Castillo de ilusiones: algo parecido al amor

Introducción

Londres, principios de abril de 1723, año de nuestro Señor.

Sabía que no era buena idea, pero su curiosidad era más fuerte que su débil conciencia. Había escuchado sobre el nuevo prototipo presentado el año anterior y ahora que tenía la oportunidad de verlo no pensaba desaprovecharla. Estaban en el baile de uno de los miembros de la Royal Society[1], quien presumió ante sus invitados que tenía en resguardo el magnífico reflector newtoniano parabólico[2] diseñado por John Hadley[3], el mismo que fue presentado dos años atrás ante la sociedad de la que era miembro.

Todo el mundo mostró su asombro, pero solo ella sintió verdadero interés por el objeto. Para una amante de las estrellas como ella, ese telescopio era una tentación demasiado grande. Así que cuando la orquesta comenzó a tocar y el centro del salón se llenó de parejas, ella se escabulló de los ojos de su guardiana y se encaminó hacia la puerta que daba a los jardines. El telescopio estaba en otra de las salas de la planta baja, por lo que esperaba poder acceder por la puerta que daba al jardín —porque tenía una, ¿verdad?—. Tal vez si hubiera dedicado unos segundos más a su impetuoso plan, se habría dado cuenta a tiempo de lo inconveniente de este y no cuando el escándalo casi se cernía sobre ella.

¿Pero cómo iba a imaginar que el salón del telescopio iba a estar ocupado por alguien más? ¿Y que ese alguien iba a ser un caballero con las manos demasiado largas? No tenía manera de sospechar que el caballero en cuestión estaba esperando a su amante bajo el amparo de la oscuridad. Tampoco que apenas atravesara las puertaventanas iba a ser asaltada por este en un beso avasallador que momentáneamente le robó la capacidad de pensar. Señor misericordioso, nunca nadie la había besado así. Nunca la habían besado, a decir verdad. Tal vez por eso, en lugar de apartarse de un empellón y abofetear a su asaltante como correspondía, respondió a ese beso con toda su apasionada inexperiencia.

Sin embargo, su imprudente comportamiento terminó en cuanto sintió que las manos del caballero buscaban algo más que su cintura y espalda. Entonces sí lo apartó de un empujón y huyó hacia el jardín. Allí se encontró con su padre y la señorita Reed —su dama de compañía y guardiana—, quienes la buscaban con la preocupación grabada en sus rostros.

Nunca les dijo lo que ocurrió en ese salón, solo que había ido con la intención de ver el telescopio. Su padre se puso furioso por los peligros a los que se expuso y le hizo prometer que se comportaría como cualquier otra jovencita de su clase.

Promesa de la que, con el tiempo, se arrepentiría amargamente.

 

                                                      

[1] Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural. Es la sociedad científica más antigua del Reino Unido, según la Enciclopedia Británica también es la sociedad científica nacional más antigua del mundo.

[2] Telescopio reflector creado por Hadley a partir del prototipo presentado en 1672 por Isaac Newton.

[3] Fue un matemático y astrónomo inglés creador también del octante, un aparato astronómico de uso náutico.



Jari Grand

Editado: 05.12.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar