Lo Último Que Sabrás De Mí

Capítulo Tres

Capítulo III:

 

Lo ocurrido antes nos llevó a decir que era la última vez que lo intentábamos, pero era inevitable no sentir algo y no querer tanto estar juntos. Existió en él y en mí desde un inicio una conexión que como dijo alguien, éramos como el imán y el metal, una atracción y conexión, sin importar lo que pasamos queríamos estar juntos.

Tres meses después me pidió que fuese su novia. Y acepté. Sin duda alguna quería intentarlo con él nuevamente. Construimos un castillo, que ambos gobernamos juntos, escribimos muchos más momentos, sin importar la distancia, aunque en ciertas ocasiones la odiaba, quería poder abrazarle o estar nuevamente con él. Y que tras separarnos pasó más de cinco meses en que no nos volvimos abrazar debido a las situaciones actuales de todo el mundo. Lo extrañaba mucho.

Tuvimos algunos problemas, muchas nos llevaron a pensar que sería el final.  Incluso a dudar, me preguntó muchas veces si existía alguien más. No existía nadie más en mi mundo y corazón más que el, intente hacerle sentir seguro de ello… pero creo que no lo logré completamente.

Confianza, para comunicarnos mejor y compartir mucho más, así fuese de manera virtual. Teníamos problemas en los cuales ninguno daba el paso para disculparse o hacer las pases y hablar. Nos ganaba el orgullo, pero daba el paso para hablarnos, y el igual lo hizo.

El temor que de un principio tuve aún seguía en mí, perderlo, como leí una vez... Uno de los riesgos a enamorarse es perder a ese ser que amas.

Habíamos cambiado algunas cosas con un poco más de madurez. Incluso nos acercamos un poco más, buscamos muchas soluciones que nos podrían ayudar a mejorar… pero… volvimos como a un inicio, mejorábamos, pero luego de parte de ambos, nos deteníamos.

Uno de ellos fueron sus actitudes, en ciertas ocasiones decía algo y me lastimaba, era claro que existen formas para expresar, pero muchas veces quizá no pensaba el decir las cosas.  Otro de ellos fue mí desconfianza. Desconfianza que permití que incrementara con el tiempo.

Una noche mientras hablábamos ocurrió algo. Anteriormente conocí a un chico, el al igual que a mí nos gustaba el tipo de música electrónica, nos conocimos por un compañero, era agradable y nos hicimos amigos, se lo comenté a mí novio para que no existiese un malentendido luego o algo parecido, algo que ambos pedíamos que no existiesen mentiras, ni ocultarnos algo en la relación. Luego me di cuenta que el chico también tenía intenciones secundarias, puesto que en mí salón asistía una chica que le gustaba, la cual muy poco conocía por algunos amigos. Existían personas a las que me acercaba, pero en realidad no eran tan sociables como creía. Me pidió ayuda para acercarse, lo hice. Pero la friendzone lo acogió dándole la bienvenida, la chica ignoraba sus intenciones, no le interesaba.

En ese tiempo se alejó. Días más tarde se acercó a mí saludando, fue cuando se nos ocurrió la idea de hacer un proyecto de videos juntos. Me pareció buena idea y acepté, pero tuve luego que decirle que no ya que el tiempo entre mis clases virtuales, me mantenía muy ocupada. No le preocupó, él ya tenía un canal y prosiguió con lo que le gustaba.

Volviendo esa noche que hablaba con mi novio, me preguntó si conocía una cuenta que me mostró, efectivamente era el chico con el cual haría el proyecto.

Me comentó que ciertas personas le hicieron comentarios sobre “algunas etiquetaciones” de mí y aquel, que no eran para nada de amigos. No recordaba alguna etiquetación pues lo considere un buen amigo, y hablábamos en ocasiones, pero siempre ponía un límite, pues respetaba mi relación. Además, que él no era tan cercano.

Mi novio estaba un poco molesto conmigo por aquello, le entendía. Le expliqué la realidad, pero no sé qué ocurrió cuando me confesó que me había engañado con una persona la cual era muy cercana a él, durante mucho tiempo, releí muchas veces aquel texto enviado por el, y me daba cuenta que no había leído mal, eso decía allí.

Tiempo atrás ocurrieron sucesos con esa persona muy cercana a él, recibí muchos comentarios, pero soy de las personas que no me dejo llevar por comentarios de los demás, pero su confesión fue creíble en ese momento porque yo también veía ciertas cosas, pero realmente confiaba en él… mi confianza dejó de existir en ese instante.

Explicar el dolor que sentí en aquel momento es realmente difícil, como él dijo… ‘engaño’… me sentía engañada.

Dos días transcurrieron en que no supe que hacer, dos noches en que tenía una pelea en la cual mi corazón me decía que mintió, mientras mi mente me decía que era la verdad… Estaba completamente confundida, no le permití explicación esa noche pues me llené de rabia y dolor. Y terminé con él.

Hablé con el luego de desbloquearlo, lo único que pedía era la verdad…

Creer en lo que decía mi corazón porque solo fue una excusa barata que busco en el momento, ¿Por qué lo hizo?, es algo de lo que dudo actualmente. De esa razón para mentirme, quedamos en un 12.5% de ambas partes, que era la cantidad de posibilidades para volver a estar nuevamente juntos.

Un porcentaje al cual mi corazón se aferraba….

Creí y confíe en que podíamos lograrlo.

Algo que te hace sufrir tanto es tu mente, y los pensamientos que causa. Inventarse esa excusa causó acabar con la confianza que tenía en él, por más que noches enteras me obligaba a creerle era imposible. Y era cuando mínima actitud de él, o acción me hacía dudar de mil maneras, e involucraba completamente aquella persona cercana de él, que fue una gran amistad para él.

Amistad que me dijo que terminó para no afectar nuestra relación. Aún sabía que guardaban comunicación, por ciertos asuntos escolares. Y eso lo entendía, pero de igual forma me sentía insegura.

Lo platiqué con el más adelante, fue donde me dijo que para él era difícil alejarse de esa amistad tan importante, lo entendía, pero muchas veces quería que el me entendiese a mí, y sé que nunca lo hizo, no tanto. Quisimos seguir juntos, lo hablamos justo una madrugada del día veintitrés del mes, fecha en la que nos hicimos novios la primera vez, me alegré mucho pero luego me di cuenta que quizá no sería capaz, muchas veces me sentía mal porque algunas ocaciones ponía en tela de dudas cosas que el me contaba, algo que no me dejaba en paz, me inventaba excusas para que el no sospechara, quizá algún problema en casa o con mi mejor amiga, quien era mi única amistad cercana. Y lo pensaba.



Perfect Sky

#802 en Otros
#211 en Relatos cortos

En el texto hay: historia real, un gran amor

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar