¡no puedo enamorarme de ti!

Introducción

No pudieron mandarme a otro país donde no se burlaran de mi nombre, al fin y acabo hijo del rey tenia que ser.

Tengo 23 estudio en un instituto universitario; en mi primera clase fue cuando la vi, lucia tan hermosa, cálida y tierna, tenía ganas de hablarle; al parecer leyó mi mente por que río picaramente, tomo sus libros, se acerco a mi y me dijo:

-Hola me llamo Svetlana, ¿Y tú?-

-Zarek- respondí sin mucha emoción, con un tono grave y molesto.

Como Hubiese deseado que ese día no llegara nunca, fue mi maldición y el principio de esta guerra de mundos.

 



Nez

Editado: 17.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar