nunca serás una molestia para mi Lilly. Yo te amo..— la tenue luz de la lámpara que se encontraba sobre una mesa, me permite ver cómo mis palabras provocan lágrimas de alegría en los ojos de Lilly, acompañadas con una amplia sonrisa. —Te amo tanto Hisao—.

La noche transcurre tranquilamente después de ese momento.
  Somos despertados por el sonido de la puerta que se cierra detrás del mismo hombre de bata blanca de ayer.
 —Luces mejor Nakai— sonríe conforme —Supongo que ya podemos dejarte volver, pero no olvides tus medicaciones— sus palabras son firmes y serías, pero antes que pueda responder, Lilly lo hace por mí.
 —No se preocupe— suspiró sonriente —Me ocuparé de que nunca lo olvide—.



Richard C

#727 en Fanfic
#1968 en Otros
#430 en Humor

En el texto hay: comedia, amor, reencuentros

Editado: 04.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar