Sangre especial

Capitulo 6

Me desperté en una cama muy linda de color negra, y una habitación de color negro, que está toda a oscuras y tiene el cielo estrellado, pintado. 

Me trate de levantar, pero no pude porque estaba muy débil mí cuerpo. 

 

En ese momento siento como mí piel se eriza y mis ojos color avellana se iluminan haciendo que sean azul ártico, mis ojos de una forma muy extraña que muy pocas veces me había pasada. Varios recuerdos viene a mí mente, que no son míos, son de Emili. Ella está peleando con un tipo muy alto de ojos negros, pelo negro carvon y piel color caramelo, ropaje antigua,  ella párese amarlo, por la cara con la que lo ve a ese tipo, de la nada aparece una bruja que al parecer controla al tipo que está peleando con Emili.

En ese momento siento que abren la puerta de la abitación, y hace que no pueda seguir viendo ese recuerdo de guerra de Emili. 

Me asusté tanto que salte de la cama. Y me fui muy rápido atrás de la puerta, fue una rapidez que asta yo desconocía de mí misma.

Cuando empezó a entrar esa persona que no podía ver porque estaba de espaldas. Lo agarre del cuello y lo tiré al piso de cara, le quite la capucha y lo di vuelta para poder verle la cara. Era Víctor, por la ropa que tenía, porque nunca me avía dejado ver su rostro, tenía los ojos negros, pelo negro carbón y largo y la piel blanca como la leche. 

Le pegue una patada en la cara y salí corriendo, por qué me hacía acordar mucho al sueño que tuve de Emili, y si es ese mismo tipo va a querer lastimarme como a Emili, y si le decía que tenía que irme no me Hiba a querer dejar ir. En lo que salí corriendo me encontré con Cristóbal en el camino, me vio la cara que tenía de asustada y me agarró en sus brazos y me abrasó, yo lo empuje, porque sabía que me iba a querer detener. Corrí asta las escaleras quise bajas corriendo pero me tropecé por escuchas la vos inconfundible de Emili, caí rodando, al llegar al final de las escaleras me levanté como si no hubiese pasado nada, pero sentía el cuerpo destrozado.

Salí corriendo escuchando la vos dulce de Emili, que decía solo mí nombre "Tiara" y eso me impulsaba a buscarla, a pesar del dolor que sentía en todo mí cuerpo. Empecé a escuchar más fuerte la voz de Emili. La voz proviene de una puerta al parecer muy antigua de madera de pino. Tenía un candado, que tenía clave para abrirlo, en ese instante escuché la voz dulce de Emili otra vez.

 

Emili: treeeesss, seeeiiiisss, nuuueeeveeee. — dijo la voz dulce de Emili que al parecer provenía de mí mente —.

 

Narra Tiara

 

Puse los dijimos que me dijo Emili y empuje con una fuerza que desconocía la puerta y se abrió, entre corriendo a la abitación y hay había una daga flotando en medio de la abitación, la voz de Emili, me indico que la agarrará, que Hiba a terminar de ver los que pasó. La agarre a la daga y se convirtió en una hoz gigantesca y mí piel ce erizo de vuelta y mis ojos color avellana se iluminaron y se transformaron de azul ártico, tal colo la primera vez.

De la nada empezaron a terminar de venir los recuerdos de Emili a mí mente. Ella estaba llorando y peleando al mismo tiempo con aquel tipo. Tienen una pelea incesante, pero de un momento Emili y aquel tipo que está siendo influido por la bruja. Dejan de pelear y se dan la vuelta. En ese momento la bruja surge una herida, por alguien que al parecer era un cazador de capa con capucha roja asta el suelo. 

Emili: gracias, elegido. — le grita Emili entre lágrimas, intentando sonreír, pero no podía y volviendo a pelear con aquel tipo de ropaje antigua —. 

 

Elegida: llámame Francisco — le dijo el joven cazador—.

 

En ese momento llega otro tipo también joven, que párese ser un ada hombre, no es como el de los cuentos de las adas, que son diminutas y de colores bebé. 

 

Emili: gracias por venir, Julio. — le grita Emili, mientras pelea y llorá —. 

 

Francisco y Julio se encargan de la bruja. 

 

En ese momento, siento una puntada en el pecho, mira hacía adónde está Emili y en ese momento Emili fue atravesada por la espada de aquel tipo muy parecido a Víctor. Ella antes de perder el conocimiento, Emili, transforma la hoz en una espada negra con Roja y se la atraviesa en el pecho a el hombre que ama, para que no siga haciendo daño.

 

Tiara: nooo, Emiliiiiii. — le gritó, esperando que me escuché, pero no puede, porque es un recuerdo de ella —.

 

Narra Tiara

 

En ese momento siento que alguien me zamarrea. Abro los ojos y es Víctor. Me asusto y lo abrasó sin querer. 

 

Tiara: perdón. — dije a penada —.

 

Víctor: ¡Porqué!. — sorprendido —.

 

Tiara: por la patada, creí que eras otra persona. — dije a penada —.

 

Víctor: no pasa nada. Quien pensaste que era. — esperando me respuesta —.

 

Tiara: pensé que eras, el tipo que mato a Emili Castillo. — dije preocupada —.

 

Víctor: ¿Tu como sabes de Emili Castillo?. — confundido —.

 

Tiara: ella es mí vida pasada. — le dije segura —.

 

Víctor: ¿Como estás segura que ella es tu vida pasada?. — dijo interrogando me —. Aunque se párese mucho —.

 

Tiara: ¡Tu la consiste!. — emocionada y sorprendida —. Entonces sabes que la mato el hombre que amaba. — le dije interrogando lo —.

 

Víctor: no la conocí, pero dicen, que era muy oxtinada y vengativa. — dijo seguro —.  

 

Tiara: yo no la conozco mucho, pero si hubiese sido vengativa, hubiese matado a ese tipo que amaba por traicionarla desde un principio y sin llorar en la pelea. — le dije defendiéndola, al mismo tiempo que lo soltaba de que lo estaba abrazando —.

 

Víctor: ¿Como sabes de la pelea de Emili Castillo y hechicero oscuro?. — interrogando me —.

 

Tiara: porque ella me dejó ver sus recuerdos y también serían mis recuerdos, bueno al menos ese recuerdo me dejó ver. — dije respondiendo su pregunta —. Además ¿Por qué me preguntas tanto?. — confundida por tantas preguntas —.



Tifi Slobodzian

#4609 en Fantasía

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, casadores

Editado: 27.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar